La venta de productos agrarios copa ya el 10% del comercio mundial de mercancías

El subsecretario del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad, ha subrayado la importancia de la formación en al ámbito agroalimentario  y, especialmente de los  programas de alta dirección, asegurando que “el mercadodemanda profesionales más y mejor formados, que sean los motores de las innovaciones disruptivas que, sin duda, marcarán el futuro del sector, y en definitiva, el devenir de nuestra sociedad”.

En el acto de clausura de la VII edición del Master de Gestión de Empresas Agroalimentarias que, organizadas por la Fundación LAFER y Global Market, se han celebrado en la sede del MAPAMA, Haddad ha manifestado el interés del Departamento por iniciativas como esta, que contribuyen a construir y a mantener una industria agroalimentaria sostenible en el ámbito económico, social y medioambiental, y por ende a mejorar el entorno social.

PUJANZA DEL SECTOR AGROALIMENTARIO

Esta  industria, ha señalado el subsecretario, sigue por delante de otros sectores, como los productos de la industria del automóvil, los textiles y el vestido o el hierro y el acero. Muestra de ello, ha explicado, es el aumento constante de los intercambios internacionales de productos agrarios en los últimos 65 años,  con exportaciones mundiales de productos agropecuarios que representan ya  cerca del 10% del comercio mundial de mercancías.

Un comercio internacional de productos agrarios que, en los últimos diez años, ha crecido un 60% en volumen y ha triplicado su valor, impulsado por una elevada demanda, especialmente en las economías emergentes.

Además, ha subrayado Haddad, hay que tomar en cuenta que las previsiones plantean para 2050, un crecimiento de la demanda global  de un 60  por ciento respecto a 2005-07, debido sobre todo al aumento de población mundial  que se estima será de 9.100 millones de personas, y una creciente urbanización que,  se calcula, convertirá al 70% de la población mundial en urbana, frente al 49 % actual.

Un proceso que, según ha expuesto el subsecretario, irá acompañado seguramente de un consumo mundial orientado hacia productos de mayor valor añadido, provocado por el aumento de los ingresos y la urbanización de los países en vías de desarrollo.

VOCACIÓN EXPORTADORA

Frente a esta evolución, Haddad ha valorado la vocación exportadora de España, que en 2016, se mantuvo en el cuarto lugar de la UE en el ámbito de  mercancías agroalimentarias, con una cuota de exportación de un 8,8%, levemente superior a la de 2015. Un mercado exterior que ha llevado al sector agroalimentario y pesquero a desempeñar un papel relevante en la balanza exterior española, pues sus exportaciones supusieron en 2016 el 18,4% de las del conjunto de la economía, y las importaciones el 12,9%, contribuyendo  a reducir el déficit comercial español.

Conjuntamente con las exportaciones, el subsecretario ha destacado también  la importancia del consumo interior que, tras unos años lastrado por las dificultades económicas, recupera una tendencia ligeramente alcista, como puede comprobarse en el gasto en alimentación del último Panel de Consumo en los hogares, según el cual el gasto ya supera los 67.000 millones de euros.

Para mantener y mejorar los logros conseguidos por el sector agroalimentario, Haddad ha hecho hincapié en la valiosa contribución que pueden brindar iniciativas como el Master de gestión de empresas, al aportar al mercado personal con alta cualificación. Esto permitirá a los operadores afrontar los retos de la industria como la mejora de la calidad, una mayor eficiencia y la necesaria internacionalización de los productos, ha concluido el subsecretario.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola