¿Cuál es la forma más saludable de cocinar las patatas?

cocinar-patatas-forma-mas-saludable

La patata es un alimento que cuenta con muchos mitos alimentarios a su alrededor, sobre todo en lo que se refiere al ámbito de la nutrición.

Y es normal, ya que la patata es un alimento muy típico de la dieta mediterránea actualmente, a pesar de contar con un origen foráneo. Las patatas asadas, fritas o al horno son tan solo algunas de las formas de preparar estas delicias en la cocina. En el artículo de hoy te contamos cuál es el formato de preparación más saludable para la patata.

La composición nutricional de la patata

Si ponemos el foco en su composición nutricional, podemos ver que su nutriente principal son los hidratos de carbono complejos. Esto es normal, ya que estamos ante un tubérculo cuyo contenido en glúcidos o carbohidratos va a ser predominante. Conviene recordar que tanto “hidratos de carbono” como “glúcidos” o “carbohidratos” son sinónimos que se refieren al mismo tipo de macronutriente.

¿Qué quiere decir que sus hidratos de carbono son complejos? Significa que los carbohidratos se absorben de forma más lenta y progresiva a lo largo del día en nuestro organismo. Son nutrientes interesantes para la salud y que aportan energía para el ser humano tras la digestión.

Sin embargo, los hidratos de carbono o azúcares simples como la sacarosa o azúcar de mesa proporcionan picos de glucosa en sangre. Estos niveles exagerados o picos suelen relacionarse con enfermedades variadas, como la diabetes, obesidad y también caries.

Cómo influye el método de cocinado en la patata

La fritura es uno de los peores métodos de cocinado si nos ceñimos a términos de salud. Esto es debido a que la abundante cantidad de aceite utilizada incrementa notablemente el contenido calórico del alimento.

Por otro lado, técnicas como la cocción o el horneado pueden dar lugar a patatas con un mejor perfil saludable ya que tendremos un menor número de calorías por definición tras el cocinado.

Esto no quiere decir que las calorías sean lo más relevante, ya que si utilizamos un aceite de oliva virgen extra para aliñar nuestras patatas estaremos utilizando un producto sumamente interesante para la salud.

Pero, inevitablemente, el aceite está constituido en su totalidad por grasa. Y las grasas son el macronutriente que más calorías aporta, concretamente 9 Kcal por cada gramo de grasa. Por lo tanto, va a ser mucho más sencillo que nos pasemos con el número de calorías si comemos unas patatas fritas que si estas son cocidas o al horno.

La patata es un alimento saludable si lo cocinamos bien

Podemos concluir que la patata es un alimento saludable para la dieta siempre y cuando utilicemos un método de cocción adecuado que no incremente demasiado su número de calorías.

Si no queremos renunciar a unas deliciosas patatas fritas, también podemos recurrir a electrodomésticos más modernos como los “air fryers” o freidoras de aire.

Estos aparatos utilizan aire muy caliente a una alta velocidad para calentar los alimentos en su interior y lograr un efecto muy similar a la fritura pero sin utilizar apenas aceite. Es un método de cocinado que merece la pena seguir de cerca, ya que cada vez está cobrando mayor interés entre los consumidores.

Artículo relacionado:

Acrilamida en la patata: qué es este compuesto

Solanina en la patata: ¿es perjudicial para la salud?

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola