Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La recolección mecánica se acelera con la COVID-19

rijk zwaan recolección mecanizada

Debido a la crisis del coronavirus, los productores de hortalizas y las empresas de procesado en  países como el Reino Unido, España, Italia y Alemania buscan acelerar su transición a la recolección mecánica.

Aunque el foco principal está en las verduras de hoja, los productores de otros cultivos también están interesados ​​en aumentar el nivel de automatización, según entrevistas realizadas por la compañía de mejora de hortalizas Rijk Zwaan entre sus socios de la cadena europea.

Mientras Europa emerge de la primera fase de la crisis del coronavirus, Rijk Zwaan se afana por hacer un balance de la situación. La casa de semillas ha preguntado a sus socios de la cadena europea, desde productores hasta minoristas, sobre el impacto de la crisis en sus negocios y sus expectativas para el futuro.

La compañía ha complementado las respuestas con ideas de organizaciones como Rabobank, Edge by Ascential y Nielsen, así como con la experiencia de sus propios especialistas en cultivos y mercados.

Rijk Zwaan comparte todos los hallazgos relevantes con sus clientes para ayudarlos a responder a los cambios en la nueva cadena de suministro.

Preocupación por la incertidumbre laboral y económica

Uno de los cambios clave es el mayor enfoque en el cambio a la cosecha mecánica. Esto se ha intensificado por los desafíos laborales. Las restricciones a los viajes en Europa han causado una escasez de temporeros y el distanciamiento social no es posible en muchos entornos de trabajo en el sector hortícola. Ambos factores han derivado en costes adicionales en la cadena de suministro en fresco.

Artículo relacionado: Las 3 claves del futuro de la lechuga 

Según la investigación de Rijk Zwaan, la mano de obra está demostrando ser un problema particular para los productores y las empresas de procesado en el Reino Unido, Alemania, España e Italia, y también es un problema en el sector orgánico.

Muchos socios de la cadena en Europa no solo están preocupados por la mano de obra, sino también por una posible recesión, especialmente debido a la incertidumbre sobre su gravedad y duración y cómo afectará la demanda de frutas y verduras.

Alta demanda de hortalizas

Sin embargo, no todo son malas noticias. Según los minoristas y mayoristas entrevistados por Rijk Zwaan, las ventas de frutas y verduras aumentaron en un promedio de 20% a 40% durante el confinamiento.

Durante la fase de compra de pánico, los llamados vegetales y productos básicos con una larga vida útil, como la lechuga iceberg, los pimientos, los tomates y las espinacas congeladas, tuvieron una demanda particularmente alta. Hubo una caída temporal en la demanda de especialidades vegetales, ensaladas y melones «on the go», en parte debido al colapso repentino de las ventas de foodservice, pero estos productos se recuperaron gradualmente.

Al haber reducido inicialmente su número de unidades de mantenimiento de existencias (SKU), los minoristas indican que estos están volviendo a los niveles anteriores ahora que la situación de bloqueo europeo se está aliviando.

Mayor interés en productos frescos y saludables

El estudio identifica oportunidades futuras para toda la cadena de suministro en fresco. Ha habido un aumento significativo del interés del consumidor por la cocina casera fresca y saludable, y las personas han buscado activamente nuevas ideas de recetas durante el confinamiento. La plataforma de consumidores Love My Salad atrajo tres veces más visitantes de lo normal y un folleto de berenjena logró una gran cantidad de descargas.

Durante el brote de coronavirus, los medios de comunicación destacaron regularmente la importancia de un estilo de vida saludable y los beneficios de comer frutas y verduras.

La investigación realizada por Rabobank predice que «fresco y saludable» y «cocina casera» seguirán siendo tendencias importantes para el consumidor en el futuro, al igual que «local for locals» y nuevos canales de venta como el online y las cajas de comida con recetas.

Crecimiento del consumidor en línea, local y orgánico

Como era de esperar, las ventas online alcanzaron su punto máximo durante el coronavirus. Los minoristas europeos registraron aumentos del 30% al 50% en sus canales online.

Las cadenas de supermercados, y también los proveedores de cajas de comida a domicilio, han luchado por mantenerse al día con la demanda. Ha habido un aumento generalizado de compras de productos locales y orgánicos, a veces directamente del agricultor. Esto se ha debido, en parte, a que los consumidores han mostrado un mayor interés en los orígenes de los productos y los métodos de cultivo, y en parte debido a su deseo de apoyar a las empresas locales.

Los expertos predicen que algunas de las ventas adicionales del canal en línea, cajas y productos locales / orgánicos se mantendrán después de la crisis.

Compartir con socios de la cadena

Rijk Zwaan comparte estos y otros hallazgos con sus socios de la cadena de manera individual para ayudarlos a capitalizar nuevas oportunidades juntos. La compañía de mejora de vegetales también ofrece varias soluciones, como Salanova® Teenleaf para la cosecha mecánica, la promoción de ideas inspiradoras para cocinar en casa con vegetales y hortalizas que son ideales para cajas de recetas gracias a su tamaño más pequeño o mayor vida útil.

Más fuertes juntos

Rijk Zwaan se compromete a apoyar a los productores y socios en sus esfuerzos para producir, distribuir y / o procesar frutas y verduras. «Basándonos en los últimos conocimientos del mercado, nuestro objetivo es ayudar a la cadena alimentaria de los vegetales a adaptarse a la «nueva economía» proporcionando un servicio personalizado, relevante y aplicable».

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola