«Los módulos de ecológico de los semilleros tienen mucho respeto a los pulgones»

AGROBIO Suelta mecanizada de Orius en semillero

Agrobío ofrece todo tipo de estrategias de biocontrol en semillero para anticiparse a posibles problemas de plagas.

Los semilleros incorporan nuevas estrategias de control biológico a sus protocolos de manejo de plagas. Hasta hace poco se basaba en el control fitosanitario, además de los cerramientos, buenas estructuras y el uso de placas cromotrópicas.

En el año 2009, Agrobío fue precursora de las primeras sueltas de enemigos naturales en semillero con la introducción de Nesidiocoris en el cultivo del tomate; y esta sigue siendo la estrategia más eficaz para mantener a raya plagas tan preocupantes como la Tuta absoluta. Los semilleros son conscientes de que para proteger las plantas de las plagas es importante adoptar las medidas adecuadas, por lo que actualmente seguimos colaborando con muchos semilleros trasladando nuestro conocimiento en biocontrol y el manejo de los auxiliares a sus necesidades para mantener las plagas a raya.

Para facilitar el trabajo de las sueltas han desarrollado máquinas que les permiten distribuir los diferentes enemigos naturales sobre las bandejas, consiguiendo una mayor uniformidad sin necesidad de mover las plantas. «Los individuos se liberan dejándolos caer directamente sobre las hojas de las plantas junto al material inerte que se encuentra en el interior del preparado comercial. De esta forma, los insectos ninfas y adultos se repartirán de forma homogénea rápidamente sobre la superficie», explican desde la empresa.

Estrategias de biocontrol en semillero

Ácaros depredadores y alimentación sobre las plantas

Para anticiparse a las plagas, Agrobío recomienda la instalación precoz de A. swirskii (SWIRScontrol) o T. montdorensis (MONcontrol), que combinados con su alimento directamente en planta (POWERmite o POWERfood), multiplicarán sus poblaciones y ayudará a controlar la mosca blanca, el trips y la araña roja desde el primer momento. Esta estrategia desarrollada por Agrobío es clave para conservar y fortalecer los depredadores, ya que partimos de una situación libre de plaga y los auxiliares necesitan otra fuente de nutrientes para sobrevivir.

Super Orius contra trips

Para el control de las poblaciones de trips en los semilleros, la suelta de Orius laevigatus como tratamiento de choque es la herramienta que ofrece los mejores resultados en el menor tiempo.

Con las lineas seleccionadas genéticamente de este auxiliar Agrobío ha conseguido mejorar el establecimiento de este depredador en situaciones difíciles, como pueden ser las condiciones dentro del semillero, debido a la falta de polen y al bajo nivel de plaga tolerado. Resulta fácil encontrar ninfas en tiempo récord y el control de trips es mucho más eficaz.

ORIcontrol Plus y Cold junto con la presa enriquecida para alimentación de chinches consigue una mejor adaptación de este depredador aumentando su fecundidad y favoreciendo su establecimiento. POWERmite Plus y POWERfood PLus, las nuevas mezclas de dietas de Agrobío, aportan una fuerza extra, esto lo convierte en el gran aliado para las estrategias preventivas.

Además, se puede introducir junto con la PLANTAcontrol Lobularia, que ayudará a mantener siempre poblaciones de Orius en el semillero, y servirá de refugio a otros enemigos naturales como los parasitoides de pulgón gracias a sus recursos florales.

MIXcontrol para controlar los focos de pulgón

«Los módulos de ecológico de los semilleros tienen mucho respeto a los pulgones por lo que establecen estrategias preventivas basadas en sueltas de parasitoides». Para mantener los parasitoides es conveniente que haya algún pulgón huésped como los que ofrece PLANTAcontrol, pero no es estrictamente necesario cuando se realizan pequeñas sueltas pero frecuentes de parasitoides. «Con MIXcontrol, aportamos en un formato de mezcla pequeño varias especies diferentes, como Aphidius spp. o Aphelinus, con los que controlaremos cualquier pulgón plaga».

«Implementando el control biológico desde el semillero, el cultivo estará eficazmente protegido desde el primer momento, y tendremos plantas más sanas con menos tratamientos, lo que facilitará un mejor establecimiento del insecto auxiliar en el invernadero desde el momento del trasplante», destacan desde Agrobío.

Para que el control biológico sea un éxito también es importante el apoyo de un equipo técnico especializado; el semillero se acondiciona, se regula la Humedad Relativa, se establece una buena ventilación y en determinados casos se delimitan las zonas de trabajo, para que los protocolos de actuación funcionen. Pero tan importante es la adecuación de las instalaciones como disponer de insectos beneficiosos de gran calidad, que cuenten con una buena genética capaz de ejercer un control adecuado durante todo su ciclo de vida así como un buen servicio de logística, sobre todo en esta época del año, con producciones tan concentradas.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola