La tecnología CART adapta el swirkii al cambio climático

bioline sello cart

La empresa Bioline ha desarrollado sus dos primeros productos bajo este sello, Swirscolor Premium y Starskii.

Bioline Iberia nació hace apenas año y medio fruto de la unión de Biocolor y Bioline y en este tiempo ha logrado posicionarse en el sector del control biológico gracias a su apuesta por una estrategia clara basada en la sostenibilidad medioambiental y las personas.

Este jueves la empresa ha presentado sus dos primeros productos con el sello CART (Climate Adapted Release Technology) de tecnología adaptada al cambio climático. Bajo el lema, ‘tecnología que protege’, dejan patente que la ciencia y la biología no solo no están reñidas con la tecnología, sino que se apuntalan en ella.

Las novedades Swirscolor Premium y Starskii mejoran la oferta de Amblyseius Swirskii, el insecto benéfico más comercializado en el campo almeriense, a través de una mayor adaptación de los insectos al cambio climático. “En el proceso de producción simulamos condiciones extremas y seleccionamos los ácaros que mejor se comportan”, explica Rocío López, responsable de Marketing de la empresa. En el futuro esta tecnología se aplicará a otros insectos benéficos, y ya trabajan en el desarrollo de soluciones para plagas emergentes, algunas nuevas y otras ya conocidas pero que no se veían en el campo desde hace más de una década. Es el caso del “minador de la hoja, ha vuelto a aparecer, especialmente en cultivos de sandía y pepino”.

Los envases en los que se distribuyen ejercen de pequeñas ‘biofábricas’ que contienen más de 1.000 ácaros que se distribuyen por el cultivo a través de un Sistema de suelta controlada optimizada en el tiempo.

Los sobres, fabricados con materiales biodegradables y reciclables, incluyen una formulación diseñada para una mayor durabilidad en el tiempo, de modo que la población de insectos continúe reproduciéndose en el sobre para dar nuevas generaciones de swirskii (cada sobre contiene más de un millar de ácaros). “Como es polífago, -se alimenta de araña roja, larvas de trips…- además de sustratos, aditivos, y los propios insectos, añadimos la presa de la que se alimenta en el envase”.

Soluciones para todo tipo de sistema y zona de cultivo

La empresa ofrece soluciones de biocontrol para cultivos tan dispares como los hortícolas, la soja, la fruta o el cannabis medicinal, y adapta los envases para optimizar las sueltas (en sobres, sticks, booklines, etc).

Actualmente Bioline Iberia cuenta con más de 65 empleados y distribuye sus productos en España, Portugal y Marruecos, ofreciendo productos frescos, de producción local, que llegan en apenas horas de la biofábrica al campo. Además, se ha convertido en la primera empresa de control biológico adherida a SIGFITO para gestionar y reciclar los envases plásticos de sus productos.

Artículo relacionado: Bioline, biofábrica y ‘academia’

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola