CERES lanza una campaña para que España sea un país libre de transgénicos

CERES reparto de frutas y hortalizas_campaña contra transgénicos

CERES Almería ha desarrollado en Almería una campaña de información, sensibilización y concienciación dirigida a los consumidores sobre los organismos modificados genéticamente o más comúnmente conocidos como transgénicos. Esta campaña, que se está desarrollando en toda Andalucía y que cuenta con el apoyo del IAM y de COAG, busca –entre otros aspectos- que el Gobierno de un paso adelante para que “España sea un país libre de transgénicos como sucede en el resto de los países de la Unión Europea donde los producto modificados genéticamente están restringidos o prohibidos”, ha explicado Dori Luque, Presidenta de CERES Almería quien ha recordado que lamentablemente en Comunidades Autónomas como Andalucía, Aragón o Cataluña se está produciendo “maíz, algodón y patatas transgénicas aunque no para consumo humano”.

Por su parte, Dori Luque ha reseñado que los transgénicos no está comprobado que tenga ningún beneficio medioambiental o para la salud, sino que únicamente beneficia a grandes multinacionales interesadas en controlar la alimentación mundial. “Consumir transgénicos conlleva riesgos para la salud ya que no es un producto natural, aunque nos quieran vender lo contrario. Además lleva más pesticidas y agroquímicos por lo que es perjudicial para nuestra salud”.

Por su parte, el Secretario Provincial de COAG Almería, Andrés Góngora, ha reafirmado el posicionamiento de la Organización Agraria y CERES en este tema abogando por una España donde se prohíban los transgénicos. “Tenemos una postura muy clara en contra de la producción de transgénicos a todos los niveles y los argumentos que planteamos son lo suficientemente de peso como para que la legislación antitransgénicos avance en nuestro país como ha avanzado en países como puede ser Francia o Alemania”, ha indicado a la par que ha criticado que en España sea donde más se está fomentando la producción de transgénicos. “Nos preocupa no conocer dónde está ubicados los centros de Monsanto o Syngenta donde se están llevando a cabo los ensayos de transgénicos, y no lo sabemos porque el Ministerio de Agricultura  no nos quiere informar y ayuda a estas grandes multinacionales con mucho poder a ocultar estas pruebas. Ni el sector ni los consumidores sabemos realmente qué se está haciendo y corremos el riesgo de que exista alguna contaminación de transgénicos en productos que puede venir derivada, sobre todo, del polen”, ha concluido.

Durante el acto, los consumidores que se han mostrado interesado sobre qué son los transgénicos y han manifestado públicamente su rechazo, han recibido información a la par que se han llevado hortalizas de temporada (pepino, tomate y pimiento rojo italiano) como ejemplo de que las producciones almerienses están libres de transgénicos.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola