Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Las exportaciones de cebollas holandesas aumentan un 49%, superando el nivel dev 1.000 millones de euros en 2023

La actual temporada de exportación holandesa entra en su 37.ª semana, con un retraso del 13% respecto a la anterior. Sin embargo, en medio de esta situación, también hay un gran logro: en 2023 la facturación de las exportaciones ha aumentado un asombroso 49%, superando la épica barrera de los 1.000 millones de euros.

Otra temporada de extremos

Los Países Bajos han experimentado una temporada de cultivo excepcionalmente errática, caracterizada por variaciones sustanciales en el tamaño de las cosechas en todo el país. Algunas regiones soportaron casi 40 días consecutivos sin llover, un periodo de sequía sin precedentes en el país. Por el contrario, en julio se registraron abundantes y prolongadas lluvias, con todas sus consecuencias. Ha sido una temporada tanto de sequía como de exceso de precipitaciones, lo que provocó problemas de rendimiento, disminución de los calibres medios y escasez de cebollas grandes, sobre todo en las zonas meridionales.

Mayor alcance en África

Se observan tendencias similares en destinos africanos como Mauritania, Malí, Guinea Ecuatorial y Gambia. También se reciben cantidades sustanciales de cebollas holandesas en los muelles de las Seychelles, el país africano más pequeño, formado por 115 islas, así como en los puertos de Mauricio, otro archipiélago africano en el océano Índico. Las cebollas holandesas llegan a diversos rincones del planeta. Brasil vuelve a tener demanda, y también se envían cantidades cada vez mayores de cebollas de Países Bajos a destinos de Europa del Este, como Azerbaiyán, Croacia, Montenegro y la República Checa.

La superficie total dedicada a las cebollas de siembra holandesas alcanzó las 29.300 hectáreas, lo que supone un aumento del 6,7%, de 2.000 hectáreas en comparación con 2022. Esto supuso una recuperación con respecto a la disminución del 9% en la superficie de cultivo el año anterior, volviendo a los niveles de 2021. Las cebollas de siembra amarillas representaron el 87% de la superficie (frente al 82% en 2022), mientras que las cebollas de siembra rojas ocuparon el 13% restante.

Según las cifras definitivas de la Oficina Central de Estadística de los Países Bajos (CBS), el rendimiento bruto por hectárea de cebollas amarillas de siembra en 2023 se estima en 46,2 toneladas, casi un 2% más que en 2022. Además, la superficie total cultivada se amplió a más de 25.000 hectáreas, un aumento de casi el 14% respecto al año anterior. Esto dio lugar a la cosecha de casi 1,2 millones de toneladas de cebollas amarillas de siembra, lo que representa un aumento de casi el 15%. Aproximadamente 1,1 millones de toneladas de las cebollas amarillas cosechadas están disponibles para el mercado de exportación.

Con un rendimiento de 42,3 toneladas por hectárea, la producción de cebollas rojas de siembra también experimentó un aumento en comparación con la temporada anterior, un 5,8%. Sin embargo, las cebollas rojas de siembra se cultivaron en casi 4.000 hectáreas en los Países Bajos, lo que supone un descenso del 20% respecto al año anterior. La cosecha total de cebollas rojas de siembra en la campaña 2023 ascendió a 157.000 toneladas, lo que supone una reducción de más del 20% respecto al año anterior.

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola