“La escasez de producto animará el mercado”

Aunque el inicio de la campaña española de patata temprana se ha producido con un cierto retraso y con una producción inferior y calibres más pequeños de los deseados, se espera que la patata de mediana estación no siga los mismos derroteros
María Beltrán

María Beltrán, ejecutiva de la firma Patatas Beltrán, anhela que los problemas vividos en los primeros momentos de la recolección de la patata temprana no se repitan con las producciones de verano en la provincia de Albacete, donde la compañía alicantina cultiva una extensión de 800 hectáreas. “Por nuestra parte, y a pesar de todos los inconvenientes que vive el sector hortofrutícola en general, estamos haciendo todo lo posible para tener la mejor producción. En Patatas Beltrán buscamos siempre la excelencia del producto y por mucho que nos cuesten los abonos, no escatimamos en nada. Si todo sale bien, tendremos los calibres adecuados y una buena respuesta comercial ya que hasta ahora lo que abunda en el mercado son los calibres pequeños. Mi deseo es que conforme vayan entrando en producción nuevas zonas la situación mejore.”

La realidad es que, en líneas generales, la campaña de patata ultratemprana y temprana transcurre con un menor rendimiento productivo por hectárea debido a dos factores, el clima, inusualmente lluvioso en los meses de abril y mayo en las zonas tempranas y la carestía y dificultad para encontrar abonos, así como su alto precio. “Comprar abono ha sido toda una odisea para las empresas, amén de que el precio se ha duplicado o triplicado, por lo que en general, los agricultores se lo piensan dos veces antes de utilizarlos.”

Otra de las dificultades notorias de esta campaña para las producciones tempranas y medianas es la del precio del gasóleo y la subida de la energía necesaria para llevar a cabo el cultivo.

Históricamente, la firma alicantina ha estado muy volcada en variedades específicas para industria, pero en los últimos tiempos esta tendencia se ha ido transformando y hoy en día se ha especializado en patata de mesa e industria de alta calidad “tipo gourmet “, recogida a mano. “Contamos con una patata de alta calidad, recolectada a mano y cuidada, que cuenta con unos grandes sobrecostes, pero es la manera en la que nos gusta trabajar a la familia Beltrán.”

Problemas para la industria

El descenso de producción podría ocasionar problemas a la industria del transformado. Cierto es que en la semana 23 no eran muchas las industrias que demandaban patata nueva, pero la merma productiva podría ocasionar un problema de abastecimiento para los operadores de transformado.

La industria necesita altos suministros para sus líneas y no se le presenta nada fácil esta temporada. A ello se suma la grave crisis por la escasez y el precio del aceite de girasol, así como un incremento del precio de la energía que, dado que son altamente dependientes de ella, merman mucho sus rendimientos. “En realidad, a día de hoy, a la industria lo que menos le cuesta es la propia materia prima, es decir, la patata.”

Las fábricas se enfrentan desde el verano pasado, momento en que todavía ni se hablaba de la guerra, a una constante subida de precios (plástico, cartón, transporte del producto, gas, energía eléctrica…), que evidentemente se ha intensificado con el estallido bélico.

La industria está sufriendo los sinsabores del aumento de precios con mucha contundencia porque es altamente dependiente de la energía. Por otro lado, desde que se firmaron los contratos con los proveedores hasta ahora, los insumos no han dejado de subir.

 

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola