Actel, en constante evolución

De la venta a granel a la confección, del hueso y la pepita a la incorporación de nuevos productos, y del mercado europeo al global, sólo median pocos años en la actividad de la entidad.

La cooperativa catalana de segundo grado vive una constante adaptación a los tiempos y circunstancias. Con unos volúmenes que tradicionalmente han estado muy ligados al producto a granel, la campaña pasada sumó más de 100.000 toneladas confeccionadas y su objetivo pasa por llegar a las 1.000 toneladas diarias confeccionadas.

Su constante búsqueda de nuevos mercados ha permitido que la firma exporte hacia países de ultramar volúmenes que van más allá de meras ventas puntuales. “Aunque Europa es nuestro mercado natural y dada su proximidad seguirá siéndolo, algunos países de Sudamérica como Brasil ya representan una partida importante. El año pasado llegamos a enviar unos 120 contenedores.” explica Josep Lluis Trilla, director comercial de Actel.

Sin embargo, el abordaje de nuevos mercados resulta un camino arduo de resultados lentos, en el que no se ven los frutos de un día para otro. “Nuestra evolución natural es abrir nuevos destinos, pero hay que valorar todo tipo de riesgos tanto financieros como de calidad”

Colombia, Costa Rica o los países del Golfo Pérsico representan nuevas oportunidades de negocio pero, de momento, suponen volúmenes que para un gigante como Actel son anecdóticos, pero con visos de futuro.

“El abordaje de nuevos mercados resulta siempre un camino lento”

Por otro lado, la oferta de Actel ha crecido y ésta será la tercera campaña que dispone de cítricos procedentes de la Ribera del Ebro. Igualmente, un convenio con la cooperativa tarraconense de L`Aldea permitirá la comercialización de hortalizas como coliflor, brócoli, romanesco, lechuga, etc. y otro tipo de frutas como la sandía. “Nuestro objetivo pasa por llegar con estos productos a las 10.000 toneladas en tres años y poder tener presencia en los mercados durante la práctica totalidad del año.”

Además, otro acuerdo con una cooperativa de Castilla-La Mancha, implica que Actel se ha iniciado en la exportación del melón piel de sapo. “En líneas generales, el propósito de Actel es ampliar el porfolio de productos y estar presente en los lineales el mayor número de meses posible.”

En cuanto a la evolución del paraguayo la cooperativa registrará un gran aumento de producción, pasando de las 9.000 toneladas de la campaña pasada a no menos de 13.000 para la temporada actual. Por ello, Trilla sugiere que “en líneas generales, el ritmo de comercialización está siendo fluido y se mantienen las buenas perspectivas, por lo que es de esperar que los resultados globales sean satisfactorios.”

La pera Edenia. El proyecto Edenia, aparece como un proyecto más largo de lo contemplado porque “nació en un momento de crisis, y aunque a un ritmo más lento del deseado cada temporada se incorporan nuevos supermercados que siguen sumando.”

El volumen global comercializado por la cooperativa ha pasado en pocos años de 70 a 136 millones de kilos, que se podrían convertir en más de 140 para este año. “Sin embargo, no deben lanzarse las campanas al vuelo porque el dueño de la empresa, el productor sigue sufriendo las consecuencias de una de las peores campañas que el sector ha vivido nunca, la del año pasado”.

 

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola