La mandarina Tang Gold de Italia se integra en el sistema de control y certificación varietal

mandarina tango

La producción italiana de la mandarina sin semillas (seedless) Tang Gold alcanzará esta temporada un volumen significativo, estimado en casi 3.000 toneladas.

Se trata de una cifra aún incipiente porque, dada la juventud de las plantaciones, el país transalpino será seguro una de las zonas mediterráneas cuya cosecha más crecerá. De ahí que Eurosemillas –que explota los derechos de este cítrico ‘de autor’- haya integrado este año, por primera vez, a la producción de este país en su sistema de certifi-cación. Este programa de verificación es, probablemente, el más avanzado y completo del mercado citrícola y garantiza, de cara al consumidor, el correcto etiquetado de la variedad así como el origen legal de la fruta. Lo ejecuta una firma especializada, Cyberagrópolis y sus controles afectan a todos los eslabones de la cadena.

El sistema es el mismo que, desde 2020, viene implementándose con la marca Tango Fruit, que comercializa en exclusiva en Italia el gigante especializado en frutas premium, Spreafico. Dado el incremento que se está produciendo en la cosecha local de Tang Gold, está previsto que Spreafico aumente en los próximos años su suministro con los formatos y calidades diferenciales de Tango Fruit, ahora ya de las principales zonas de producción italianas (Reggio Calabria, Basilicata, Apulia, Campania y Cerdeña). De tales regiones también se abastecerán los siete importantes operadores que se han integrado en el sistema de certificación de Tang Gold y que, por tanto, podrán servir esta variedad protegida con total garantía de autenticidad que son, además de la propia Spreafico: Orchidea Frutta SRL, Apofruit Italia, Linbo S.C.A.R.L., MODERNA S.R.L., O.P. ARMONIA,  Ortofrutticola Gallo Di Gallo Natale P. & C. S.A.S. Agricor, Soc. Coop Agricola y la Associacione Agricultori Villacidresi.

Eurosemillas es conocedora de que, en ocasiones y con la intención de reducir la cantidad de semillas provocada por la polinización cruzada de cítricos, se injertan o plantan árboles con material vegetal no certi-ficado ni licenciado de Tang Gold. Los lotes de estas plantaciones mezclan variedades agronómicamente problemáticas –porque tienen semillas y las generan en plantaciones vecinas- con las Tang Gold ilegales, lo que supone un fraude a los derechos del agricultor licenciado, del obtentor y los del propio consumidor.

De ahí que desde 2015 Cyberagrópolis haya perfeccionado, de forma diferencial y única, un programa de control que arranca con un etiquetado especial, que impide la falsificación. El sistema incorpora auditorías y toma de muestras de fruta para su análisis por marcadores moleculares en las fincas de los agricultores con permiso de cultivo, en las instalaciones de los operadores autorizados y en los puntos finales de venta (supermercados italianos y/o europeos). Estos marcadores no son más que segmentos del ADN diferencial de Tang Gold que permiten distinguir inequívocamente esta variedad sobre cualquier otra. Este material, tomado por una empresa independiente, se remite asegurando la cadena de custodia a laboratorios acre-ditados que comprueban en 24/48 horas si concurren las variaciones de ADN —los marcadores molecu-lares— que distinguen esta variedad.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola