Campaña «traumática» para el espárrago con al menos 40 millones de pérdidas

Más allá de los efectos devastadores de las inundaciones del fin de semana del 18 y 19 de marzo, el hecho de que haya llovido durante un mes de forma casi ininterrumpida está afectando gravemente a la corta del espárrago. La actividad se paraliza cuando hay precipitaciones. La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) ya ha hecho sus cuentas y ha manifestado su «enorme preocupación por la situación que atraviesa el sector». Según esta organización, la meteorología adversa ha provocado ya unas pérdidas de cuarenta millones de euros, de los cuales diez se corresponden con jornales que finalmente no se han formalizado sencillamente porque no hay tajo. Porque resulta imposible acceder a las explotaciones y, por ende, las cadenas de manipulado están funcionando a medio gas -están entrando muy pocas partidas-. ¿El problema? Que a partir del viernes vuelve el agua. Nuevo parón.

El secretario de UPA en Granada, Nicolás Chica, dice que la presente campaña está siendo «especialmente traumática» no sólo por la lluvia, sino por el frío de los últimos días, con mínimas de cero grados en algunos municipios. «Se ha perdido ya una tercera parte de una recolección que dura tres meses», dice el dirigente agrario, quien recalca que esta coyuntura ha coincidido con el mes en que el producto de Granada se cotiza más alto -a unos cuatro euros el kilogramo- por la confluencia de dos circunstancias. Granada es la primera en producir por razones climatológicas y lo hace, además, ante la expectativa de un incremento de la demanda debido al mayor consumo que se registra durante la Semana Santa.

El grueso de la cosecha de Granada coincidirá el mes que viene con la de otros países como Alemania. Es decir, no sólo habrá más oferta en los mercados internacionales, con el impacto que ello implica en bajada de precios, sino que además esos mismos mercados estarán abastecidos por productores locales. Históricamente los esparragueros de Granada cobran menos a partir de mediados del mes que viene. Todo ello dificultará que las liquidaciones de temporada, la media a la que se ha vendido estos tres meses, llegue a los dos euros del año pasado.

Granada es la provincia española con mayor superficie dedicada a este cultivo. Aglutina tres cuartas partes del total de la comunidad autónoma. Esta hortaliza es clave para la economía de municipios como Huétor Tájar, Villanueva Mesía, Salar, Loja o Algarinejo en el Poniente y Láchar, Moraleda de Zafayona, Huétor Vega o Fuente Vaqueros en la Vega. «Es auténtico oro verde para muchas localidades», subraya Nicolás Chica, quien también destaca el carácter social de este monocultivo.

Según datos facilitados por la Delegación de Agricultura, la previsión era que Granada produjera este año 69 millones de kilos de espárragos, de los que treinta provienen de la exportación. En total hay plantadas 6.466 hectáreas en toda Granada. La expectativa era que se formalizaran 421.000 jornales.

Fuente: Ideal

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola