innocent presenta su cadena solidaria ‘el gran gorrito’ para mejorar la calidad de vida de las personas mayores

innocent

La iniciativa invita a tejer pequeños gorritos de lana con el objetivo de conseguir beneficios para destinarlos a la asociación Adopta Un Abuelo.

Por segundo año consecutivo innocent, los smoothies de fruta 100% naturales, organiza en España ‘el gran gorrito’, una auténtica cadena solidaria que invita a tejer pequeños gorritos de lana para vestir estas bebidas saludables con el objetivo de ayudar a las personas mayores. Con la venta de cada smoothie con gorrito, innocent donará 20 céntimos a Adopta Un Abuelo, asociación dedicada a que las personas mayores se sientan escuchadas,
acompañadas y queridas.

‘El gran gorrito’ nació en 2004 en Reino Unido, y desde entonces ha sido todo un éxito en varios países de Europa, donde ya se ha recaudado más de 2,8 millones de euros para distintas asociaciones destinadas al acompañamiento de personas mayores.

En España, la iniciativa se impulsó por primera vez en 2019, consiguiendo un total de 70.000 gorritos tejidos. Una vez recolectados estos gorritos, vistieron as botellas de smoothies innocent y se pusieron a la venta consiguiendo hacer una donación de 14.000 euros para esta asociación, que realiza programas de acompañamiento intergeneracional para la tercera edad con el objetivo de mejorar su calidad de vida. Este año,‘el gran gorrito’, continúa con su apuesta por conseguir el mayor número de participantes posibles para ayudar a los más mayores. Guadalupe, la abuela de dragones, se ha unido a esta iniciativa y ya ha comenzado a tejer pequeños gorritos con una gran causa.

Para que todas las personas que quieran se sumen a la iniciativa, innocent en colaboración con We Are Knitters, la empresa española que ha revolucionado la tradición de tejer en todo el mundo, ha diseñado unos patrones de varios niveles para crear estos pequeños gorritos sin necesidad de ser tejedores expertos. Además, el proyecto tiene la motivación de extender los beneficios de tejer, entre los que destaca la reducción del estrés y la relajación.

Para formar parte de esta cadena solidaria, solo hace falta tejer los gorritos siguiendo los patrones (para principiantes, expertos y creativos) y enviarlos antes del 31 de diciembre a la Fundación Juan XXIII Roncalli, un centro de empleo que trabaja por la inclusión sociolaboral de personas con discapacidad intelectual, que se encargará de recibir y contabilizar los gorritos tejidos en esta edición.

 

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola