Los berries apuestan por la hidroponía para avanzar en sostenibilidad

hidroponia

El sector productor y comercializador de berries agrupado en FRESHUELVA está avanzando en convertir la producción tradicional por la hidroponía como una forma de ahorrar agua y fertilizantes y hacer este cultivo más sostenible. Se pretende también disminuir el problema existente con la falta de productos autorizados para la desinfección de los suelos.

La desinfección de los suelos agrícolas es una tarea imprescindible para que los cultivos se desarrollen bajo condiciones óptimas de sanidad. No obstante, los productos autorizados que permitan la reducción o eliminación de los diferentes patógenos presentes en el suelo son cada vez menos, dificultando mucho esta tarea y perjudicando a cultivos como los berries.

La autorización de los productos necesarios para la desinfección de suelos se considera imprescindible para mantener la evolución positiva de las explotaciones de berries, según han traslado el presidente y el gerente de Freshuelva, Alberto Garrocho y Rafael Dominguez, a representantes del Ministerio de Agricultura y de la Junta de Andalucía que visitaron Huelva, la semana pasada, para conocer la situación in situ.  En concreto visitaron la zona el director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Valentín Almansa y el director general de la Producción Agrícola de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Manuel Gómez.

Por otro lado, el sector de Huelva está apostando, sobre todo en el cultivo de la fresa, por avanzar en sostenibilidad a través de la transformación de la producción tradicional en hidroponía, lo que supondría ahorro de agua, de fertilizantes, así como una mayor posibilidad de producir durante más mees en el año, lo que conllevaría también mayor capacidad de empleo. La hidroponía no usa directamente el suelo agrícola; es un método de cultivo que usa disoluciones minerales en vez de suelo agrícola. Las raíces reciben una solución nutritiva y equilibrada disuelta en agua con los elementos químicos esenciales para el desarrollo de las plantas, que pueden crecer en una solución acuosa únicamente, o bien en un medio inerte, como arena lavada, grava o perlita, entre muchas otras.

No obstante, para llevar a cabo esta transformación que supone una importante inversión en infraestructuras, es necesario contar con incentivos de las administraciones, como ocurre en otros sectores y en otros países, según Freshuelva, asociación integrada en FEPEX.

Fuente: fepex.es

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola