Princesa Amandine forjará su marca en los lineales españoles

Amandine

Esta patata, recién llegada al mercado ibérico, fomentará en el sector además de una marca, la producción local.

En 2020 está previsto plantar 55 hectáreas entre España y Portugal, repartidas por las diferentes zonas productivas de Sevilla, Cartagena y Torres Vedras.

Es la primera vez que la variedad Amandine, de origen francés, será cultivada fuera de la frontera gala, pero según señala Francisco Moya, presidente del grupo de trabajo hispano francés y director de Negonor, “conocemos la sensibilidad, cada día más creciente, de los ciudadanos europeos por consumir productos locales o nacionales, tal y como los franceses llevamos haciendo mucho tiempo y es uno de los factores que nos ha impulsado a producir Amandine fuera de Francia.”

El nacimiento de la marca, ‘Princesa Amandine’, se corresponde con la conjunción de intereses por parte de cuatro comercializadoras: Ibérica de Patatas de Madrid, Zamorano de Barcelona, Udapa del País Vasco y la portuguesa Campotec.  “Partimos de cero porque esta variedad de patata, que pertenece al segmento de carne firme, no existe en el mercado español. Por ello, pretendemos ser en cinco años una variedad reconocida por los consumidores y distribuidores, con un posicionamiento de calidad, pero de uso cotidiano,” explica el presidente de Princesa Amandine Ibérica, Alfonso Saénz de Cámara de la cooperativa vasca Udapa.

Formas de consumo hipocalóricas

Sáenz de Cámara, remarca que el principal objetivo de la nueva marca es “fomentar su consumo en fresco para que, en España, al igual que sucede en otros países, se coman más patatas de manera saludable, en ensaladas, hervidas, cocidas o como guarniciones. Por ello hemos realizado un gran esfuerzo en adaptar la imagen de Princesa Amandine al mercado ibérico y pondremos en marcha una gran campaña de comunicación y marketing. Este plan incluirá apariciones en las televisiones regionales, medios especializados y acciones en el punto de venta”.

Desde Pom’Alliance, (la empresa francesa que cede la marca al mercado ibérico), el ejecutivo Guy de Foucaud remarca que “la asociación francesa estará muy pendiente del desarrollo de la marca, así como de la producción en España y Portugal. “Se trata de un modelo de negocio que tenemos intención de continuar en otros países como Alemania y Escandinavia.”

Por su parte, la asociación española también asume el suministro de patata nueva española a sus partners franceses en los meses en que ellos no tengan producción.

En Francia, Princesa Amandine lleva más de una década de éxitos en los principales supermercados. En España, acaba de llegar a los lineales de Alcampo y de Lidl, aunque en breve llegará a otras insignias de la distribución. Para la celebración de su lanzamiento, Alcampo ha puesto en marcha una promoción por la que la marca devuelve su importe a los primeros consumidores que efectúen la compra.

Dentro del sector de las frutas y verduras, en España se ha considerado históricamente a la patata como un commodity. Muchas empresas, al igual que se hace en los países centroeuropeos, han luchado por revalorizar e impulsar su marca, pero de momento pocas lo han conseguido. Bien es cierto que algunas de ellas, durante los últimos años, están haciendo un gran esfuerzo en términos de valor añadido y lo trasladan al sector a través de importantes campañas de marketing en los medios.

En 2018, el mercado de la patata movió 1.108 millones de euros anuales, pero sufrió una desaceleración del consumo doméstico de un 1%. Su aumentó de precio (+5,1%) provocó, sin embargo, un crecimiento del valor del mercado entorno a un 4%.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola