Entre la espada y la pared por culpa de la carestía energética

Los altos costes energéticos están llevando a las empresas a una situación límite respecto a su viabilidad económica.
Adolfo García camposeven

Adolfo García, gerente de Camposeven, se atreve a aventurar que, si no se toman medidas, “los agricultores cuanto más vendan, más podrían perder.”

En el momento actual, la carestía energética está influyendo en el buen desarrollo de muchas empresas, imagino que también en la de ustedes. ¿qué solución aportaría usted para superar esta situación?

El aumento de costes en todos los procesos de la cadena alimentaria es tremendamente preocupante, creo que podemos alcanzar precios de venta en los productos alimentarios muy preocupantes y difíciles de asumir por el consumidor final. Si estas subidas no se aplican, va a ser la ruina de la agricultura. Se puede alcanzar la circunstancia de que cuanto más se venda más se pierda.

A mi juicio, no se tiene en cuenta, que un agricultor tiene que invertir su dinero en un negocio y existen dos factores importantísimos que no controla, el precio de venta y las situaciones climatológicas. Por este motivo, teniendo en cuenta que producimos alimentos, creo que deberíamos reflexionar muy seriamente sobre el asunto.

En cuanto a la energía, no soy especialista en el tema, pero si escucho noticias sobre las medidas que están poniendo en marcha otros países de la UE y que en España no serían difíciles de implantar por nuestros recursos naturales, así como otro tipo de energías que habría que volver a retomar su funcionamiento, en vez de pensar en su desmantelamiento.

¿Aprecian ustedes alguna reducción del consumo de ecológico en Europa? ¿Y en España cuál está siendo su comportamiento?

El consumo de productos ecológicos en Europa tiene su mercado. Sinceramente creo que va a ir en aumento, y en España creo también seguirá la misma tendencia porque efecto salud y medioambiente preocupan cada vez más a importantes segmentos de la población.

Aunque el precio, es un “hándicap”, los consumidores tienen claro a que se debe esa diferencia de precio, lo saben valorar y lo pagan. También son conscientes que si no fueses así el producto ecológico no existiría.

Hay muchas empresas que están optando por los frutos secos debido a su mayor rentabilidad (almendra y pistacho), creo que también es vuestro caso, ¿me puede dar datos?

Dentro de nuestra amplia gama de productos ecológicos y biodinámicos, hace años apostamos por los frutos secos, en concreto por la almendra. No tenemos grandes cantidades, pero está dentro de nuestra gama.

De todo su portfolio, ¿me puede indicar qué productos están sufriendo la mayores subidas o descensos?

Nosotros desde el principio apostamos por tener un porfolio amplio, de hecho, tenemos más de 25 productos distintos, por tanto, a nuestros clientes ofrecemos una variedad, más que una cantidad y procuramos adaptarnos a sus peticiones y así evitar la especulación.

En estos momentos algunos medios internacionales están hablando de que este invierno podríamos encontrar lineales vacíos, que la sociedad de la opulencia alimentaria ha acabado. ¿Qué opina sobre estas informaciones?

Tal y como transcurren los acontecimientos geopolíticos creo que cualquier cosa puede acontecer.  No creo que pueda haber escasez de comida en un país que como el nuestro que es una potencia agroalimentaria, pero lo peor de todo es que no hemos aprendido de lo sucedido durante los años de pandemia. No podemos depender de otros países. Europa y España, en concreto, debe buscar su soberanía alimentaria. Es como si el COVID no nos hubiera en señado nada.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola