Las nuevas tendencias de Mercadona, Consum e Ikea

Ainia

Los hábitos de consumo han cambiado durante estas semanas de crisis sanitaria y restricción de movilidad. Menos frecuencia y mayor volumen en la compra, consumo de productos de cercanía o la combinación del consumo indulgente y el saludable, son algunos factores que venimos observando.

Pero, ¿qué hábitos han venido para quedarse?, ¿de qué forma la distribución va a adaptarse a los tiempos venideros? ¿en qué medida la crisis económica que se vislumbra afectará a la oferta?.

Consum, IKEA y Mercadona han abordado estas cuestiones en la mesa redonda virtual “La gran distribución trabajando hacia el futuro“, organizada por AINIA

Ajuste de las prioridades de las tendencias de mercado

Ante la cuestión de cómo se vislumbran los próximos meses y qué sucederá con las tendencias identificadas antes de la crisis sanitaria, la principal conclusión es que algunos de los cambios observados en los modelos de compra prevalecerán mientras que otros volverán a ser similares a etapas previas.

Mercadona

Luis Pla, director de calidad de Mercadona, señala que un considerable porcentaje de los hábitos saludables se va a mantener. Entre los productos cuya compra prevalecerá destaca el surtido saludable, los productos de limpieza y de cuidado personal mientras que prevé un descenso en los relacionados con el canal horeca como pueden ser los aperitivos y snacks.

 

 

ConsumPor su parte, Manuel García, director de marketing de Consum, indica que no se ve una aceleración de las tendencias y identificadas previamente, pero con priorizaciones. Durante este tiempo se ha visto un resurgimiento del consumo local y la proximidad. La alimentación saludable se ha mantenido durante el confinamiento y continuará con foco en la prevención y en la funcionalidad de los alimentos. Se seguirá viendo una polarización de los consumidores y su cesta de la compra, tanto por generaciones como por economía familiar. En cuando a lo que está por venir, señala que los cambios sociales y políticos, así como la crisis económica que sigue a la sanitaria, van a tener un efecto en los consumidores.

ikea

Momento de incertidumbre, observar lo que sucede en los cambios de fases y la evolución del consumidor son algunos aspectos señalados por Carlos Cocheteux, Country IKEA Food Manager. El consumidor es más consciente de lo que consume y el impacto que supone para el medioambiente, por lo que la sostenibilidad parece tomar fuerza en ese sentido. Por otra parte, señala que el consumidor, a pesar de pasar más tiempo en casa, no dispone de tiempo para cocinar. En cuanto al tema salud, es uno de los factores prioritarios para los consumidores.

En cuanto a la sostenibilidad, todos opinan que durante estos meses se ha ralentizado, pero es un tema que las empresas van a retomar. En concreto, en lo referente al plástico, las iniciativas por contar con materiales reciclables o compostables, reducir los plásticos de un solo uso o la búsqueda de otros materiales que aporten la misma seguridad alimentaria son algunos de las iniciativas destacadas.

COVID-19, catalizador de la innovación en la distribución

En 2019 Mercadona lanzó 325 novedades en sus productos con ratio de éxito del 82%, y van a seguir apostando por la innovación. Reinventarse y ser creativos para no dejar de sorprender al “jefe”, como Mercadona denomina a los consumidores. Combina el compromiso de eliminar todo aquello que no aporte valor al producto, con anteponer la calidad, seguridad alimentaria y servicio al precio del producto. Mercadona continuará colaborando con los mismos proveedores, 85% nacionales, y trabajan para que la rentabilidad se produzca en todos los eslabones de la cadena.

Consum opina que apostar por la innovación es la salida de la crisis y continuará con su plan de desarrollo de la marca propia (600 – 700 referencias), el cual contempla las reformulaciones para mejorar la calidad del producto buscando la máxima eficiencia en cadena de valor. Sin embargo, también consideran importante el disponer de las marcas reconocidas por los consumidores. Una de las iniciativas de innovación se centra en la transparencia y la información al consumidor, aspecto que se remarcó en la anterior mesa redonda virtual “Las marcas que siguen al lado del consumidor”, simplificando y clarificando la información que aparece en el etiquetado.

IKEA invirtió el año pasado 30 millones de euros para bajar los precios. Apuestan claramente por la sostenibilidad y la salud a precios bajos. La innovación enfocada a los hábitos de los consumidores en el hogar en aras de facilitarles la vida. Prima la innovación colaborativa con los proveedores y el garantizar la seguridad de los consumidores.

Apuestas de la distribución ante la posible evolución de los hábitos de compra y el consumo colectivo

Siguiendo con lo comentado por IKEA en cuanto a observar el entorno, se encuentra la incertidumbre en cuanto a la evolución de los hábitos de compra, del consumo colectivo en restaurantes y su influencia en los productos que se consumen en el hogar.

Antes de la crisis sanitaria provocada por COVID-19, Consum había observado cierto traslado del ocio al hogar. La explosión de los últimos días en la visita a los bares puede que se quede, pero es necesario ver cómo evoluciona y cómo la legislación permite avanzar. Apuestan por los productos casi listos para su consumo, por facilitar al consumidor recetas para componer platos fáciles de cara al fin de semana y piensan que el delivery puede observar un crecimiento, sin embargo, hay que ver cómo evoluciona.
En cuanto a los hábitos de compra, contemplan la omnicanalidad y apuestan por la experiencia de compra en el punto de venta, haciéndola lo más agradable y ágil posible.

En la misma línea, IKEA señala dos claves relativas al consumo: por una parte, el desarrollo de comidas que reduzcan el tiempo de preparación y, por otra el delivery y el take away para hacerle más fácil el día a día al consumidor. Esto lo combinan con la accesibilidad, factor que consideran clave y para lo cual están diseñando nuevas formas de acercamiento al consumidor más allá de la compra física y la experiencia en tienda.

La creatividad y la innovación en platos preparados y listos para comer, y la posibilidad de consumir alimentos en los supermercados son las líneas de trabajo de Mercadona ante la previsión de que el canal horeca vuelva a la normalidad. Ello no quita que permanezca parte del aumento que se ha visto en la venta de productos que generalmente se consumen fuera de casa, como los aperitivos, el vino o la cerveza.

Las 3 ideas fuerza de la distribución en esta etapa

  • La innovación como catalizador de la evolución. Reinventarse y adaptarse a lo que la sociedad y los consumidores demanden.
  • Se antepone la Calidad y Seguridad Alimentarias al precio de los productos.
  • Colaboración de todos los agentes de la cadena. Relación con proveedores continua y búsqueda de la rentabilidad a lo largo de la cadena de valor.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola