El Congreso pide que Nutriscore siga siendo voluntario hasta que haya acuerdo en la UE

Nutriscore

Por 25 votos a favor y 9 abstenciones -del Grupo Popular-, la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados de España ha respaldado una proposición no de ley de Ciudadanos, con una enmienda transaccional.

En el texto acordado, el Congreso insta al Gobierno a promover que los sistemas de etiquetado se adapten a la dieta mediterránea y a los productos con indicación geográfica o denominación de origen, recogiendo su valor “nutricional y saludable”.

También se pide realizar una evaluación anual de los cambios en los patrones de consumo de alimentos con motivo de la aplicación de ese sistema de etiquetado y llevar a cabo campañas de información a los consumidores para lograr un consumo más saludable y sostenible.

La parlamentaria de Ciudadanos María Muñoz ha defendido que las personas deben contar con “información veraz, completa y accesible” para poder elegir “con conocimiento de causa” y se ha mostrado en contra de que el Gobierno se “apresure” a adoptar el Nutriscore, que tiene “efectos negativos que impiden”, a su juicio, informar bien al consumidor.

En cambio, ha quedado rechazada una proposición no de ley del Grupo Popular en la que reclamaba al Gobierno que posponga la implantación del Nutriscore hasta que la Unión Europea apruebe un etiquetado nutricional obligatorio estandarizado y acordado con todos los sectores implicados.

La diputada del PP Carmen Riolobos ha considerado que el Nutriscore “confunde a los consumidores, califica muy mal a los productos españoles y va en contra de la dieta mediterránea”, al tiempo que ha criticado las “contradicciones” que existen entre las posturas de distintos miembros del Gobierno.

Laura López (Podemos) ha asegurado que, si no se regula el Nutriscore, puede haber “diferencias en la aplicación de este etiquetado que lleven a la confusión de los consumidores”, tras argumentar que, con ese sistema, se está dando la “oportunidad a las empresas de que jueguen con ventaja en el mercado internacional cuando se homogenice en Europea”.

Mercedes Jara (Vox) se ha mostrado a favor de retirar el citado etiquetado porque “su algoritmo no es claro”, “no es adecuado para la población española” y “no se adapta a la dieta mediterránea”, al otorgar una “mala calificación” a algunos de sus alimentos tradicionales.

Artículo relacionado: Nutriscore hace saltar «chispas» entre los ministerios de Agricultura y Consumo

Desde el Grupo Socialista, su diputada Marisol Sánchez ha animado al resto de formaciones a evitar divisiones y llegar a un acuerdo para la armonización del etiquetado nutricional, ayudando a seleccionar los productos más saludables y defendiendo los productos españoles “emblemáticos” como el aceite de oliva.

Fuente: Efeagro

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola