Logotipo Hola Patata

Suscríbete a nuestra newsletter especializada en la patata.

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Menores rendimientos en la campaña de patata de Castilla y León

En la patata temprana los rendimientos bajarán entre un 10 y un 15%
PATATA

La comunidad reina en el cultivo patata, con un 40% de la producción nacional, empieza a ver arrancar su patata más temprana. Ya desde los últimos días de la semana pasada, algunos agricultores de Castilla y León están recogiendo producto de la variedad Colomba.

Los arranques comienzan con cinco o seis días de retraso con respecto a campañas anteriores, debido a los 15 o 20 días que se retrasaron las siembras por causa de la lluvia y las temperaturas frescas que hemos tenido durante la primavera.

La patata de Castilla y León siempre destaca por su calidad y esta campaña no será una excepción. “En general estas primeras patatas tienen buena calidad y buena sanidad”, destacan.

Lo que sí parece que cojea son los rendimientos. “En las patatas tempranas como pueden ser Corina y Colomba las producciones serán un 15-20% inferiores a las campañas anteriores”, augura el agricultor Santiago Domínguez. Si bien es cierto, que “venimos de unas campañas como la anterior en la que las variedades tempranas experimentaron una superproducción”, como señala Eva Castro, responsable de campo de Patatas Meléndez.

El mercado quiere patatas

Se prevé que los arranques de patata se realicen de forma escalonada, al igual que sucedió con las siembras. “El mercado demanda patata, por eso hemos decidido quemar y empezar a arrancar en Castilla y León”, nos cuenta Domínguez.

Sin embargo, “ahora mismo, aunque haya mucha demanda no se puede arrancar todo lo que nos gustaría porque a muchas patatas les falta todavía ciclo vegetativo. Por mucho que queramos correr, las patatas no tienen los calibres adecuados”, explica.

Domínguez siembra patata en Andalucía, en Portugal y en Madrid, zonas donde se ha repetido la misma tónica: “mucha demanda y poca oferta”. Lo que sumado al escalonamiento de los arranques, puede favorecer el mantenimiento de los precios altos en el mercado.

“Esperemos que los precios este año estén medio bien para el agricultor y que haya garantía de que hay una buena rentabilidad“, afirma el agricultor.

Lo cierto es que el cultivo de patata “ha sido rentable en las últimas campañas”, lo que se ha traducido en un aumento de la superficie del cultivo de un 2% este 2024, hasta las 17.290 hectáreas.

NOTICIA RELACIONADA: Meléndez refuerza el origen

Calibres normales y buena sanidad

A pesar de la bajada de los rendimientos, estos primeros arranques están dando como resultados unos calibres normales, “no excesivamente grandes”, y una calidad “bastante buena”, señalan desde el departamento agronómico de Patatas Meléndez.

En patata, el año agronómico ha sido complicado. Las lluvias retrasaron las siembras del cultivo. A esto, se le suman las tradicionales heladas y las temperaturas bajas durante el mes de mayo. A pesar de la humedad y las lluvias, “no ha habido una gran afección de mildiu”, nos cuenta Castro.

Entre 15 y 20 variedades en Castilla y León

En Castilla y León, “se está abriendo el abanico de variedades”, nos cuenta la responsable de campo de Patatas Meléndez. “Este año se han probado muchas variedades por la escasez de semilla. Son nuevas en Castilla y León, pero ya estábamos trabajando con ellas en la zona sur”, explica. Habrá que analizar los resultados que estas variedades den en esta comunidad.

TE PODRÍA INTERESAR
Logotipo Hola Patata

Recibe la actualidad de la
Patata en tu email