Reducir el IVA de los alimentos es una medida que debe mantenerse hasta la bajada de la inflación

En la inauguración del 25º Congreso AECOC de Frutas y Hortalizas, el director general de AECOC consideró que “la medida permite a las rentas más bajas acceder a productos saludables, ya que son los hogares que mayor parte de su presupuesto destinan a la alimentación”.

AECOC ha reunido, este martes y miércoles en el 25º Congreso de Frutas y Hortalizas en el Palacio de Congresos de Valencia, a más de 600 productores, distribuidores y asociaciones del sector. En la inauguración del evento, el director general de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores valoró la rebaja del IVA aprobada por el Gobierno para algunos alimentos básicos como “adecuada, ya que permite a las rentas más bajas acceder a productos saludables, como frutas y hortalizas, porque estos hogares son los que mayor parte del presupuesto destinan a la alimentación”.

En su intervención, José Mª Bonmatí consideró que “los datos de inflación están mejorando”, pero pidió “mantener la rebaja del IVA hasta que la inflación esté controlada”.
Sobre el actual contexto de incremento de precios, el director general de AECOC recordó que las empresas “están haciendo esfuerzos para garantizar que los consumidores puedan comprar los productos que necesitan a los mejores precios, ya sea reduciendo sus márgenes o buscando fórmulas para ser más competitivas”.

El director general de AECOC también hizo referencia a los costes regulatorios de las medidas aprobadas por la administración, y reclamó “garantizar la seguridad jurídica y que los costes incorporados sirvan para conseguir los objetivos de la regulación, que en casos como el del impuesto a los plásticos creemos que no se cumple”.
“Las normas actuales no van dirigidas a incrementar la producción de alimentos, sino a poner trabas”

El valor de la alimentación en una sociedad urbana

La primera jornada del congreso contó con la intervención del exministro de trabajo, Manuel Pimentel, que habló de “la venganza del campo”, en referencia a la pérdida de valor de los alimentos para la sociedad urbana que se ha traducido en un abandono de las producciones agrarias y, en consecuencia, un notable incremento de los precios.

En su reflexión, Pimentel recordó que “con la globalización y la gran eficiencia de la cadena se llegó al mínimo de precios de los alimentos, que dejaron de ser una preocupación para los consumidores”. En este contexto, Pimentel expuso que “las normas actuales no van dirigidas a incrementar la producción de los alimentos, sino a poner trabas” y reclamó a las empresas del sector “sentirse orgullosas de que proveéis alimentos a la sociedad, que nos debe valorar por eso”.

Pimentel consideró que “el incremento de precios de los alimentos es un problema, porque afecta a las familias, pero no podemos responsabilizar al sector productivo ni a la distribución, porque estaríamos pegándonos un tiro en el pie”. El exministro de trabajo concluyó valorando que “si seguimos con normas que aplasten la producción subirán los precios y acabaremos teniendo problemas de escasez”.

Un sector exportador

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, puso en valor el sector de frutas y hortalizas, que produce 28 millones de toneladas de alimentos al año y genera 18.600 millones de euros anuales en exportaciones, siendo “el sector estrella en las ventas al exterior”.
El portavoz del ministerio de Agricultura, Pesca y alimentación se refirió a la sequía como uno de los principales desafíos del sector. “La mayoría de la superficie agraria en España es de regadío, por lo que debemos darle el mejor uso posible al agua”. En este sentido, Miranda recordó que la administración prevé una inversión de 2.100 millones de euros hasta 2026 para modernizar los regadíos nacionales y mejorar los sistemas de reutilización de agua.

TE PODRÍA INTERESAR
  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola