Diego Martínez: “vivimos un año especial”

La compañía catalana registra una gran fluidez en la salida de productos, consecuencia directa de una falta generalizada de fruta en todo el mercado mayorista.
Diego Martínez

Fruit Today Magazine habló con el empresario Diego Martínez sobre la actual campaña estival y la situación en general

Este es el segundo año consecutivo con una importante falta de fruta de hueso, aunque también en otras categorías se ha convertido esta escasez es una tónica habitual. ¿Cómo le afecta a su compañía?

Lo cierto es que a nivel comercial vivimos un año especial. Las heladas de abril y mayo nos han llevado a esta situación. Faltan kilos, pero los precios son buenos. Será una campaña que a algunos agricultores se les dé bien, pero otros no tendrán tanta suerte porque no tienen producción. En líneas generales, yo diría que no compensa: nosotros dependemos de que el agricultor funcione bien.

¿Y los productos estrella del verano como el melón y la sandía?

El primer tramo de campaña fue muy bueno, con precios excepcionales y también dentro de una tendencia de falta de producto. En estos momentos se comienza a notar una falta de sandía por lo que hay mucha fluidez en las ventas. Ha habido muchos problemas de floración con el producto y, por lo tanto de calidad, pero el mercado lo ha aceptado.

Llevamos semanas con olas de calor extremas, ¿cómo puede afectar esto a las producciones vinientes?

Sin duda, va a haber repercusiones, el estrés hídrico va a hacer que la fruta y verdura tenga menor calibre. En algunos invernaderos se están rozando los 55 grados.

El invierno ha resultado complicado debido a la carestía energética, de insumos, problemas de transporte, etc.

Sí, es cierto. Se ha convertido en una situación a la que cada empresa hemos tenido que hacer frente desarrollando nuestras propias habilidades y estrategias. A pesar de ello, la temporada de hortalizas y de pimiento se ha caracterizado por tener precios espectaculares. El nivel de ventas ha sido muy bueno, pero la alzada de costes hace que la actividad tenga una menor rentabilidad, todo y que vendemos más.

¿Cómo está siendo el comportamiento del tomate de importación, me refiero al holandés, del que ustedes son importantes receptores?

La guerra evidentemente ha cambiado algunos paradigmas y esto es lo que ha sucedido con la producción holandesa. En Holanda se ha plantado más tarde debido al precio del gas y la cantidad de producto es menor, pero con precios aceptables.

¿Cómo ve usted el futuro de Mercabarna?

Creo que somos muy afortunados por trabajar en uno de los mercados con mayor proyección de Europa y, aunque no sea inminente, desde este año sabemos que el recinto podrá crecer en espacio y con él sus empresas. Además, la visión de la dirección de Mercabarna nunca ha sido cortoplacista, sino a futuro, anticipándose a las tendencias que marca la sociedad, como la lucha contra el desperdicio alimentario o la apuesta decidida por la producción de proximidad y ecológica.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola