El precio del albaricoque se desplomó un 50% en 2018

albaricoques bodegón

Según los aforos estadísticos del cultivo de melocotón relativos a 2018 en Murcia, se observó una disminución de rendimientos a nivel regional del 20,86%, siendo achacable solamente el 2,76 % a las incidencias climatológicas. El resto se puede atribuir a otras razones, principalmente a la escasez de agua. En el caso del albaricoquero, aunque las producciones fueron ligeramente superiores al año anterior, los precios alcanzados durante la campaña fueron muy inferiores a la media de los años anteriores. Como ejemplo, en el destinado a industria de primera categoría el precio recibido por el agricultor estuvo por debajo del 50% del recibido en el año anterior y más del 80% si nos referimos al albaricoque destinado a industria de segunda.

El cultivo de arroz también sufrió descensos notables de producción debido a infestaciones graves de ‘Pyricularia oryzae’, sobre todo en el cultivar bomba, más sensible a esta enfermedad fúngica. En los cítricos, en general, se produjeron diferencias de precios en determinadas épocas que se corresponden con picos de producción, con pagos a agricultores que no llegaban a cubrir los gastos de producción.

Sequía 

La Región de Murcia, de manera generalizada, sufre «una intensa sequía que se prolonga durante varios años, que ha afectado a todos los cultivos sobre todo de secano, pero viéndose perjudicados incluso los de regadío». Así se pone de manifiesto en un informe emitido por el Servicio de Coordinación de Oficinas Comarcales Agrarias, relativo a las incidencias y daños producidos en 2018 en zonas de la Región de Murcia donde se produjeron descensos extraordinarios en los rendimientos de cultivos afectados. El informe propone «el mantenimiento de los índices de rendimiento neto de los cultivos de secano igual al año anterior. Y en el caso del cereal, el viñedo y el almendro secano, «que se reduzcan al mínimo posible».

El documento hace referencia al vaivén sufrido por los precios señalando que «la discontinuidad del agua destinada a regadío que proviene del Trasvase Tajo-Segura, cerrado hasta el mes de mayo, ha provocado la incertidumbre entre el sector, concentrando plantaciones y por tanto la oferta en todo el sector hortícola, siendo más palpable en el caso del cultivo de lechuga. Dentro de los cultivos hortícolas de exportación en periodo invernal, como vuelve a ser el caso de la lechuga, el coste del transporte se ha incrementado debido a los cortes de fronteras sufridos en Francia. Los precios recibidos por el agricultor han fluctuado mucho, situándose por debajo de los costes de producción durante la mayor parte de la campaña».

Durante agosto, septiembre y octubre, con altas humedades relativas y temperaturas elevadas, se produjeron aumentos de enfermedades fúngicas. En ambos casos hubo descensos de producción reseñables.

Fuente: La Verdad

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola