“Almería es la Arabia Saudita de la biomasa”

Presentación libro Bioeconomía cajamar

¿Qué es la bioeconomía? Seguramente haya escuchado alguna vez este término, aunque muchos no sepan bien en qué consiste.

Y no es de extrañar, ya que ni siquiera es una ciencia por sí misma, sino un concepto cuyo límite confluye entre diversas disciplinas y supone un nuevo movimiento, una “catarsis” de la sociedad que surgió a raíz de la necesidad de gestionar el mundo y sus recursos, finitos, de una forma totalmente distinta (circular) y, sobre todo, sostenible, primando la optimización de cada insumo y la reutilización y transformación de residuos. Alfredo Aguilar, uno de los padres de la ‘biodiplomacia’ en Europa y director de la Task Force Bioeconomy de la Federación Europea de Biotecnología, introducía así la temática de la nueva entrega de la colección de estudios Mediterráneo Económico de Cajamar, Bioeconomía y desarrollo sostenible”.

Durante la presentación del libro, llevada a cabo este lunes en el Centro de Cultura de Cajamar en Almería, tanto Aguilar como Francisco J. Egea (ambos coordinadores de la obra, junto a Daniel Ramón), dieron unas cuantas pinceladas a cerca del contenido de una obra planteada desde sus inicios como un texto “provocador”, una herramienta que “levante del sillón” a políticos, científicos, agricultores y ciudadanos. “Nuestra intención es que genere un proceso transformador. No queríamos un libro perfecto sino algo que fuera realmente útil, porque las generaciones futuras no nos perdonarán si no hacemos nada” ante los enormes retos que se avecinan a nivel global (demográficos, alimentarios, energéticos y ambientales).

¿Cómo alimentaremos al mundo en 2050?

No es un problema baladí, y la respuesta tampoco. En tres décadas “la población llegará a los 9.000 millones de habitantes y se necesitará incrementar la producción de alimentos más de un 70% con menos recursos que los actuales, con el consiguiente gasto energético”, recordó el presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, durante su intervención. Se trata de un tema de gran calado que preocupa a la sociedad, y por ello la entidad ha querido aportar su granito de arena con esta publicación, la tercera a nivel europeo en la materia (según estimaron los autores) y, probablemente, la más completa, con unas 400 páginas en las que 54 expertos de primer nivel abordan ejemplos prácticos de Bioeconomía desde una perspectiva multidisciplinar.

Cambio de una mentalidad vertical a otra circular

La bioeconomía supone sobre todo un “cambio global de mentalidad que se ha ido gestando desde abajo, desde el mundo de la empresa y la economía real, y que ahora está encima de la mesa del debate público global. No es la única solución a nuestros problemas, pero con toda seguridad tendrá un protagonismo fundamental en la consecución de nuestras metas”, dijo Aguilar.

Atrás debe quedar la economía vertical, en pos de una circular que reutilice y dote de nueva vida a los recursos biológicos, los deshechos agrícolas, las microalgas… Todos ellos “son una fuente increíble de sustancias químicas nuevas que pueden servir por sí mismas o como parte de otras”. Aguilar fue un paso más allá y recordó las palabras de un colega suyo, Christian Patterman, gurú de la bioeconomía a nivel mundial y asesor del gobierno alemán, que le dijo que “Almería es la Arabia Saudita de la biomasa. No nos damos cuenta, pero estamos sentados en una mina de oro. Si eso mismo estuviera en Alemania ya se habría explotado, sería una máquina de hacer euros, y nosotros lo dejamos ahí. Son recursos fabulosos por la cantidad de moléculas de valor que contienen”.

En la Unión Europea, la bioeconomía comienza a ser una realidad. En conjunto sus diferentes ramas generan anualmente un volumen de negocio que sobrepasa los dos billones de euros y da empleo a más de 22 millones de personas.

Cajamar, “locomotora” de la bioeconomía española

Francisco J. Egea, uno de los coordinadores del libro y profesor titular de Química Analítica de la Universidad de Almería (UAL), recordó que Almería ha sido “bastante pionera en comunicar en qué consiste la bioeconomía”. Solo un año después de que la Unión Europea publicara la Estrategia de Bioeconomía Europea (2012), la UAL organizó unas jornadas sobre la materia. Además Cajamar ha apostado por este tema a través del impulso de la Cátedra Cajamar, el Congreso Nacional de Bioeconomía, el libro que presentó el lunes y, próximamente, un Máster que se está empezando a gestar en la UAL. Por todo ello, se ha convertido en la auténtica “locomotora de la bioeconomía española”.

II Congreso de Bioeconomía en Barcelona

El próximo jueves 14 de junio Cajamar y la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) han organizado el II Congreso Nacional de Bioeconomía, que se celebrará en el Parque Tecnológico de Barcelona. La iniciativa comenzó hace dos años, con la celebración del primer encuentro en la sede del PITA en Almería, y se propone organizar congresos bienales y encuentros entre congresos, como el celebrado en 2017 en el Centro de Experiencias Cajamar en Paiporta (Valencia).

La versión digital del libro “Bioeconomía y desarrollo sostenible” está disponible online y puede descargarse de forma gratuita aquí.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola