Arnandis: “Vivimos un proceso de estabilización del kaki”

Aunque el kaki verá reducida drásticamente su producción en un 50% esta campaña, debido principalmente a una meteorología adversa y a las plagas, el sector sigue acometiendo nuevos retos para mantener la calidad y sanidad de la fruta, entre ellos el control biológico.
cirilo arnandis

Fruit Today habló con Cirilo Arnandis, presidente de la DO Kaki Ribera del Xúquer, quien nos comentó la hoja de ruta para erradicar plagas como el cotonet y la mosca blanca. Una realidad y un proyecto de futuro que se basa en el control biológico.

¿En qué consiste el plan de control biológico sobre la producción de la DO Kaki Ribera del Xúquer?

Hay dos plagas que dañan el kaki: el cotonet y la mosca blanca. Esta segunda, estimula la aparición de un hongo, la negrilla, que provoca que la fruta ennegrezca y se convierta en un producto no comercial.

En el cotonet, el control biológico lo llevamos a cabo con una suelta continua de depredadores.

También aplicamos métodos de confusión sexual, un método que tuvo mucho éxito con la mosca del Mediterráneo y que consiguió controlarla.

¿En qué medida ha afectado la reducción de fitosanitarios a ese control de las plagas?

El problema que tenemos con la erradicación de plagas es consecuencia directa de la falta de materias que actúen sobre las mismas. Los productos que utilizamos son cada vez más formulados, con la mirada enfocada en la sostenibilidad y el medioambiente, aspecto con el que estamos totalmente de acuerdo. Pero antes de tomar la medida de eliminar productos, se debería realizar una valoración de las repercusiones que esta cancelación puede tener sobre la producción.

Estamos investigando mucho para solucionar este tipo de problemas mediante la utilización de insectos y la suelta regulada de depredadores. Por otra parte, con los productos autorizados hemos realizado un plan de control continuado para tratar las plagas en el momento que son más agresivas.

¿Esta situación podría haber generado un desencanto en el agricultor a la hora de cultivar esta fruta?

Habría que retroceder en el tiempo para entender la situación. Llevamos un cuarto de siglo generando un producto en la zona de la Ribera como nadie había hecho nunca. Hubo una bajada de precios a la que, de forma simultánea, se le unió un problema de nuevas plagas y que, en su día, provocó cierto desencanto. Hemos asistido a una evolución en la que se ha pasado de utilizar dos tratamientos y tener un cultivo limpio y con producto de calidad, a tener que aplicar diez tratamientos. Esto, por supuesto, ha encarecido la producción y, además, sin buenos resultados. Con este panorama, es normal que exista desencanto, pero le aseguro que la resiliencia y la capacidad de innovación del agricultor de la Ribera es extrema. Hemos pasado por muchas vicisitudes y hemos sabido reinventarnos.

Hay una cosa clara e innegable: el kaki es un producto de calidad, una gran fruta y, cada año, el mercado y los consumidores esperan esta fruta de temporada.

Creo que, por todo esto, nos encontramos en un proceso de estabilización, pero no olvidamos que contamos con un gran producto que durante muchos años ha sido líder en el mercado y esperamos que recupere ese liderazgo.

¿Qué volumen de kaki se espera para la presente campaña?

La producción se ha reducido en un 50%, por lo que se calcula que en total serán alrededor de unos 180 millones de kilos de comercialización. En agosto ya éramos conocedores de que este aforo iba a ser bastante más reducido, pero que la calidad de un producto avalado por la Denominación de Origen iba a continuar siendo excelente.

A nivel comercial, priorizaremos a nuestros clientes europeos y de cercanía y, en segundo lugar, intentaremos también atender las demandas de los de ultramar.

 

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola