Cómo comer mango: consejos saludables

El mango es un alimento muy apreciado por los consumidores, aunque suele quedar relegado a un segundo plano en nuestra dieta.
como comer mango

Uno de los principales motivos puede deberse a lo complicado que resulta en ocasiones retirar su piel, algo que suele gustar poco a los consumidores menos duchos en la cocina.

A pesar de ello, el mango es considerado un alimento riquísimo en nutrientes. Por lo que sin lugar a dudas merece la pena introducirlo en nuestra dieta frecuentemente. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Te contamos algunos consejos saludables que puedes utilizar en casa para incrementar la presencia del mango.

El mango en la cocina, más allá del consumo en fresco

  • Toma mango en ensaladas frescas, junto a otras frutas y hortalizas. El mango suele consumirse fresco, pero no debes renunciar a una buena ensalada rica en vitaminas y minerales de interés. Aporta un sabor muy dulce y refrescante que acompaña a la perfección con otros vegetales como lechuga, tomate o zanahoria.
  • Prepara platos exóticos como el poke bowl. Esta novedosa preparación culinaria tiene su origen en Hawai, y consta de un plato de arroz o quinoa con diferentes toppings a modo de vegetales cortados en trozos más pequeños. El mango suele ser un ingrediente habitual que aporta un toque exquisito a este plato. Junto a otros vegetales como el aguacate se convierte en una opción ideal para disfrutar saludablemente.
  • Postres y bizcochos saludables con mango. Acompañar un dulce casero con fruta es una de las mejores opciones para aprovechar aquellos azúcares naturalmente presentes y saludables. El mango resulta ser una opción llamativa para incorporar en repostería y también preparaciones más típicas como el clásico yogur con fruta y muesli. Prueba a añadir un poco de mango y verás como el sabor de tu desayuno sube mucho de nivel.

Corte y preparación del mango

En ocasiones cortar el mango se convierte en una ardua tarea, sobre todo si este sigue todavía un poco verde y no ha alcanzado un estado de madurez óptimo. En estas situaciones se complica un poco retirar satisfactoriamente toda la carne del fruto.

Además, el propio corte suele ser arriesgado ya que el hueso del mango es bastante voluminoso y ocupa la parte central del fruto. ¿Quieres saber cómo cortarlo de la forma más óptima posible aprovechando todo el mango? Aquí tienes algunos consejos.

  • Primero identifica la parte más estrecha del mango
  • Después, realiza un corte transversal evitando el hueso. Es decir, no justo por la mitad, sino ligeramente hacia un lado
  • Seguidamente, ayúdate de un vaso para retirar la piel con mayor facilidad
  • Continuamos cortando por un lateral y rotando toda la pieza hasta retirar la piel por completo
  • Al final troceamos a nuestro gusto según la receta, ya sea en cuadraditos o tiras

En este vídeo de Lidl podemos ver todos los pasos a seguir para cortar y preparar un mango sin riesgo de cortes ni accidentes. Os recomendamos su visualización para entender correctamente el procedimiento.

¡Buen provecho!

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola