Éxito en la jornada Experiencia Orgánica 360 de Vitalis

experiencia organica 360 vitalis

El pasado jueves 25 de abril se celebró un nueva edición de Experiencia Orgánica 360 de Vitalis Organic Seeds en el PITA.

Un punto de encuentro que en apenas dos ediciones se ha convertido en referente del sector por la calidad de sus ponencias y el debate que genera entorno a los temas de mayor interés de la realidad agrícola ecológica.

En el evento, que contó con un gran éxito de asistencia, como ya sucediera en la primera edición, participaron ponentes de alto nivel de los diferentes eslabones de la cadena: AMI, Carrefour, Grupo G’s, Haciendas Bio, UAL, AESECO, Granbibio y WWF.

La jornada comenzó con la intervención de Aránzazu Martín, delegada de Agricultura de la Junta de Andalucía; Álvaro Barrera, presidente de Ecovalia; José Angel Navarro, delegado de  CAAE; y Myriam López, Organic sales manager de Vitalis. Todos ellos destacaron el momento ‘dulce’ en el que se encuentra la agricultura ecológica, “uno de los grandes puntales” en Almería. Así lo constatan las cifras aportadas por la delegada territorial de Agricultura de la Junta de Andalucía, que recordó que entre 2010 y 2018 se ha pasado de 900 a 3700 h en hortalizas ecológicas bajo plástico en la provincia, el 40% del total de Andalucía, a los que se suman otros cultivos como los cítricos bío, que actualmente cuentan con 1900 h en la provincia.

A nivel mundial la superficie ecológica asciende a 70 millones de hectáreas, con un consumo creciente de esta categoría de productos que supone 22.000 millones de euros y está también al alza en España. En apenas cuatro años se ha duplicado el consumo interno, pasando de 1.000 a 2.000 millones de euros. Una evolución que se ha disparado un +96% en los dos últimos años, señaló Álvaro Barrera. “La exportación tradicionalmente suponía un 80-20 y ahora está en un 67-33. Se da el caso de que en España puntualmente llegamos a tener desabastecimiento de producto en los lineales” por la alta demanda externa.

Barrera agradeció a Vitalis su papel en el sector, recordando su papel fundamental al inicio de la cadena. “La semilla ecológica es la base de la agricultura orgánica”, subrayó.

Por su parte, Myriam López, Organic sales manager de Vitalis, presentó un vídeo del proyecto Liveseed coordinado por IFOAM EU y en el que participan 49 socios de 18 países europeos, cuyo objetivo es mejorar la transparencia y la competitividad del sector, así como fomentar el uso de semillas ecológicas.

A este respecto, José Angel Navarro, delegado de  CAAE, señaló la dicotomía de la normativa europea, que dictamina que la semilla para cultivo ecológico debe ser también ecológica, aunque permite el uso de semilla sin tratar cuando falta por el exceso de demanda (siempre previa autorización de los organismos de control).

Navarro habló también de otro reto importante para el sector, la transformación del producto. “Almería y granada son los primeros productores de almendra ecológica del mundo y es lamentable que no tengan una industria para aportar valor añadido al producto”.

Garantía de sabor

En la primera ponencia, Manuel Díaz Pérez, Doctor ingeniero agrónomo del departamento de Ingeniería de la Universidad de Almería, hizo mención al valor añadido que aporta el sabor, y desgranó algunas claves que inciden en este aspecto. Y es que no todo son grados Brix. En el tomate, por ejemplo, el contenido de agua es altísimo, con entre un 92-95% del total, y el resto son sustancias solubles. El equilibrio entre azúcares y ácidos es lo que otorga un mayor o menor sabor. Pero no solo eso. La variedad, las condiciones de producción, e incluso la época del año son variables determinantes para conseguir un fruto de calidad organoléptica superior. Según un ensayo realizado por la UAL, “el tomate que se cultiva en los invernaderos de Almería tiene tres veces más sabor en marzo que en noviembre por la velocidad y el tiempo que pasa entre cuaje y recolección”. Finalmente, el momento de la recolección y la poscosecha son otros de los factores que inciden en la calidad. “Si logramos ofrecer una garantía de sabor en los productos ecológicos, España será imbatible”.

Mucho que contar

En otra de las ponencias, Felipe Fuentelsaz Santos, coordinador de Proyectos de Agricultura de WWF España recordó que cuando saltan polémicas relacionadas con la producción agrícola se daña al sector. “Hay muchos ataques, envidia y demagogia, y la mejor forma de combatirlo es prevenir y seguir apostando por la sostenibilidad, porque hemos creado una burbuja agrícola y no hay agua para todos. Detrás de la producción orgánica hay mucha historia, hay que contarlo”, dijo.

WWF España tiene un acuerdo pionero con Edeka para impulsar los aspectos naturales de la agricultura, recuperando 400 productos. Y otras cadenas como Carrefour también están trabajando activamente en el impulso del consumo bío, aunque en España el canal especialista sigue siendo predominante a nivel de ventas, por su mayor cercanía e información al consumidor.

Un camino importante por recorrer en la rotación

Manuel Torreglosa Pérez, director de Relaciones Institucionales Zona Sur de Carrefour España, expuso la realidad de la cadena de supermercados de origen francés, con una estrategia basada en cuatro pilares: multiformato, omnicanal, multilocal y multimarca. “Tenemos un esfuerzo permanente por reconocer a los productores y pymes del entorno, el consumidor es muy receptivo a este tipo de iniciativas de km0, y el sector bío está en una posición de éxito con presencia en más del 42% de los hogares, pero hay un camino importante por recorrer en la rotación”.

En este sentido, la comunicación e información al consumidor son básicos para impulsar el consumo de productos orgánicos, y Carrefour trabaja en ello impulsando iniciativas como las 102 acciones para comer mejor.

Otro ejemplo de la distribución es Granbibio, asociado de Aeseco, que promueve la relación directa con el consumidor. “El cliente de ecológico es más exigente, acercarnos a él es una oportunidad para concienciarle y asesorarle. Por ejemplo, poniendo en valor lo que no tienen los productos eco (fitosanitarios, aditivos…)”, aseguró Abraham Gómez, responsable de Marketing de la empresa. En el caso de Granbibio, tienen una doble vertiente, ya que además de comercializar, tienen una empresa de producción citrícola, Toñifruit, y una una marca con productos propios, So Goods.

Otra de las ponencias más esperadas fue la de Hans-Christoph Behr, Head of department horticulture, organic products and consumer research, de AMI, que habló de las ‘Tendencias del ecológico en el mercado europeo’. Aunque Alemania es el mercado más grande para el producto ecológico, son los nórdicos, suizos y austríacos quienes lideran el consumo per cápita bío. Alemania destaca por su dinamismo y el peso que tienen las ventas online. En lo que se refiere a producción, Holanda aumenta su superficie al aire libre, pero su cuota en invernadero es ínfima, señaló Hans-Christoph Behr.

Sed de salud y felicidad

La concienciación y la sostenibilidad a todos los niveles son (o deberían ser) claves en el trabajo diario de las empresas que se dedican a la producción de frutas y hortalizas ecológicas.

Haciendas Bio y Grupo G’s son un ejemplo claro de ello, como se pudo constatar en las charlas que impartieron sus  responsables, Paco Casallo, director general de Haciendas Bío y Rafael Mombiedro, gerente de producción ecológica de Grupo G´s.

Cuando Haciendas Bio se embarcó en el orgánico, “decidimos que si éramos ecológicos no podíamos hacer convencional. No podía haber términos medios”. En su caso, piensan en las familias a la hora de plantear su trabajo. “La fertilidad del suelo lo es todo, es lo que vamos a dejar a nuestros descendientes y quien la destruye debería pagar”, sentenció Casallo. Su actividad se orienta en cada momento a trabajar de la forma más sostenible con el medio (ambiente, social…). Tanto es así, que según Soil and More el impacto del sistema de producción de Haciendas Bio en el medio ambiente  generó 3M€ de beneficios en 2017. “Nosotros vendemos alimentos a gente con sed de salud y felicidad”, afirmó Casallo.

Artículo relacionado: HaciendasBio incrementó un 61% su volumen en 2018

Por su parte, Grupo G’s está presente en 5 países (Reino Unido, España, Senegal, Polonia y R.Checa) para poder tener 52 semanas de producción. Conscientes de que “no hay agua”, en G’s España maximizan los recursos y realizan una estrategia de estrés hídrico post-trasplante para generar una raíz lo más larga y densa posible. Además, también en pos de la sostenibilidad, solo usan entre un 15-20% de plástico para control de hierbas y su reto es bajar al 5% en dos años. Otra de las estrategias que realizan a nivel de grupo es manipular el 100% de su producción en campo. Así acortan los tiempos y maximizan la frescura y vida útil. “Apenas pasan 3h desde la recolección al vacuum”, explicó Mombiedro.

Save the date

Experiencia Orgánica 360 cerró la jornada con un debate encendido en el turno de preguntas. Cuestiones como la convivencia entre convencional-ecológico y el diferencial de precio en origen/destino de los productos bío, invitaron a reflexionar nuevamente. Los costes extra de un cultivo eco son importantes, tanto por la menor densidad, como por el coste añadido de eliminar malas hierbas, la mayor necesidad de mano de obra y los rendimientos inferiores.  Todo ello necesariamente se debe reflejar en el precio pero, “¿es lícito que un calabacín se pague a 0,48€/kg al agricultor y en un supermercado de El Ejido esté a 6,56€/kg?”, preguntó un productor. Clausurado el evento, el debate sigue en la calle. Pero guarden esta cita en su agenda: ya hay fecha para la siguiente edición, el próximo 23 de abril de 2020.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola