El brócoli y la alcachofa, aliados ante los empachos navideños

Brocoli pella

La Navidad es una época abonada al exceso alimenticio. Raras son las fiestas de fin de año en las que no llevamos nuestro capacidad digestiva al límite y tentamos a la suerte con comilonas que podrían desembocar en problemas de indigestión, colesterol, hipertensión, etc. En Navidad más que nunca hay que saber encontrar un equilibrio nutricional. Incorporar en las comidas alimentos saludables como el brócoli o la alcachofa, dos buenos aliados con los que salir airosos del tradicional empacho navideño.

Tanto el brócoli como la alcachofa son dos productos de temporada, con los que se puede aprovechar el periodo invernal para tomarlos frescos. De hecho, ambos guardan mejor sus propiedades cuanto menos se les manipula. Una dieta a base de brócolis o alcachofas poco cocinada puede actuar de contrapeso en el típico desfile de alimentos altamente calóricos.

En el caso concreto del brócoli, su elevada cantidad de fibra y el hecho de apenas contener calorías supone un enorme beneficio para personas que desean perder peso o que quieren mantener la línea y esquivar los atracones típicos de estos días, ya que además produce un efecto saciante que favorece la regularidad intestinal.

Si finalmente se apuesta por su cocinado, los expertos recomiendan hacerlo al vapor, pues de este modo se retiene hasta un 50% más de propiedades que con otros métodos de preparado. Una alternativa a esa cocción puede ser el salteado con aceite de oliva, un ingrediente que casi nunca falta en nuestras dietas, tampoco en el periodo navideño.

Asimismo, cabe destacar que el consumo de una ración de 100 gramos de brócoli al día proporciona la cantidad de potasio (300 miligramos, pero solo 30 de sodio) que el cuerpo necesita para ayudar a prevenir la hipertensión (tensión arterial alta) y otras enfermedades de tipo cardiovascular que pueden ir asociadas a las comidas familiares en abundancia de estas fiestas, como explica Diego A. Moreno, investigador del Laboratorio de Fitoquímica del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos del CEBAS-CSIC y habitual colaborador de la asociación +Brócoli.

El consumo del brócoli no sólo previene el empacho de las fiestas, sino que además actúa de escudo contra otro clásicos de las Navidades: el resfriado. Esta enfermedad contagiosa puede prevenirse de manera efectiva con el consumo continuado de vitamina C, una propiedad que el brócoli contiene en un 45% (90 miligramos por cada 100 gramos de verdura) más que en el caso del zumo de naranja, habitual fuente de este nutriente. 

Alcachofa por Navidad

El brócoli no es el único elemento indispensable de nuestra dieta navideña. Hay otros alimentos saludables que pueden hacer más ligeras las comidas de estas fechas, caso de la alcachofa, que también suma en el objetivo de conservar los buenos hábitos alimenticios. Estos deben estar presentes en el calendario de prioridades de la Navidad a fin depurar nuestro organismo y no acumular kilos de más.

Así, la ingesta de alcachofa ayuda a disminuir la retención de líquidos –ya que es altamente diurética– y favorece la reducción de volumen corporal, con lo que también ayuda en la recuperación después de las citas copiosas de la Navidad. Además, las propiedades caloréticas y colagogas de este vegetal depuran y eliminan toxinas de órganos tan importantes como el hígado, tal y como indica la investigadora Nuria García, doctora e investigadora de la Universidad de Murcia en el departamento de Química Agrícola, Geología y Edafología y habitual colaboradora de la asociación Alcachofa de España.

Pero las propiedades de la alcachofa no terminan ahí. Este alimento es perfecto para plantar cara a las digestiones pesadas y sirve para regular los niveles de azúcar en sangre,puesto que contribuye a que éstos no se disparen. Esto ocurre debido a su  alto contenido en inulina y que hace de la alcachofa un alimento especialmente recomendable para personas diabéticas.

En todo caso, pese a las recomendaciones señaladas, la doctora Nuria García recuerda que en el periodo Navideño –o en cualquier otro–  conviene no encomendar nuestra salud a las denominadas “dietas detox”, elaboradas a base de alcachofa o brócoli, sino que es más saludable seguir una dieta equilibrada y variada en la que quepan ambas verduras.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola