Arnandis: “El sector citrícola necesitaba esta buena noticia”

consellera mireia molla y cirilo arnandis

Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana celebra la decisión adoptada por el Comité Permanente Fitosanitario de la UE de imponer el tratamiento en frío a las importaciones de naranja procedentes de diferentes zonas de África continental, Cabo Verde, Santa Elena, Madagascar, la isla Reunión y Mauritania.

La decisión abre la puerta a trabajar para que en un futuro sea aplicable a otros cítricos que pueden hospedar la falsa polilla, a otras zonas geográficas en las que ha sido detectada con anterioridad y para la prevención de entrada en nuestras fronteras de otras plagas.

Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana valora de forma muy positiva la decisión adoptada en el día de ayer por el Comité Permanente Fitosanitario de la UE de imponer el tratamiento en frío (cold treatment) para las exportaciones de naranjas de distintos países en los que se ha detectado la presencia de Thaumatotibia leucotreta, o falsa polilla.

Esta decisión se alinea con las reiteradas demandas de la citricultura española y con el posicionamiento defendido por el Ministerio de Agricultura, en coordinación directa con las organizaciones representativas del sector.

Para Cirilo Arnandis, presidente de cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, “la aprobación del tratamiento en frío en tránsito para las importaciones de naranja procedentes de diferentes zonas de África continental, Cabo Verde, Santa Elena, Madagascar, la isla Reunión y Mauritania es una de esas buenas noticias de las que el sector citrícola anda tan necesitado y últimamente tan falto”.

Asimismo, ha destacado que “es un logro coral, alcanzando gracias al trabajo conjunto y a la colaboración de las Administraciones públicas, las organizaciones representativas del sector y de la interprofesional Intercitrus”. En sentido, el presidente de la Federación ha valorado muy positivamente “la implicación a nivel técnico y político de la Administración autonómica valenciana y del Gobierno central para defender las tesis del sector y conseguir este primer paso tan necesario”. A juicio de Arnandis, “la decisión marca un punto de inflexión en la defensa de nuestras producciones citrícolas y nos equipara a países como Estados Unidos, Japón, Corea o Australia, en los que este tratamiento es obligatorio desde hace años”.

Próximos retos: pomelo y mandarinas

Por último, también ha recordado que, “a partir de este momento, es necesario seguir trabajando para lograr que el tratamiento en frío también sea obligatorio para las importaciones procedentes de otros orígenes en los que la falsa polilla ha sido detectada, como por ejemplo Israel, y otros productos, como las mandarinas o los pomelos, que también pueden hospedar la Thaumatotibia leucotreta. De igual forma, entendemos que el tratamiento en frío debe protegernos no solo de esta plaga, sino también de otras que amenazan a nuestra citricultura, como la mancha negra”.

Cooperatives Agro-alimentàries insta al conjunto del sector y a las Administraciones a seguir trabajando conjuntamente para consolidar este hito alcanzado y lograr una mayor sensibilidad entre las instituciones comunitarias ante nuestras demandas y necesidades.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola