Cómo conservar el aguacate correctamente

conservar-aguacate-correctamente

El aguacate es uno de los vegetales que más rápido se deterioran una vez que lo partimos, oscureciendo su color de una forma muy rápida. Es un signo de deterioro habitual en vegetales, conocido como pardeamiento enzimático, y puede causar ciertos rechazo entre los consumidores. Además, el aguacate se oxida especialmente rápido por su contenido rico en grasas.

Es algo esperable ya que el color verde del aguacate es una de sus características más notables y satisfactorias cuando compramos esta fruta. Por ello, en este artículo vamos a ofrecer algunos consejos que nos ayuden a conservar el aguacate durante mejores condiciones un mayor número de días.

No se puede evitar por completo

El oscurecimiento de la pulpa de aguacate se produce por una reacción química mediada por la enzima polifenol oxidasa, una proteína que interviene en procesos de oxidación en vegetales. De hecho, polifenol oxidasa es la principal enzima responsable del pardeamiento en vegetales.

Por desgracia, es imposible paralizar por completo procesos naturales del aguacate como su maduración y el oscurecimiento de su pulpa. Sin embargo, sí que podemos ralentizar estos procesos bioquímicos en mayor o menor medida con algunos trucos caseros.

Uno de los principales métodos para ralentizar el oscurecimiento del aguacate es el uso del frío. Conservar el aguacate partido en el frigorífico ayudará por tanto a que su degradación sea más lenta.

El limón ayuda a conservar

Por otro lado, también es recomendable añadir unas gotas de limón sobre el aguacate partido. Esta indicación se basa en el poder antioxidante del ácido cítrico y el ácido ascórbico (o vitamina C) que posee el limón dentro de su composición nutricional.

Los antioxidantes son moléculas con múltiples funciones en el organismo humano, frenando los procesos de degradación propios de los radicales libres en nuestras células. Además, también previenen reacciones de oxidación y cambios de color indeseables en alimentos, donde el oxígeno tiene un papel clave. Es el caso de la degradación del aguacate.

Otro de los consejos que normalmente se ofrecen para mejorar la conservación del aguacate es la de sumergirlo en un envase con agua, para así disminuir el contacto de la superficie del aguacate con el oxígeno responsable de los cambios de coloración.

Hay que separarlo de otras frutas

Adicionalmente, y si nos referimos a la conservación global del aguacate entero antes de partirlo, también se recomienda guardarlo separado de otras frutas. El aguacate es un fruto climatérico, lo cuál quiere decir que sigue madurando tras su recolección ya que produce un gas llamado etileno. El etileno es una hormona vegetal responsable de la maduración en vegetales, por lo que los aguacates tienden a producir grandes cantidades de esta hormona.

Si almacenamos frutas sensibles al etileno como la naranja, las uvas o las fresas cerca del aguacate, corremos el riesgo de que sufran una sobre-maduración temprana que las eche a perder antes de lo esperable. En este sentido, conviene almacenar frutas climatéricas por separado del resto. No solo el aguacate, sino otras como los plátanos, peras o manzanas.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola