BASF pone el foco en las tendencias

Con Sunup®, la línea Pearl y Kukino dan respuesta a las demandas del mercado en melón y no pierden de vista la tradición, con ejemplos de éxito como la sandía Bengala F1
basf Magverik

Este año BASF está de celebración. Su sandía Bengala F1 cumple 10 veranos en el mercado. Una década de éxitos en la cual muchos agricultores han podido comprobar sus bondades y el tándem perfecto que forma con Kalanda F1, su polinizador con microsemillas.

Su gran capacidad de cuaje en condiciones de bajas temperaturas y días cortos, la precocidad y ausencia de ahuecado son alguno de los motivos que han llevado a Bengala F1 a liderar el ciclo temprano y extratemprano de Almería.

Pero, lejos de caer en la autocomplacencia, la compañía sigue ampliando su portfolio con materiales que dan la talla a nivel agronómico y garantizan una alta calidad, siempre con el sabor como bandera. De su oferta destacan nombres como Premium F1, mini/midi rayada con micro semilla para exportación, referente en el mercado por su fiabilidad agronómica y óptima rentabilidad, polinizadora o para monocultivo.

En calibre mediano-grande para mercado en fresco despunta la Sugar baby triploide Style F1, con máxima calidad para el consumidor. Todo un referente en aire libre en su segmento, gracias a su producción, estabilidad, longevidad, regularidad y calidad organoléptica.

Con doble aptitud para fresco y procesado, sus propuestas ganadoras son Bazman F1 y Harmonium F1, con sabor, corte limpio y carne firme y crujiente.

Melón: calidad y sostenibilidad 365 días

En la gama de melón, BASF se ha propuesto la difícil tarea de recuperar el mercado, arrastrado desde hace años por una crisis de consumo en la categoría. Para tratar de recuperar al consumidor, apuestan por nuevos sabores, sostenibilidad y gamas que permiten tener disponibilidad los 365 días del año.

Entre sus nuevos conceptos están Sunup®, la gama de cantaloup Pearl y Kukino F1 en piel de sapo. Con Sunup® BASF persigue crear una nueva referencia en el supermercado.  Es una propuesta rompedora que recuerda al cantaloup por su escriturado y líneas de sutura, pero presenta un color de piel muy diferente, pasando del amarillo pálido a un atractivo dorado cuando está maduro.

En melón cantaloup destaca la gama Pearl, una línea genética dentro del cantaloup larga vida pero que marca el punto de corte con un leve virado de color a crema, muy útil para los productores. La gama ofrece materiales de cantaloup mejorados agronómicamente, por su rusticidad de planta, alta productividad, resistencias a oídio y pulgón y excelente calidad interna y externa. Carne naranja, sabor y buen comer son sus bazas.

Cierra la terna de especialidades Kukino F1, piel de sapo de calibre pequeño con el más alto nivel de calidad que se alinea con las demandas del mercado y el consumidor actual, que busca melones más pequeños.

En el área tradicional, BASF completa el ciclo de piel de sapo al aire libre con Quintero F1*, para trasplantes tardíos de Murcia y medio en La Mancha. Se trata de un melón de calidad y calibre marquista, con un exterior muy atractivo, de color dorado y escriturado uniforme.

En la línea Magenta cierran la gama con Magverik F1, un ‘dual purpose’ en toda regla con aptitud para aire libre e invernadero de Almería, convencional y bío, e ideal tanto para fresco como IV gama.

En Charentais, lanzan Saramir F1* (temprano) elevando el estándar de sabor. Combina una gran calidad organoléptica con resistencia a pulgón.

Por último, amplían su gama Galkia® con variedades que mejoran el rendimiento y suman resistencias a oídio y pulgón, evitando tratamientos, lo que reduce el impacto del cultivo en el medio ambiente. Además, el indicador de corte reduce el destrío a la mínima expresión y su poscosecha contribuye a minimizar el desperdicio.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola