Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

“La coyuntura económica del mercado europeo favorece a terceros países”

La pérdida de poder adquisitivo en Europa, donde la inflación se sitúa en una media del 10%, acelera las compras de fruta de países terceros.
Rafael Domínguez freshuelva

Esto es lo que se observa desde Freshuelva en la primera parte de campaña. “La situación podría variar, pero por el momento es la que es y los países terceros, como Marruecos, sacan provecho de la crisis económica europea”, explica Rafael Domínguez, gerente de Freshuelva.

También ha sido la tónica general que se ha vivido con la campaña de frambuesa este otoño en la que el vecino alauita toma posiciones muy avanzadas en el Viejo Continente en detrimento de la frambuesa onubense que ve como se reducen sus hectáreas productivas. “El diferencial de costes entre nuestros productos y el de terceros países es cada vez mayor en un contexto en el que el consumidor mira, cada vez más, el precio.”

“Todo ello se enmarca dentro de un panorama en el que los costes energéticos, los de embalaje y los de los fertilizantes se han disparado. Además, debemos añadir el cumplimiento del nuevo Reglamento sobre envases y embalajes, que nos afecta directamente y que, a día de hoy, no sabemos ni cómo encaja burocráticamente en nuestras empresas”.

En el orden productivo, las altas temperaturas del otoño y la falta de humedad de la tierra provocaron una mortandad de las plantas que se plantaron entre octubre y noviembre por estrés hídrico. Entre un 12% y un 15% han tenido que ser replantadas de nuevo, las cuales van a tener un mes de retraso frente a la temporada habitual. En cualquier caso, el volumen de fresa para la campaña actual mantiene su estabilidad y se espera que se alcancen las 270.000 toneladas

La mano de obra

“Siempre es una preocupación, pero esperamos que, con el contingente marroquí incrementado en unas 5.000 personas y que llegará a las 16.000, junto con los trabajadores de Honduras y Ecuador no tengamos problemas, al menos durante la primera parte de campaña. La segunda es siempre más difícil porque coincide con la entrada en producción de otras frutas.”

Fondos Next Generation

Desde Freshuelva se confía en que antes de final de año, la llegada de este capital europeo se traduzca al menos en ayudas al regadío. “En 2018 se aprobó la Ley para el trasvase del Condado y ni siquiera se ha reunido la Comisión. Tenemos la esperanza de que, al menos, las obras del túnel de San Silvestre, que son las de menor cuantía, se ejecuten”.

El impuesto al plástico

Desde la entidad onubense se espera que los berries, por ser productos altamente sensibles, resulten excluidos de la reciente normativa que prevé que las unidades de venta por debajo de un kilo y medio deban ser vendidas a granel. Y, por otro lado, la entidad está también muy pendiente de ver cómo se articulará el impuesto al plástico no reciclado, que graba su uso en 0,45 euros por cada kilogramo de material adquirido. “A día de hoy, hay mucha confusión en cómo deben las empresas articular el uso de embalajes plásticos, pero además contamos con un hándicap porque somos los únicos europeos que tenemos este impuesto y la producción de Freshuelva se dirige en un 85% al mercado exterior,” concluye el directivo onubense.

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola