Espárrago: una unión que se afianza

Cesurca, Espárrago de Granada y Los Fresnos llegan juntos a Madrid para presentar nuevos proyectos en una campaña en la que ya suman 8.500 t de espárrago solo en convencional.
Dip Cesurca

Este año Centro Sur (Cesurca) llega a Fruit Atracttion de la mano de Espárrago de Granada y Los Fresnos. Será la primera vez juntos tras la suma del tercer integrante, Los Fresnos. Una unión fructífera, ya que además de ampliar su músculo comercial, les permite llevar a cabo proyectos de valor añadido como los que presentarán en la feria. Uno, un dip de espárrago y aguacate que mostrarán en el Innovation Hub Awards. El otro, una línea de espárrago congelado de Cesurca, ya ha echado a rodar (lo pusieron en marcha en mayo), y se presentará de forma oficial en Madrid. “Estamos terminando de realizar las últimas pruebas y ajustes y mandando muestras”, avanza el presidente de Cesurca, Antonio F. Zamora.

La línea de congelado trabajará producto 100% español, solo durante la campaña nacional. Los productos listos para cocinar o comer ven cómo se incrementa su demanda (por falta de tiempo del consumidor, desconocimiento a la hora de tratar la materia prima…), y en el caso del congelado, que suma un +9-10% anual, se prevé que siga teniendo un crecimiento importante. “Facilitan la vida y reducen el desperdicio, porque el 100% es aprovechable. En nuestro caso, nos sirve para diferenciarnos y también como mecanismo para regular la sobreoferta en algunos momentos”, comenta el responsable de Cesurca.

La nave, que se ubica en sus instalaciones, cuenta con una potente inversión en energías renovables que les permitirá mitigar la escalada de precios de la factura energética. “Actualmente tenemos 400kw y vamos a sumar otros 300kw este año, lo que nos permitirá fabricar en horario solar para poder congelar con el sol”.

¿Habrá alimentos?

En esta campaña las 3 cooperativas darán un importante salto en ecológico, pasando de 8 a 38 ha de espárrago. En convencional tienen 1.680 ha, lo que se debería traducir en unas 8.300-8.500 t si el tiempo (nunca mejor dicho) lo permite. “Aún es pronto para hacer previsiones, pero la sequía que estamos padeciendo hace que las plantaciones sufran. Si no llueve, esperamos una previsible reducción”.

En Granada las comunidades de regantes están restringiendo el uso desde agosto, lo que, sin duda, afectará al volumen de producción. “En España hay agua, pero no está bien distribuida”.

En la UE también hay falta de agua y, como aquí, suben los costes de insumos de uso diario en los hogares, lo que podría afectar a las ventas. “Si sigue la misma línea, habrá un traspaso de consumo y se podría sustituir el espárrago por otros productos. Pero ¿el año que viene habrá alimentos? El problema del agua es más importante de lo que parece. El 2022/23 puede ser difícil, pero habrá que intentar equilibrar la balanza”.

Para depender cada vez menos de la importación, la alianza de cooperativas quiere ampliar el arco comercial del espárrago nacional apostando por cultivos en distintas zonas de España. “En Perú se planta cada vez menos espárrago en favor de aguacate y arándano”.

Fondos y desequilibrio

En medio de un contexto en el que los fondos de inversión apuestan por adquirir supermercados y cadenas de restauración de comida barata, Zamora subraya que cada vez tenemos menos interlocutores para poder negociar. En producción hay proyectos de integración de la oferta, pero no son suficientes frente a la pequeña y gran distribución”.

Por su know-how, para los productores “el camino es la concentración, pero es necesario el apoyo de la Administración, incentivando y asesorando a nivel jurídico, económico, etc”.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola