El cambio climático podría saturar el mercado del plátano canario

platano plantacion

El campo canario sufre ya las consecuencias del cambio climático, por lo que precisa medidas para combatir la sequía, el efecto de tormentas tropicales cada vez más frecuentes y nuevas plagas que puedan llegar a las islas, según se ha expuesto en un foro organizado por Efeagro.

En la apertura de este foro, organizado en colaboración con Plátano de Canarias y la empresa energética Disa, el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno regional Narvay Quintero, ha destacado que el cambio climático es una realidad “palpable” en la sequía que sufren las islas y el resto de España y que ello supone un “gran reto” para el sector agroalimentario. Quintero ha defendido que las consecuencias que genera se pueden afrontar con actuaciones que lo mitiguen, con planificación y con la implicación del conjunto de la sociedad.

En esta cuestión también han incidido el presidente de la agrupación de productores de plátanos, Asprocan, Domingo Martín, y el consejero delegado de Disa, Santiago Rull, quien ha remarcado el compromiso de su empresa en el desarrollo de energías renovables en las islas.

El secretario insular de la Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas de Gran Canaria (COAG), Juan Hernández, en su intervención ha hecho hincapié en que los cambios climáticos han sido un fenómeno natural a lo largo de la historia, pero este no: “Este lo estamos produciendo nosotros y lo podemos solucionar”.

Efectos del cambio climático

El presidente de Asprocan ha alertado de que, como consecuencia del cambio climático, la producción de este producto será cada vez mayor, por lo que para combatir la saturación de los mercados es necesario incidir en las políticas de marketing, algo en lo que su colectivo ya trabaja, así como buscar nuevas salidas para la exportación donde se pueda vender a precios razonables.

Las tormentas tropicales con efectos devastadores es otra de las consecuencias sobre las que ha alertado Martín, así como sobre las plagas, que conllevan tratamientos costosos y poco respetuosos con el medio ambiente y las normas que lo regulan.
El clima canario hasta ahora actuaba como barrera natural contra estas plagas que afectan, sobre todo, a América, por lo que es preciso estar “vigilantes” ante la entrada de estas enfermedades con planes para su ataque y control, porque además impiden el desarrollo de producciones ecológicas.

En cuanto a los problemas derivados de la sequía, que acusan ya incluso islas húmedas como La Palma, que empieza a advertir sus consecuencias y no dispone de plantas desaladoras ni depuradoras, Martín ha destacado que es preciso que “desaparezca la burocracia” que afecta a este tipo de instalaciones.

Por parte de DISA, el responsable de su división de renovables ha considerado que existen las “palancas” para cumplir con los objetivos marcados en la cumbre del cambio climático celebrada en París y ha afirmado que la compañía a la que representa está implicada en el desarrollo de la energía eólica y fotovoltaica en las islas, donde se desaprovecha el sol y el viento como fuente energética.

Canarias, a la cola en energías limpias
Según ha remarcado Rull, Canarias se sitúa hoy a la cola en la producción de energías limpias, pues solo genera un 1,6 % del total que se consume en el archipiélago (el 8 %, en el caso de la electricidad), cuando los objetivos de la cumbre de París que firmó España fijan que hay que llegar al 30 por ciento. Además, para reducir las emisiones de CO2 en Canarias, este directivo de DISA ha urgido a sustituir el fuel y el gasóleo empleados en las centrales eléctricas por el gas.

Desde COAG, Hernández ha mencionado los proyectos que están impulsando en colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el Cabildo de Gran Canaria para fabricar fertilizantes agrarios a partir del lodo de las depuradoras, así como las acciones para introducir la producción local en el mercado canario.

Sobre esta cuestión, ha destacado que no es posible que en una comunidad como Canarias, que consume 120 millones de kilos de papas al año, no se logren vender los 40 millones de kilos que se producen en las propias islas.

Así mismo, Hernández ha abogado por cambiar la distribución de los fondos procedentes de la Unión Europea para compensar la producción, cuando, a juicio de la COAG, deberían primar criterios como el paisaje, el medio ambiente y la calidad alimentaria.

El foro, en el que también ha intervenido la directora de EFEAgro, Susana Cuevas, ha reunido en la capital grancanaria al Consejo de Administración de esta filial de EFE, con la participación de su presidente, Isidro Santacreu, y del presidente de la agencia de noticias, José Antonio Vera.

Fuente: Efeagro.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola