El gran reto de la semilla 100% eco: ¿llegaremos a tiempo?

Entrevista a Almudena de la Cruz, responsable de Asuntos Regulatorios de Anove
Almudena de la Cruz - anove

El uso masivo de autorizaciones excepcionales (semillas convencionales sin tratar) crea una imagen negativa del producto ecológico español frente a otros mercados y pone en peligro los esfuerzos de los programas de mejora genética de variedades para la producción ecológica. Fruit Today habla de ello con Almudena de la Cruz, responsable de Asuntos Regulatorios de Anove.

¿Cómo afectará la nueva normativa europea (Pacto Verde) a las empresas obtentoras y al sector en general?

Las empresas de semillas investigan para obtener las variedades mejor adaptadas al modelo de producción que elija el agricultor. Son los proveedores de una herramienta esencial en la producción agrícola, y el primer eslabón de la cadena agroalimentaria, que actúa como vector de la innovación y contribuye a incrementar el valor añadido de las producciones agroalimentarias. La producción y el suministro de la semilla ecológica seguirá realizándose bajo estrictas normas de calidad y seguridad, respetando siempre las condiciones que imponga la legislación vigente.

Ante los retos legislativos actuales, las empresas de semillas están trabajando intensamente para lograr un suministro suficiente de semillas para la producción ecológica europea.

La nueva web europea sobre material de reproducción vegetal ecológico proporciona la información del mercado de semillas disponibles de todas las bases de datos europeas, que ayudará a productores y obtentores en el conocimiento del mercado europeo.

También se han introducido otros tipos de materiales de reproducción, como el material heterogéneo ecológico y un experimento temporal sobre variedades ecológicas apropiadas para la producción ecológica. Desde nuestro sector hemos señalado en diversas ocasiones que, sea cual sea el modelo de producción elegido por el agricultor, es necesario partir de un material   de reproducción de calidad, por lo que no se deberían no se deberían reducir los estándares de calidad de las semillas en ningún caso.

¿De qué forma estáis trabajando desde el Grupo de Trabajo de Ecológico en Anove para adecuaros a las futuras exigencias? 

El Pacto Verde Europeo, y en concreto la Estrategia de la granja a la mesa, establece como objetivo alcanzar un 25% de la producción agraria bajo el modelo de producción ecológica, y para ello va a desplegar un intenso plan de acción para impulsar una mayor demanda de frutas y hortalizas. Esto representa una clara oportunidad para el sector productor en España.

El producto ecológico es obtenido bajo un modelo concreto de producción, regulado normativamente, la agricultura ecológica, que le permite acogerse a una certificación oficial.  España es líder en superficie de producción ecológica en Europa, que compite con otras producciones como la integrada y la convencional.

Ante estos retos, el Grupo de trabajo de ANOVE está trabajando para que el sector en su totalidad se prepare y pueda afrontarlos de forma organizada y con la máxima eficacia posible, para contribuir a la mayor competitividad de las producciones de España.

Como obtentores podemos cubrir las necesidades de insumos de semilla tanto convencional como ecológica de los agricultores, pero, para ello, debemos establecer una planificación de trabajo que nos permita programar nuestra producción, necesitamos conocer las demandas reales para poder adaptar nuestra oferta.

¿Creéis que desde las Administraciones se está preparando el terreno a los cambios que vienen o, por el contrario, deberían ponerse manos a la obra? 

La UE ha identificado como una de las principales limitaciones para su desarrollo la escasa disponibilidad de semillas ecológicas. Asimismo, apunta al objetivo de reducir progresivamente las excepciones que permiten el uso de semillas convencionales no tratadas en lugar de semillas ecológicas. También recomienda la creación de una base de datos específica a nivel europeo sobre la disponibilidad de semillas ecológicas. El Ministerio de Agricultura está realizando mejoras en la base de datos actual para adaptarla al Reglamento UE. Entre estas mejoras, debería encontrarse la gestión directa de stocks por parte de los proveedores lo que daría mayor agilidad al mercado, publicando los stocks de semillas ecológica disponible en tiempo real para los productores.

El sector agrícola necesita más investigación sobre la producción de semillas, especialmente en áreas con un claro valor agregado para la producción ecológica (es decir, resistencia a plagas y enfermedades o mejor eficiencia en el uso de recursos). El aumento de los rendimientos de los cultivos depende en gran medida de la genética, independientemente del tipo de producción y, por lo tanto, las administraciones son clave para impulsar la investigación, y evitar el desarrollo de marcos regulatorios que limiten su aplicación a la agricultura.

Desde el sector nos transmiten la necesidad de ‘pisar el acelerador’ en lo que se refiere a las excepciones que permiten el uso de semillas sin tratar, ya que en otros países como Alemania o Francia se están eliminando para determinados cultivos, y el uso de semillas sin tratar puede crear una imagen contraproducente para el producto eco español…

El origen ecológico de las plantas cultivadas para producción ecológica ha sido una de las principales preocupaciones de la Unión Europea en el nuevo reglamento.

El uso masivo de autorizaciones excepcionales (semillas convencionales sin tratar) además de crear una imagen negativa del producto ecológico español frente a otros mercados que usan mayoritariamente semilla ecológica, pone en peligro los esfuerzos de los programas de mejora genética de variedades para la producción ecológica que necesitan una planificación de negocio que permita programar la producción de semilla. Es imprescindible conocer las demandas reales y la situación real del sector ecológico para poder producir y suministrar la semilla necesaria.

Artículo relacionado: España crece en ecológico, pero queda camino hasta alcanzar lo fijado para 2030

Siguiendo el ejemplo de otros países europeos, España como país líder en producción ecológica de Europa, debería desarrollar alguna estrategia conjunta de adaptación al cambio, que permita trabajar a las empresas de producción de semillas ecológicas en un marco seguro de actuación.

Una de las ‘barreras’ de las semillas ecológicas es su mayor precio, ¿cómo se puede salvar este escollo? ¿Hay forma de hacerlo?

El material de reproducción vegetal se ha ido adaptando a la mayor demanda de semillas propagadas en condiciones de certificación ecológica. En las condiciones actuales de demanda del mercado, la Comisión esperaba alcanzar el 10% de la tierra agrícola ecológica para 2030 (aumento del 3% anual), tendencia que puede ser asumida por las empresas de semillas. Sin embargo, en el escenario del 25% de tierra en ecológico, se necesitaría aumentar seis veces el suministro de semillas para la agricultura ecológica, lo que será un verdadero desafío para las cadenas de suministro dados los plazos tan ajustados.

Se han hecho grandes esfuerzos en los programas de mejora genética de variedades en ecológico y en la producción de semillas ecológicas, pero la obtención de una variedad hasta su puesta en mercado es un camino lento y costoso: entre 10 y 12 años de trabajo y una inversión de más de 1,5 millones de euros.

La formación a los productores sobre el uso de semillas ecológica y el impacto que puede tener en los mercados europeos sería muy interesante.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola