DANA: un primer balance desolador con al menos 300.000 ha de cultivo dañadas

temporal almeria invernadero derribado

La gota fría se ha cobrado seis víctimas mortales. Las primeras estimaciones de dos asociaciones agrarias hacen temer la pérdida en conjunto de unas 300.000 h de cultivo, una superficie equivalente a la provincia de Álava.

El presidente valenciano, Ximo Puig, insistió en pedir “una especie de Plan Marshall” para la zona, y el Consejo de Gobierno de Murcia solicita al Estado la declaración de zona catastrófica para la Región. A este respecto, Andrés Góngora de COAG Almería, ha confirmado que “ya estamos en contacto directo con la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, para evaluar los daños y valorar ayudas que palien este desastre que, sin duda, es un duro golpe para el sector, para la provincia de Almería y también para la economía andaluza”.

Primeras estimaciones desoladoras

Aún es muy pronto para cuantificar los daños que ha causado esta gota fría, la más catastrófica desde 1879, cuando una riada causó más de mil muertos en Murcia y Orihuela, según la delegación valenciana de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), pero las primeras aproximaciones resultan desoladoras. La Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Alicante apunta en su estimación inicial que se perderán los cultivos de cítricos, hortalizas y uva en unas 150.000 hectáreas entre Elche y Pilar de la Horadada. Y según una primera estimación de urgencia elaborada por los servicios técnicos de la Asociación Valenciana de Agricultores, la gota fría ha causado unas pérdidas superiores a los 100 millones de euros sobre los cultivos agrícolas de la Comunitat Valenciana.

La misma superficie, 150.000 h y solo de regadíos, teme perder en Murcia la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) por la rotura de las infraestructuras de riego y las inundaciones. Esa superficie afectada supone en conjunto el equivalente a la provincia de Álava. En cualquier caso, el cómputo de hectáreas dañadas será mucho mayor cuando se calculen todos los cultivos y el resto de comarcas y poblaciones inundadas.

El balance no ha hecho más que empezar. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, reiteró el domingo tras visitar las zonas inundadas el sábado que no se reparará en gastos para paliar los costosos daños materiales. Este lunes prevé retornar a la zona. Varios ministros recorrieron tanto Alicante como Murcia para seguir las labores de rescate y de contención de avenidas de agua en las que han participado varios miles de profesionales, entre agentes de las fuerzas de seguridad del Estado, bomberos, soldados y miembros de Protección Civil y Cruz Roja, entre otros.

El rey Felipe VI también mantuvo el pasado domingo contacto con los presidentes autonómicos afectados.

Comunitat Valenciana 

La provincia de Alicante acapara la mayor parte de los daños, con un balance desolador que supera los 92 millones de euros, mientras que entre las comarcas valencianas afectadas por el temporal destacan la Vall d’Albaida, La Costera, La Ribera y L’Horta Sud donde se registran alrededor de 6 millones de pérdidas. En total, la superficie agrícola de la Comunitat que ha sucumbido a los efectos catastróficos de la DANA sobrepasa las 46.000 hectáreas. A estas primeras previsiones, advierte AVA-ASAJA, habría que sumar los destrozos y los sobrecostes en alimentación en las explotaciones ganaderas (sobre todo en apicultura y granjas de ovino), así como en las infraestructuras agrarias (caminos, márgenes, muros, instalaciones de riego, almacenes, invernaderos, etc.) y en la maquinaria agrícola, cuya evaluación resulta a día de hoy más difícil de concretar.

Los cultivos más afectados son los cítricos principalmente limones ubicados en las comarcas del sur de Alicante– que acumulan unas pérdidas cercanas a los 60 millones de euros debido a la inundación de los campos y a los problemas de asfixia radicular que se producirán en los próximos días. La superficie citrícola que alcanza unos niveles de afección de al menos el 40% de la cosecha sobrepasa las 20.000 hectáreas. Los productores de uva de mesa y de vino también han sufrido importantes perjuicios económicos a las puertas de la vendimia. En un total de 17.000 hectáreas de viñedos repartidos en las provincias de Alicante y Valencia, AVA-ASAJA cifra en más de 22 millones de euros las pérdidas ocasionadas por las intensas lluvias.

Las hortalizas, en muchos casos recientemente plantadas, han resultado literalmente arrasadas en unas 6.000 hectáreas, por lo que el impacto económico asciende a más de 10 millones de pérdidas.

Otras producciones damnificadas por la gota fría son la granada, con 2.000 hectáreas dañadas y 3 millones de pérdidas para los agricultores; el caqui en las zonas cercanas a los cauces y los barrancos de La Ribera Alta, con 100 hectáreas afectadas y cerca de un millón de pérdidas; y el arroz en el parque natural de La Albufera, especialmente las variedades de ciclo corto como el Bomba, con unas 800 hectáreas inundadas y 850.000 euros de pérdidas.

AVA-ASAJA solicita a Agroseguro que agilice las tareas de peritación de las parcelas y el pago de las indemnizaciones puesto que este temporal viene a agravar la delicada situación de muchos agricultores y ganaderos valencianos, que ahora sufren una severa descapitalización para afrontar los gastos de una nueva temporada. Asimismo, la organización agraria reclama a las administraciones que muestren una especial sensibilidad hacia el sector en forma de ayudas o medidas fiscales destinadas a paliar la crítica situación en la que se encuentra sumido.

2.000 h afectadas en Almería

En estos momentos, aún se están valorando los perjuicios causados por un temporal que se puede calificar de histórico. Según unas primeras estimaciones de Asaja Almería, serían al menos 350 h afectadas y cerca de un centenar de explotaciones caídas, localizadas principalmente en la comarca de Níjar, así como ha afectado a un buen número de explotaciones ganaderas. Sin embargo, al pasar los días el balance se ha elevado a 2.000 h por parte de la Junta de Andalucía.

Desde COAG Almería adelantaban asimismo, que han quedado bajo el agua numerosos cultivos hortícolas, como tomate, pimiento, berenjena, calabacín… etc., en la zona del levante almeriense y en el término municipal de Almería capital.

Ante lo acontecido, los técnicos de COAG se han movilizado rápidamente y se encuentran haciendo balance de las consecuencias del temporal. En este sentido, Andrés Góngora, responsable de Frutas y Hortalizas de COAG y secretario general de COAG Almería, ha manifestado que “es muy importante que los agricultores den cuenta cuanto antes de los daños en sus explotaciones, para que esta organización tenga perfectamente contabilizados todos y cada uno de los daños que han provocado estas intensas lluvias e inundaciones”.

Por último, el responsable de Frutas y Hortalizas de COAG ha indicado que las oficinas de COAG Almería están a disposición de todos los agricultores afectados para asistirles gratuitamente, sean o no afiliados de la organización. “Estamos abiertos a todos para que, cuanto antes, podamos superar este difícil bache para la agricultura almeriense y el sector hortícola andaluz”, ha concluido.

Murcia tendrá que replantar

El director de la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia (Proexport), Fernando Gómez, ha pedido a los trabajadores agrícolas que huyan de situaciones de peligro ante las intensas lluvias y las avenidas de agua que están anegando fincas enteras. En declaraciones a Efeagro, ha señalado que aún es pronto para hacer una valoración de los daños en los cultivos y en las explotaciones agrarias, porque sigue lloviendo con fuerza y es difícil entrar en algunas zonas.

“Daños va a haber en algunos cultivos”, ha vaticinado, especialmente en los de hoja como lechugas, espinacas o apio que ya habían sido plantados para esta campaña y, tras este episodio, “probablemente habrá que volver a plantar y supondrán un retraso de la cosecha prevista para noviembre. Respecto a los cultivos bajo cubierta en invernaderos, Gómez ha afirmado que según sus informaciones, en las instalaciones más modernas en zonas como Mazarrón o Águilas se está “aguantando bastante bien” aunque está entrando algo de agua. “Los menos modernos, con infraestructuras más frágiles, se han visto más afectados”, ha puntualizado.

El Consejo de Gobierno de la Región de Murcia, reunido el pasado sábado 14 de septiembre, en sesión extraordinaria, ha aprobado solicitar al Estado que apruebe para la Región de Murcia la declaración como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, debido a los efectos causados por la depresión aislada en niveles altos (dana) en todo el territorio regional desde el pasado jueves.

El jefe del Ejecutivo regional, Fernando López Miras, explicó en rueda de prensa tras presidir la reunión del Consejo de Gobierno que esta solicitud de zona catastrófica en su mayor extensión se debe a que el temporal causado por la dana “no afecta a uno o dos municipios, sino a decenas de ellos”.

López Miras quiso subrayar que “la pesadilla desgraciadamente no ha terminado aún”, y solo cuando pase el agua “podremos ver los estragos del temporal, uno de los más duros de la historia de la Región, el episodio más intenso de lluvias que hemos sufrido”, señaló el presidente, quien reiteró que “la situación complicada aún se mantiene, toda la Región está afectada, con muchas zonas literalmente sumergidas”.

El Consejo de Gobierno evaluó los cuantiosos daños materiales en primera instancia, “y a partir de ahora realizaremos una valoración exhaustiva de los daños para iniciar mañana mismo la reconstrucción”, destacó el presidente, tras dar el más sentido pésame en nombre del Gobierno regional a los familiares y amigos de los fallecidos en Alicante, Albacete, Almería y Granada.

“Lo más urgente es atender a todos los que han perdido su vivienda, además de garantizar la potabilización del agua donde se ha visto afectada y el suministro de luz”, explicó el jefe del Ejecutivo, que destacó asimismo como prioritarias la recuperación de las infraestructuras de transporte para poder canalizar todas las ayudas.

“La situación es dramática y exige que todas las administraciones canalicemos nuestros esfuerzos para que todo vuelva a la normalidad y resarcir los daños causados por esta gota fría”, resaltó López Miras.

Seis víctimas mortales

Un hombre de 41 años fue hallado muerto en la pedanía La Matanza de Orihuela (Alicante), y la quinta víctima mortal fue hallada el viernes también en Orihuela. El jueves por la tarde, la Policía de Almería informaba de la muerte de un hombre a causa del temporal al quedar atrapado en un túnel el vehículo en el que viajaba. Esta víctima se sumó a los dos hermanos en la provincia de Albacete que también perecieron cuando iban en su coche por las lluvias torrenciales.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) informó que las precipitaciones se extenderían el viernes a prácticamente toda la mitad sur peninsular y Baleares, y serían localmente fuertes o muy fuertes en el cuadrante sureste e Ibiza, e incluso torrenciales en el Levante.

Las últimas noticias dibujan un mapa en el Levante anegado por las lluvias. Las lluvias torrenciales que afectan a la mitad sur de la Comunidad Valenciana están siendo especialmente torrenciales y persistentes en Orihuela (Alicante), donde se han acumulado más de 120 litros por metro cuadrado en las últimas 6 horas, 57,6 en la última hora.

Fuentes: COAG / El País / Efeagro

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola