«Por miedo, el consumidor prefiere patata embolsada»

videoentrevista patata alfonso saenz

Fruit Today lanza una nueva sección de videoentrevistas para acercarse al entrevistado y a los lectores en el contexto de la crisis del coronavirus. En COVID-19: Diálogos con… abordaremos los efectos de la crisis sanitaria por categorías. El protagonista de la primera entrevista es Alfonso Sáenz de Cámara, presidente del Club Ibérico de la Patata y presidente de la sectorial de Patata en Fepex.

Además de la pieza en vídeo, pueden ver la transcripción íntegra de la entrevista.

Transcripción:

Carmen Cabra: Iniciamos contigo una serie de entrevistas por vídeo y tú eres nuestro primer invitado. Les explico que en la persona de Alfonso Sáenz de Cámara recaen dos presidencias. La presidencia del Club Ibérico de Patatas y también la presidencia de la sectorial de Fepex. Por lo tanto, es una persona que nos puede informar muy bien de cómo está viviendo el sector esta crisis sanitaria.

Alfonso, en concreto ¿cómo estáis viviendo vosotros esta crisis sanitaria? Porque la patata siempre ha sido objeto de deseo en cualquier crisis. Recuerdo la crisis irlandesa, cuando los irlandeses se fueron a América, por ejemplo.

Alfonso Sáenz de Cámara: Efectivamente. Bueno, la patata es un artículo de primera necesidad, entonces, es obvio que en estos momentos sí es verdad que se convierte en un artículo demandado porque, por suerte, es un producto que está en muchos platos, se condimenta en multitud de platos.
Realmente esta crisis empezamos el día 10-11 de marzo y se ha traducido en que hemos tenido un pico de demanda bastante fuerte, muy importante sobre todo por parte de los supermercados y menos en los detallistas.
Fundamentalmente el producto fresco, cuando hablamos de producto fresco hablamos de patata con piel, la que llevamos al hogar. En la mayoría de nuestros casos ha tenido incrementos entre el 50 y el 100% en algunas semanas. Con demandas brutales después de aquel sábado en que los supermercados se quedaron extenuados, totalmente vacíos, que fue el sábado 11 de marzo si no me equivoco.
Realmente se ha consolidado por ahí la demanda y el sector está cumpliendo realmente porque se está abasteciendo ya hoy con absoluta normalidad a todos los supermercados. Insisto que con una demanda que hoy puede estar en torno a un 30% de lo habitual porque no podemos obviar que el consumo que hasta ahora se hacía fuera del hogar ya no está y ha ido al consumo doméstico y, los envasadores que seguimos a las cadenas de supermercados, en ese rango sí es verdad que estamos teniendo una demanda fuerte.
Ocurre lo contrario a los clientes que distribuían a restauración y hostelería, esa parte, lógicamente se nos ha parado en seco.

CC: Bueno, por un lado, se ha parado una cosa, pero por el otro se incrementa. ¿No es así?

ASC: Efectivamente.

CC: Ese 30% que iba al canal Horeca está yendo a los hogares.

ASC: Sí. De alguna forma comemos lo mismo, quizás un poco más, no lo sé. En el caso de Udapa es verdad que ese balance para nosotros está bien porque efectivamente vendemos algo más. Aunque la parte de V gama, la demanda ha caído, estamos a un 15% de nuestra capacidad normal.

CC: Es verdad o no que el sector está demandando en este preciso momento formatos mucho más grandes. ¿Se preocupa el sector por la calidad en este momento? ¿Se demandan formatos más grandes? ¿La gente compra patata y le da igual que sea patata para hervir que para freir? ¿Cómo lo ves tú?

ASC: Yo creo que todo esto se va a normalizar. Cuando hemos tenido un pico donde se estaba haciendo acopio y cuando ibas al supermercado y veías pocos artículos, pocas unidades, mejor dicho, lo cierto es que todo el mundo se ha llevado lo que había.
En un primer momento es verdad que el acopio estaba en la bolsa de 5 kilos. Para tener un fondo de despensa mayor se hacía.
Estamos transitando de forma que lo que generalmente, y es lógico, está creciendo y se está demandando es la patata embolsada. Veníamos de una situación donde las patatas a granel, al igual que muchas frutas y verduras de la frutería, crecían en su venta. Ahora, con el miedo a los contagios, obviamente todo el mundo prefiere llevarse la patata en la bolsa. Y estamos viendo que la patata que vendíamos a granel, que es de mucha calidad también, no tiene la misma aceptación que tenía anteriormente.
Los formatos, estos días de locura, se han llevado todo. Y ahora que se está asentando todo, también es cierto que están creciendo los formatos un poquito mayores. También hay que decir que, en las ciudades muy grandes, como Madrid o Barcelona, se está dando también un crecimiento importante de la venta a domicilio, de los pedidos por internet, en definitiva, para eso tampoco quieren grandes formatos y nos están demandando formatos más intermedios de 2-3 kilos.

CC: ¿Cómo vislumbras tú el pos-coronavirus? Porque evidentemente vamos a sufrir, va a haber una crisis económica. ¿Podría ser que en algún momento dado volviéramos a lo que ocurrió en 2008 donde se demandaba la patata a granel y además una patata sin lavar? ¿Crees que podríamos volver a ese punto?

ASC: No lo creo. La verdad que espero que esta crisis, es un deseo, no tengo ninguna certidumbre, lo que deseo es que no sea esta crisis como la de 2008 que fue muy dura y espero que la parte de la economía no se resienta tanto. Aunque hoy que tenemos un confinamiento total y prácticamente con casi nada de actividad económica, a mí particularmente me da miedo estas decisiones porque creo que remontar toda esta actividad va a ser complicado.
Pero aún y todo, la pregunta concreta que me haces entiendo que hoy en día el consumidor no está demandando este tipo de productos, de patata no lavada, más barata, porque no entiendo que demos un paso atrás, no me parece lógico. Entendiendo que la patata lavada, se lava por higiene, a las empresas punteras que estamos abasteciendo a los supermercados nos permite aplicar tecnologías de visión artificial, etc. La patata lavada en la tienda aporta limpieza a la frutería que antes no existía, a las propias cintas de las cajas. Yo creo que volver a la patata sucia me parecería algo fuera de lo normal, no lo vería lógico. Yo entiendo que podría haber más o menos exigencias en cuanto a producto, color, etc. Compramos por los ojos y no sé si eso cambiará o no cambiará porque quizás todos aprendamos a valorar más las cosas importantes y no tanto la parte de estereotipo, más de aspecto externo.
Pero bueno, quitando que igual no hay este tipo de exigencia, que no lo sé, porque igual también es verdad que después del coronavirus todos tendremos que aprender más cuales son nuestras obligaciones y no solo nuestros derechos. E igual también tenemos que aprender a ser colectivamente ciudadanos más sociales y que tengamos que comportarnos con actitudes personales que vayan entroncadas con lo que al colectivo le interese.
Espero que esta crisis nos haga aprender un poco de todo esto y que lo colectivo impere un poco más. Y con este mensaje espero que a las patatas no le afecte gran cosa en ese sentido. Porque estábamos dando pasos realmente un poco en esa dirección.

CC: ¿Les puede afectar el comercio online? Porque está desbordado el comercio online. ¿Cómo lo ves tú? Además, la gente que compra online, los que compramos online, compramos siempre las cosas que pesan. El comercio online está realmente viviendo momentos diferentes en esta crisis a lo que anteriormente era. ¿Cómo lo ves?

ASC: Efectivamente, ahora mismo hay una venta online importante. Yo creo que normalmente suele dar más pereza hacer el primer pedido de compra online, y repetir ese pedido que es prácticamente darle a un click, pues seguramente que a muchas personas que no estaban acostumbradas, ya lo tienen hecho. Con lo cual, la compra básica que es el 80% de nuestra compra, se repite cada semana, pues posiblemente, en un porcentaje alto quede ahí, como algo que se instaure un poco en nuestros hábitos cotidianos.
Quizás también yo creo que cuántos hijos no hemos hecho pedidos para nuestros padres mayores o no tan mayores, para que no salgan de casa. De nuevo, con este click, a capas de la sociedad que hasta ahora no estaban en esta forma de consumir, pues seguramente se lo hemos puesto bastante fácil.
Yo sí que espero que el comercio online se desarrolle y creo que puede haber un antes y un después, después de esta crisis.

CC: Alfonso no sé si quieres añadir alguna cosa más sobre lo que nos puede suceder después de esta crisis, al sector de la patata porque estas entrevistas van a ser muy sectorializadas, contigo hablamos de la patata porque creo que eres la persona adecuada para hacerlo. No sé si quieres añadir alguna otra cosa más que se te pueda ocurrir que sucederá en el futuro, cuando salgamos todos a la calle.

ASC: A mí me gustaría, sobre todo, que después de esta crisis saliéramos todos fortalecidos, pero sobre todo que socialmente sepamos apreciar el papel que hace la agricultura, los agricultores, los ganaderos y el sector de la alimentación en España, que es muy potente. Por suerte, tenemos un sector muy fuerte. Hasta ahora se le ha dado muy poca importancia y yo creo y espero que se le dé la importancia estratégica que tiene. Porque hasta ahora parecía que contaminaban solo las vacas, parecía que los agricultores hacían mal las cosas y los ganaderos. Y yo creo que esta crisis está poniendo muchos de esos mensajes que había, en cuestión. No voy a decir que esté todo patas arriba, pero ahora hemos visto que siguen las mismas vacas, los mismos campos y la contaminación ha caído drásticamente.

CC: Venecia tiene peces. Los canales de Venecia tienen peces.

ASC: Exactamente. Espero que la imagen del sector primario, después de esta crisis mejore sustancialmente porque para nosotros es indispensable. Como sociedad, no hablo para mí, pero como sociedad yo creo que hay que darle el valor que tiene-

CC: Y todo aquello de que la contaminación estaba provocada por la agricultura, por las vacas, estamos viendo que una de las cosas positivas de la crisis es que la contaminación, en el globo terráqueo, está bajando y todo es fácilmente detectable y visible a través de la tecnología.

ASC: Efectivamente. Todo eso se está detectando, todo eso se está poniendo en valor y tenemos que tomar conciencia de que los que provocamos todo eso somos las personas. Cada persona con nuestras actitudes diarias. Espero que por ahí haya también una gran enseñanza después de crisis, porque realmente es una crisis. Que va a ser social, económica, por supuesto, empezando por la sanitaria, va a ir hacia estos ámbitos que he mencionado.

CC: Muchísimas gracias por tu colaboración. Hasta otra.

Artículo relacionado: «Por miedo, el consumidor prefiere patata embolsada»

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola