El Reino Unido se venga de Europa a través de la patata

patata agria uccl

El Departamento de Alimentación, Medio Ambiente y Asuntos Rurales (Defra) ha restringido las importaciones de patata de siembra de la Unión Europea tras decidir no renovar la autorización de seis meses. El período de gracia de seis meses había permitido las importaciones de países europeos desde el final del período de transición del Brexit el 1 de enero.

A partir de este momento, los ministros considerarán las solicitudes para comercializar semilla de patata importada de Europa, caso por caso, realizando una amplia consulta con toda la industria. Este hecho se produce después de que la Unión Europea rechazara diversas solicitudes de los ministros del Reino Unido para autorizar la exportación de patata de siembra de Gran Bretaña desde el 1 de enero de 2021.
Bruselas prohibió la exportación de semillas desde Gran Bretaña a la UE el 31 de diciembre de 2020 ya que el Acuerdo de Comercio y Cooperación no acordaba la equivalencia de ambos productos.

El Reino Unido es autosuficiente

Un portavoz de Defra señala que «este enfoque reconoce el hecho de que el Reino Unido es ampliamente autosuficiente en la cantidad total de producción de semilla de patata, al tiempo que conserva un mecanismo para considerar las futuras autorizaciones de comercialización como necesarias. También seguimos presionando a la UE para que reconsidere su posición, de acuerdo con sus propias regulaciones, sobre la importación de patata de siembra de Gran Bretaña a la UE».

Cada año el Reino Unido importa de la UE 10.000 toneladas de patata de siembra. Sin embargo, el Reino Unido exporta alrededor de 30.000 toneladas a países de la UE, por un valor de £ 13,5 millones, la mayoría de las cuales provienen de Escocia.

Los líderes agrícolas escoceses han recibido con agrado la noticia y han reafirmado que cualquier extensión del período de gracia hubiera tenido un potencial devastador para la industria.

Mike Wilson, presidente del grupo de trabajo de patata de la Unión Nacional de Agricultores de Escocia ha remarcado que «estamos encantados de que Defra haya respetado el principio del comercio de semilla de patata entre la UE y el Reino Unido, teniendo que ir ‘en ambos sentidos o en ningún otro. La extensión de la autorización por otros seis meses tenía el potencial de devastar la industria de semillas de patata de Escocia, lo que afectaría a muchos de los negocios de nuestros miembros y a la economía rural de Escocia. Celebramos que el permiso del gobierno del Reino Unido para la venta de patatas de siembra de la UE a GB haya finalizado oficialmente. Esto significa que los productores de patatas de Gran Bretaña tendrán que obtener sus semillas de Gran Bretaña, lo que es una buena noticia para el sector de patatas de siembra de Escocia. El mercado de Gran Bretaña es bastante diferente del mercado de la UE, por lo que el sector de la patata tiene una gran tarea en sus manos para desarrollar y abastecer este mercado interno. Mientras tanto, NFU Scotland trabajará con el gobierno y nuestras contrapartes europeas para recuperar el acceso al mercado de la UE. Esta no será una tarea fácil, ya que la Comisión de la UE ha dejado muy claro en varias ocasiones que el comercio de semillas de patata es una víctima del Brexit».

Fuente: potatopro.com

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola