Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Loxa es circular

A través del proyecto Oleovaloriza, premiado en Bruselas, San Isidro de Loxa reutiliza subproductos para abonar sus cultivos de espárrago.
Jorge Rodríguez loxa

La estrategia de San Isidro de Loxa pasa por dos puntos fundamentales: economía circular y diversificación. Bajo la premisa de que la circularidad no es una opción ni una estrategia de marketing, la empresa puso en marcha en 2018 el proyecto Oleovaloriza, que obtuvo en Bruselas el Premio a Mejor Modelo de Negocio 2018 Agri ForValor. Con él revalorizan los subproductos y eliminan los efluentes de las balsas (lodos) y los residuos de olivar, aprovechándolos para distintos fines, como la producción de fertilizante agrícola de alta calidad en sus cultivos de espárrago verde (un proyecto que llevaron a cabo junto con la UGR y el CSIC). Además, tienen una planta de valorización, clarificación y comercialización del hueso de la aceituna como biomasa de calidad normalizada para la elaboración de biocombustibles y están realizando pruebas para reaprovechar la pulpa en alimentación animal.

“El compost da unos resultados muy buenos en campo. Aumenta el rendimiento y es apto para cultivos ecológicos”. Los beneficios ya se han podido ver en campo y “tenemos lista de espera de nuestros socios para comprar este abono”, asegura Jorge Rodríguez, director comercial de la firma.

En esa línea de apuesta por la sostenibilidad, han implementado placas solares y están en fase de certificación de huella de carbono, “un aspecto que cada vez demandan más las cadenas de distribución”, y del módulo GlobalG.A.P. Spring (gestión sostenible del agua).

El segundo pilar de su modelo de negocio, la diversificación, combina cultivos de fresco como el espárrago con una línea de IV y V Gama. Junto a la producción de aceite de oliva, tienen conservas de espárrago entero y a trozos en Aove, al agua 100% naturales (solo con espárrago, agua, sal y limón), mermelada de espárrago y alcachofas confitadas en Aove. “Es una forma de aportar valor añadido al producto y buscar alternativas”, especialmente cuando los precios caen.

Sin embargo, cabe recordar que, aunque el mercado español de las conservas es fuerte, en espárrago hay “mucha competencia” de China, Perú y Chile. “Defender un producto de calidad es complicado. En España el consumidor va a precio”.

En cifras

San Isidro de Loxa nació en 1958. Actualmente trabajan en la cooperativa 1.400 familias socias que cultivan 850 has, principalmente en Granada y el resto en Antequera (Málaga). En 2021 recolectaron 3,5 mill. kg de espárrago verde, y en 2022, 2 mill. kg.

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola