La guerra de Putin genera consecuencias para el agro en todos los frentes

Vladimir_Putin 2022

Las sanciones «masivas» a Rusia por su incursión ilegal en Ucrania se suceden día tras día y el sector agroalimentario ve cómo su futuro se vuelve más incierto en todos los frentes por la desestabilización del tablero mundial de import-export y el aumento en el precio de los insumos.

La guerra con Ucrania le va a costar cara a Putin. Una de las consecuencias más ‘dañinas’ para Rusia es la expulsión del sistema SWIFT de buena parte de las entidades rusas, además de otras medidas para congelar los activos del banco central del país en EE.UU., Reino Unido y Europa. También desde EE.UU. han anunciado medidas inmediatas los ‘pesos pesados’ de la industria audiovisual y redes sociales como Disney, Warner Bros, Netflix, Meta y Twitter. Además, la UE ha puesto al magnate Mijaíl Fridman, dueño de Dia, en su lista negra de oligarcas rusos. Fridman tendrá congelados sus activos en suelo europeo y no podrá viajar a Europa. Una medida que ha llevado al millonario dueño de los supermercados y otros oligarcas rusos a pedir el fin de la guerra en Ucrania.

En medio de este panorama el sector agrícola debe hacer frente a consecuencias que oscurecen su futuro, ya dañado por los efectos de la pandemia.

Sobreoferta de manzana y cítricos

Incluso antes de que el pasado 24 de febrero el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunciara el inicio de una “operación militar especial” en el este de Ucrania, las consecuencias para el sector agrícola no se hacían esperar.

El primer movimiento protagonizado por Rusia fue el 20 de febrero, cuatro días antes del estallido de una guerra que ya andaba rumiando el Kremlin. Ese día el Rosselkhoznadzor (Servicio Federal de Vigilancia Veterinaria y Fitosanitaria ruso) anunció la reapertura de su mercado a las manzanas y peras de origen chino, dando así un paso adelante para asegurarse el suministro y seguir forjando alianzas con su socio más leal. No hay que olvidar que Rusia es el mayor importador de manzanas del mundo, y compra en los mercados extranjeros entre 700.000 toneladas y 1 millón de toneladas de manzanas frescas al año.

Aunque las mayores consecuencias en este aspecto recaen sobre Moldavia por ser el primer proveedor de manzanas de Rusia, el resto de orígenes podrían verse afectados. El motivo es que los exportadores del hemisferio sur, que tienen tanto en Rusia como en Ucrania un mercado de muchos millones de consumidores, podrían sobreabastecer a los mercados de EE.UU. y Europa, lo que provocará un «exceso de oferta» de manzana y cítricos en mercados mundiales clave, con las consiguientes pérdidas financieras para los exportadores, según un comunicado emitido por la Asociación de Exportadores de Frutas Frescas del hemisferio sur (SHAFFE).

Logística y transporte

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ya advertían, desde hace unas semanas, que la crisis entre ambos países estaba afectando al transporte por carretera. Y nada más estallar el conflicto, cuatro camioneros de una empresa ucraniana-española se quedaron bloqueados en Ucrania por la invasión y ahora el riesgo de atravesar las fronteras con Ucrania por Bielorrusia o la propia Rusia prácticamente ha paralizado las exportaciones.

Ramón Valdivia, director general de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC), dijo en una entrevista exclusiva para Logística Profesional, que: «A nivel del transporte por carretera (la guerra) tiene un efecto doble, por una parte, el alza de los productos energéticos del petróleo y el gas natural va a repercutir en los costes de todos los operadores de transporte por carretera«.

Por otra parte, en cuanto a la repercusión directa en la actividad de los camiones, Ucrania es el cuarto país, no perteneciente de la UE, en exportaciones desde España.

Insumos más caros

El sector agroalimentario español teme las consecuencias del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, que elevará aún más los precios de algunos insumos clave para la producción primaria, agravando la crisis que arrastra el sector.

Como bien dijo el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell hace unos días, «Rusia es una gasolinera y un cuartel». El precio del petróleo en crudo subió un 20% desde el inicio de año y la intervención de Rusia en Ucrania ha disparado el precio hasta los 100 dólares por barril, haciendo saltar todas las alarmas, ya que no se veía algo así desde la invasión de Irak a Kuwait. Pero no se quedará ahí: algunos analistas empiezan a prever que el petróleo podría alcanzar los 150 dólares por barril.

Pero no solo es el petróleo, Rusia es un gran productor de materias primas que son consumidas por todo mundo, incluida Europa, como el gas y el aluminio. Además, tanto Rusia como Ucrania son importantes productores mundiales de chips.

«Rusia es una economía pequeña en relación a su poder bélico o influencia mundial pero es un gran abastecedor de energía y esto va a tener impactos colaterales en el mercado internacional», resumía el director técnico para asuntos de la Unión Europea de Internacional de Cooperativas Agro-Alimentarias, Gabriel Trenzado.

«Situaciones nunca vistas»

En el ámbito agroalimentario, la exportación española de f&h a Ucrania es minoritaria, con 10.496 toneladas exportadas en 2021 por un valor de 8,9 millones de euros, lo que representa el 0,07% del volumen total exportado y el 0,05% del valor. Sin embargo, los ataques de Rusia a Ucrania están provocando “situaciones nunca vistas” en mercados como el de los cereales. «Ahora mismo, nadie sabe cuánto vale el cereal en el mercado», ha asegurado el secretario general de la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe), José Manuel Álvarez, que asegura que «el mercado nacional está paralizado y solo funciona el de futuros».

España es deficitaria en cereales y en oleaginosas y aunque días atrás la patronal de mayoristas de cereales había asegurado que el abastecimiento está garantizado, ahora manifiesta que la situación es «imprevisible». Es más, si la guerra no acaba pronto, José Manuel Álvarez considera que España tendrá que importar cereales de otros países y apunta a EEUU. Eso sí, «para traer cereales de la UE, será necesario que la UE reduzca las trabas a los transgénicos».

A escala mundial, Rusia es el tercer país con mayor oferta de granos por detrás de Estados Unidos y China, según la clasificación del Consejo Internacional de Cereales (IGC) correspondiente a la campaña 2021-2022. Pero Ucrania es un abastecedor fundamental para nuestro país en materia de cereales y oleaginosas. No por caso se le denomina el ‘granero de Europa’.

En 2021, España compró a Ucrania el 27,4 % de las importaciones de maíz y el 62 % de las de aceite de girasol, las dos grandes dependencias agroalimentarias de este país de Europa del Este. La balanza agroalimentaria es claramente deficitaria para los intereses españoles, superando los -800 millones de euros, según los datos consultados del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Así, el año pasado España compró unos 1.027 millones de euros al sector agroalimentario ucraniano por los cerca de 173 millones que exportó a ese destino. En compras, destaca la categoría de cereales, con 545,37 millones de euros, de los que 510,27 millones son de la factura del maíz y 23,5 millones por las adquisiciones de trigo ucraniano. La segunda categoría en importaciones fueron las 423,17 millones en grasas y aceites animales o vegetales, si bien la mayoría, 422,14 millones de euros, se destinaron a la adquisición de aceite de girasol.

Relaciones con Rusia

En el caso de las relaciones comerciales agroalimentarias con Rusia, desde 2013 se complicaron cuando este país impuso un veto a la importación de animales y carne fresca de cerdo desde la UE tras diagnosticarse dos casos de peste porcina africana en jabalíes de Lituania.

En 2014 Rusia amplió el veto a productos frescos (hortofrutícolas, carnes, pescados) de la UE pero, en este caso, en represalia por las sanciones a Moscú por su actuación en Ucrania en ese año. Esta medida supuso una fuerte pérdida de mercado para sectores como el de frutas y hortalizas españolas, ya que la balanza agroalimentaria de España con Rusia arrojaba un superávit cercano a los 400 millones de euros. A fecha de hoy las empresas no han podido cubrir ese vacío, como recuerda Fepex.

Las principales ventas españolas en Rusia se han situado en los últimos años en las conservas de verduras y frutas, aceite de oliva y vino mientras que España compra a ese país, principalmente, pulpa de remolacha, pescado congelado y cereales.

En 2021, la balanza agroalimentaria con Rusia dio un saldo positivo para España, que exportó a ese destino alimentos, bebidas y tabaco por 237,3 millones e importó por 190,2 millones de euros.

Saldos positivos en azúcar, café y cacao (55,4 millones) tabaco (25,8 millones), bebidas (9,6 millones), grasas y aceites (31,3 millones) o productos pesqueros (17,3 millones).

Un mercado pequeño para la industria alimentaria

La industria alimentaria, que lamenta este conflicto y espera que se solucione lo antes posible porque «hay vidas en juego», espera en términos económicos un impacto «pequeño» en sus exportaciones, pues Ucrania ocupa el puesto 36 en su ránking, con una cifra de ventas de aproximadamente 140 millones de euros en 2021, según datos de la patronal FIAB.

En el caso Rusia, las ventas de alimentación y bebidas ya se redujeron desde 2014, y en 2021 las exportaciones a Rusia se situaron en el número 27 del ránking de los países de destino, por un valor 196 millones de euros.

¿Tocará el bolsillo de los consumidores?

Según Efeagro, las estimaciones previas a la invasión ya apuntaban a que la inflación y la subida del IPC en España iban a durar al menos hasta la primavera y a que los bolsillos de los consumidores iban a notar esta escalada que deriva de las dificultades de la logística de 2021.

“En España llevamos dos años malos para productores de sectores como el porcino o el lácteo, pero si ahora suben las materias primas en un 10% ¿va a poder repercutirse en el mismo porcentaje en el coste para el consumidor? Yo creo que no; subirá aún más presión en la cadena”, ha dicho una fuente del eslabón comercial a Efeagro.

Lo hemos leído en: Fepex/ Logística Profesional / El Economista / Portal Frutícola / East Fruit / Efeagro

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola