“El Gobierno central no ha invertido ni un solo euro para evitar la catástrofe del Mar Menor”

Los problemas en la mayor laguna salada de Europa, el Mar Menor, se eternizan bajo desavenencias políticas.
Luengo Consejero Murcia

Este verano podría volver a ser una temporada muy complicada. Subsanar esta situación es una tarea urgente que, de no llevarse a cabo, puede llegar a ser irreversible

Fruit Today Magazine habló con Antonio Luengo, Consejero de Agricultura de la Región de Murcia.

¿Se ha convertido la agricultura en la cabeza de turco del problema del Mar Menor?

Para esta Consejería el problema del Mar Menor es esencial. La comunidad científica lleva décadas trabajando en él. No podemos permitir que la sociedad crea que la agricultura es la responsable de lo que sucede en nuestra laguna salada y que este mantra se siga manteniendo en el tiempo.

Desde hace años, los agricultores están haciendo un importante esfuerzo de reconversión para demostrar la sostenibilidad del Campo de Cartagena y de la Región de Murcia. Tenemos muy claro que, si no somos sostenibles, no somos competitivos y, por lo tanto, no podremos vender nuestros productos. Hay que reconocer el trabajo que hacen los agricultores en el entorno del Campo de Cartagena.

El Gobierno regional ha puesto en marcha 4 marcos legislativos para regular las actividades que se dan en este entorno y debemos reconocer que al que se le ha pedido un mayor sobreesfuerzo es al sector agrícola, con medidas de toda índole: sondas de humedad, perimetración de setos, etc.

No es lógico que se criminalice a un sector estratégico que está haciendo las cosas muy bien. Por esto me gustaría hacer una llamada a la sensatez.

¿Me podría explicar en qué consiste la problemática de la Rambla del Albujón?

Durante 4 años hemos intentado que la sociedad entienda lo que sucede en la rambla del Albujón. La relación causa-efecto está demostrada por los científicos y es la tercera vez que hay una paralización de la estación de bombeo, que sirve para reducir la cantidad de aportes que llegan al Mar Menor. Y cada vez que esto sucede, ha terminado en una situación parecida a la del 2019, año en el que la estación estuvo parada. En ese momento, la degradación del Mar Menor se incrementó de una forma exponencial.

Mientras no cese la entrada de agua por la rambla del Albujón, el sobreesfuerzo de los agricultores se queda en agua de borrajas.

No quiero decir que sea ésta la primera causa, pero la comunidad científica afirma que es muy significativa, ya que se trata de agua muy dulce y lleva una concentración de nutrientes muy elevada.

Desde la Consejería, todas las semanas realizamos aforos del caudal de agua que llega al Mar Menor y hemos constatado que desde la tercera semana de marzo la instalación está parada. Necesitamos de forma urgente, que se acometan obras para que la estación de bombeo funcione.

El Albujón es el segundo río más caudaloso que tenemos en la Región. Lo único que hay que hacer es aplicar las infraestructuras y tuberías por parte del Ministerio. Algunas de estas infraestructuras ya están en marcha.

¿Cómo se siente esta consejería cuando la Ministra Ribera dedica dinero para otro tipo de actuaciones?

A día de hoy, el Ministerio de Transición Ecológica no ha invertido ni un solo euro en el Mar Menor. La actual vicepresidenta conoce el problema desde hace 4 años. En septiembre de 2019 le explicamos la importancia del bombeo del Albujón y las tesis que la comunidad científica defendía para bajar el acuífero y cesar la entrada de agua en la Rambla. Cuatro años después nos encontramos en la misma situación. Estamos muy molestos ante tanta inacción por parte del Gobierno Central, nos han intentado confundir y llevar a una discusión de competencias. Al final, se nos ha dado la razón respecto a las actuaciones de cada administración.

Se trata de un problema político que no se deja en manos de las personas que saben, los científicos. A los políticos del Gobierno central se la trae al pairo lo que opina la comunidad científica.

Se intenta criminalizar a la agricultura y al propio gobierno regional. A la primera como causante del problema y al segundo por permitir que lo hiciera.

La realidad es que tenemos la ley más restrictiva de Europa y, probablemente, una de las del mundo para la agricultura en el Campo de Cartagena.

Trabajamos con los agricultores formándoles e informándoles y, a día de hoy, hemos formado a más de 2.500 profesionales.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Lo más leído

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola