Una campaña (casi) perfecta y un sector con dos grandes desafíos pendientes

presentación informa cajamar 2017

Una fecha importante, marcada a rojo en el calendario por todo el sector el sector y ya tradicional en Almería. La presentación del ‘Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería’ elaborado por el Servicio de Estudios Agroalimentarios de Cajamar, volvió a llenar la popularmente conocida Casa de Las Mariposas en el año en que el estudio cumple su mayoría de edad. Y lo hizo con las mejores noticias, las de una campaña 2016/17excepcionalmente buena», con un incremento del 20,3% en la media de precios y un +17 % del valor de la producción. La ola de frío de enero fue clave en la consecución de estos resultados, ya que aunque afectó al rendimiento de las producciones (-2,6 %), dejó como protagonista (prácticamente) en solitario a la provincia. Roberto García Torrente, director de Innovación Agroalimentaria de Cajamar, recordó la imagen de los lineales vacíos en países como Reino Unido, y lanzó la pregunta: “fue solo por el frío o influyó el Brexit?”. Y es que tras el referéndum que dictó el ‘divorcio’ con la UE se produjo una clara depreciación de la libra y desequilibrios en el cambio, por lo que algunos pudieron dirigir sus productos a otros mercados.

“Nunca hay una campaña perfecta, pero la pasada fue buena sin lugar a dudas”, aseguró. Y lo mejor de todo es que reitera una evolución al alza en los últimos 8 años. Se puede ver un claro ejemplo de ello observando la curva de crecimiento del valor de la producción en el periodo que va de la campaña 2008/09 a 2016/17, con un +58%. O en la evolución del peso de la exportación, que registró un “récord absoluto” con un valor conjunto superior a los 2.500 millones de euros y que sigue aumentando respecto al total de la producción hortofrutícola: actualmente ya representa el 76,2%. En Italia y Reino Unido aumentaron las cantidades exportadas

Se acelera también la integración empresarial y la concentración de la oferta, un claro síntoma de la profesionalización del sector. “Las 5 mayores empresas reúnen ya casi el 40% del volumen total”, dijo García Torrente. Y al hilo de esto habló también del aumento de la superficie de las explotaciones. Si en 1999 las fincas de más de 10 hectáreas representaban un ínfimo 4%, en 2013 ya eran un 20%.

¿Por qué estamos donde estamos? El director de Innovación Agroalimentaria de Cajamar apuntó a la confianza de los mercados en el buen hacer de las empresas almerienses. Factores como la trazabilidad, el aumento de la ventana productiva, el nivel de seguridad alimentaria y el servicio hacen que la agricultura almeriense siga creciendo campaña tras campaña y el agro está atrayendo la inversión de agentes de otros sectores y del propio sector, pero de otras zonas productoras.

Campaña 2016-2017  por productos

En el último ejercicio la superficie de cultivo se ha incrementado en unas 450 Has (+1,5%), alcanzando las 30.456 Has. Y si nos fijamos en el periodo de 2008-2016 ese incremento ha sido de 4.500 Has, “más que la superficie invernada conjunta que tienen Granada y Málaga juntas”.

Como se comentaba anteriormente, las bajas temperaturas influyeron en la campaña, y en lo que se refiere a producción provocaron un descenso totalizando 3.286.385 toneladas. Esta caída fue prácticamente generalizada, con la excepción de la sandía (+5 %). Por productos, los peor parados fueron judía verde (-19,5 %), melón (-9,4 %) y berenjena (-8,8 %), seguidos del tomate (-4,2 %) y el pimiento (-0,7 %). Sin embargo, la menor oferta redundó en mejores cotizaciones, con un valor un 40,2 % superior a las de 2015-2016. La palma se la llevó la  berenjena (0,71 €/kg y una variación del 73,6 % en valor), seguida del pepino (0,62 €/kg y +45,8%). El calabacín experimentó una mejora del 34% en precio y del 26,1 % en valor, y el tomate del 31,7%, con una cotización media de 0,64 €/kg. Solo el melón y la lechuga cayeron tanto en producción como en precios, siendo especialmente acusado en el primer caso (-22,3 %), lo que viene a confirmar la pérdida de competitividad de Almería en este segmento.

Durante la presentación de estos resultados García Torrente quiso subrayar un aspecto cuanto menos preocupante, el descenso del 3,3 % de la superficie cultivada con control biológico que totalizó 25.715 hectáreas (el 56,4 % de la superficie cultivada en la provincia). La ‘revolución verde’ que abanderó el sector es una de sus señas de identidad y confianza y por tanto “no deberíamos relajarnos. Por supuesto que los productos agroquímicos que se están utilizando son mucho más respetuosos que los de antes pero debemos seguir el camino que iniciamos y que tan buenos resultados ha dado”.

El gran reto

La asignatura pendiente del campo sigue siendo el déficit hídrico, a pesar de que la agricultura almeriense es un ejemplo de gestión (la producción bajo plástico consume el 30% del agua para riego y aporta el 70 % del valor añadido agrícola). Para contribuir a la sostenibilidad del sector, el presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, anunció la decisión del Consejo Rector de incluir el ‘agua’ como elemento central en la estrategia de Cajamar.

Como entidad profundamente arraigada en el territorio y con un marcado carácter social, Cajamar ha desarrollado diferentes estudios de investigación sobre esta materia, el más reciente ‘Los mercados de agua en España. Presente y perspectivas’, publicado en marzo del año pasado, y además desde la Estación Experimental Las Palmerillas desarrollan diferentes estudios e iniciativas, como pueden ver en este artículo que publicamos en Fruit Today.

¿Brexit o Bremain?

Una de las novedades que ha incorporado este año Cajamar en su cita anual con el sector es la presentación de un informe sobre uno de los temas más candentes. Se trata del texto Brexit y sector agroalimentario: dónde estamos y hacia dónde vamos de Horacio González Alemán, de la consultora Thoffood. Una “foto fija de lo que se barrunta que va a pasar” en los dos años de negociación que quedan por delante. El propio Horacio González adelantó que será una época difícil y que, de no llegar a ningún entendimiento en 2019, “puede ser un caos, sobre todo para Reino Unido”, un mercado importante para España pero sin apenas producción. “Les vendemos tres veces más de lo que les compramos, aunque tienen mucho poder de compra”. Por ello, apeló a “no perder de vista al cliente y a seguir construyendo en base a la lealtad”. De momento lo que sí está claro es que “la UE es el único interlocutor con Reino Unido, y lo está haciendo muy bien”. Si finalmente se oficializa el ‘divorcio’ los agentes de aduanas “van a volver a ponerse de “moda”, aunque González lanzó un órdago: queda pendiente la ratificación del Parlamento británico, por lo que “no habría que descartar un Bremain”.

 

Pueden descargarse el informe completo del Análisis de la Campaña Hortofrutícola de Cajamar aquí

 

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola