Los productores ucranianos no quieren ser olvidados

La invasión rusa a Ucrania ha supuesto un desequilibrio en el mercado hortofrutícola, que se reunió en abril para la feria de Fruit Logistica 2022, donde las empresas ucranianas aprovecharon para seguir comerciando
Fruit Logistica

Entre los temas que más preocupan ahora al sector hortofrutícola se encuentra, sin duda, el de la guerra de Ucrania y cómo esta deja varios frentes abiertos. La imposibilidad de este país de mantener los niveles de importación ha llevado a una redistribución de productos frescos europeos y de otras partes del mundo que antes tenían un destino fijo y ahora aún está por ver dónde acabarán.

La inestabilidad de los mercados de la Unión Europea es ya una realidad y muchas empresas buscan desesperadas las maneras de contrarrestar los efectos negativos que ha provocado la invasión rusa de Ucrania.

Los ucranianos, por su parte, no solo se ven incapacitados a la hora de importar las toneladas de productos frescos que importaban hasta ahora, sino también de exportar productos básicos de su economía. Ante la escasez de productos básicos como son el trigo, la cebada y la espelta, los ucranianos han de recurrir a la exportación de otros productos, en este caso los alimentos frescos.

Hay aún una parte de Ucrania que no se ha visto del todo afectada por la guerra y que debe seguir con sus trabajos. Así, muchos de estos comerciantes y productores del sector siguen luchando desde Ucrania por no ser olvidados, por poder seguir trabajando, negociando, comerciando.

Con ese mensaje acudieron 13 empresas a la pasada feria de Fruit Logistica 2022, celebrada en Berlín durante los días del 5 al 7 de abril. Su máximo representante era la Asociación de Berries de Ucrania (UBA) y su presidenta, Iryna Kukhtina, quien se mostraba contenta de estar presente en la feria a pesar “de todas las dificultades” y aseguraba que “Ucrania está viva”.

Paseaban por los pasillos portando sus banderas y recibían a quienes quisieran escucharlas en uno de los stands del pabellón 8, pues todas eran mujeres, bien refugiadas o residentes en Alemania.

Sin embargo, su presencia en la feria no estuvo siempre clara. Según los organizadores del evento, habían perdido el contacto con ellos en los primeros días de guerra hasta que una de las representantes en el extranjero les puso en contacto con la asociación. Kai Mangelberger, gerente de proyectos de Fruit Logistica, asegura que quisieron transmitir un mensaje claro: “seguimos aquí, seguimos comerciando, comerciad con nosotros, por favor, porque solo así podremos empezar de nuevo”.

Además, afirma que “una parte de su negocio es el comercio de frutas y hortalizas, pero la otra es informar políticamente, enseñar, estar presentes y no rendirse”, otro de los motivos por los que acudieron a una de las ferias más importantes a nivel internacional.

Por el contrario, no hubo representación de empresas rusas ni bielorrusas en Fruit Logistica 2022. Los organizadores del evento y estas empresas llegaron al acuerdo de que, lo más lógico, sería esperar a que llegara la paz.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola