CatOrigen recupera el cultivo tradicional de la patata en 8 comarcas catalanas

El proyecto une el producto de proximidad con los valores de sostenibilidad y respeto al agricultor
catorigen

La patata es – desde los famosos suquets hasta trinxats– un ingrediente básico en la cocina catalana más tradicional. Un tubérculo que no pasa de moda. Sin embargo, Cataluña no destaca por los volúmenes en producción de patata local. Por eso, la empresa CatOrigen se propone que el consumidor pueda disponer de forma regular, de junio a diciembre, de patata de proximidad y de calidad, procedente de cultivos de pequeños agricultores de ocho comarcas catalanas. Las primeras cosechas de CatOrigen ya se encuentran en supermercados y comercios minoristas.

«CatOrigen nace para poner en valor nuestro patrimonio agrícola y gastronómico, ofreciendo a los consumidores producto de proximidad, de la máxima calidad y priorizando prácticas sostenibles y socialmente justas», explican los impulsores del proyecto.

Los hermanos Sandra y Borja Casamitjana, herederos de una tradición familiar de casi ocho décadas en la producción y comercialización de patatas y cebollas, son los impulsores de CatOrigen. “El producto estrella es ahora mismo la patata. Existe una demanda en este sentido y queremos que CatOrigen sea el referente en patata catalana. También queremos introducir las cebollas y los ajos, y recuperar el protagonismo que en otro tiempo tuvieron estos productos con los cultivos tradicionales”. Para avanzar en este proyecto, los hermanos Casamitjana han llegado a acuerdos de colaboración con agricultores que ahora reanudan el cultivo de este tubérculo, de ocho comarcas repartidas por las cuatro provincias catalanas: Baix Ebre y Baix Camp,  Maresme, Vallès Oriental y Baix Penedès, la Selva, Noguera y Cerdanya.

“Nuestro objetivo es potenciar al agricultor, apoyando a pequeños productores en su planificación y durante el proceso de cultivo y la cosecha. Les garantizamos una distribución óptima a nivel local”. CatOrigen cuenta ahora mismo con una superficie de cultivo de 25 hectáreas que aporta regularidad de producto durante la temporada, de junio a diciembre. “De cara al próximo año, nos gustaría añadir otras tres comarcas. Sin embargo, queremos dar valor al producto, ofreciendo calidad al consumidor y rentabilidad para el agricultor”, recuerdan de CatOrigen.

Recuperar sabores tradicionales

Los impulsores de CatOrigen apuntan que en el proceso de acompañamiento al agricultor “suministramos las variedades que mejor se adaptan a nuestra cocina, tratando de recobrar la memoria de aquellos sabores de antaño”. En este sentido, CatOrigen se centra en la variedad Amarin. “Es un tipo de patata de carne blanca, gustativamente muy buena y melosa, y óptima en estofados, suquets, asados y tortillas. Es una variedad parecida a la kenebec tradicional pero más moderna. Se adapta mejor a los tipos de cocción actuales, conserva el sabor tradicional y, a la vez, ofrece mejor rentabilidad. También se conserva muy bien”·
Las prácticas agronómicas de CarOrigen están avaladas por certificados independientes (Globalgap y GRASP) de buenas prácticas agrarias y sociales.
 
Primeras cosechas CatOrigen

En los supermercados y comercios minoristas ya se han podido adquirir las primeras cosechas de patata nueva de comarcas de Tarragona (Baix Ebre y Baix Camp), que abren la temporada en Cataluña. «Y ahora mismo tenemos en el mercado las cosechas de Barcelona (Maresme) y la Gerona (la Selva)». Las patatas de CatOrigen se presentan en sacos de tejido de arpillera tradicional con un contenido de 3 Kg. Además, «cada comarca tiene su propia etiqueta y a través de un código QR se puede acceder a la información sobre el origen del producto», puntualizan.

Empresa familiar pionera

CatOrigen es una empresa de nueva creación vinculada a la compañía Torribas S.A., dedicada a la producción, selección, transformación y distribución de patatas, cebollas y ajos. Se trata de una empresa familiar, con sede en Mercabarna, que aúna el conocimiento con la perspectiva del sector que le aporta su trayectoria de casi ochenta años.

En estos años, Torribas ha sido líder en introducir nuevas tecnologías, nuevos productos de acuerdo con las demandas de los consumidores, como la línea de ecológicos, entre otros. También ha estado a la cabeza  en la obtención de certificaciones que garantizan la calidad, la excelencia de sus procesos, así como el respeto por el medio ambiente. De su trayectoria, destacan también las acciones de responsabilidad social corporativa.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola