Claves para entender los clubs citrícolas

Paco Borrás

El mundo varietal citrícola gira entorno a la convivencia simultánea de variedades históricas libres, con variedades de royalties y con la vista puesta en que éstas tienen una fecha definida para ser, a su vez, libres

Este artículo analiza cómo ha acontecido el desarrollo de royalties, el cambio de mentalidad del citricultor, los aforos y los resultados que estos clubs ofrecen, así como una reflexión ética.

Un poco de historia

A finales de la primera década del siglo XXI, esta fórmula comenzó a tomar forma dentro del mundo citrícola. Era nueva para la categoría, pero llevaba funcionando muchos años en el mundo de las manzanas.

Desde entonces han sido muchas las variedades con royalty que se han presentado. Algunas aparecieron con esquemas muy concretos de clubs estructurados, otras con detalles más específicos respecto a cómo realizar su entrada en los mercados y otras, simplemente, con una limitación de plantas o hectáreas garantizadas. Dentro de estas variedades había tanto mandarinas como naranjas o limones.

Sin embargo, las variedades consolidadas con el transcurso de los años han sido tres y las tres se corresponden con mandarinas de segunda temporada: Nadorcott, Tango y Orri.

Es cierto que alguna otra mandarina apunta maneras, pero es pronto para señalar una verdadera consolidación. En naranjas y limones también existen los clubs, pero es prematuro hablar de volúmenes tangibles y variedades que aporten diferenciaciones significativas.

Por este motivo, este artículo analizará solo las tres variedades de mandarinas más consolidadas.

Corría el año 1996, cuando en los círculos citrícolas se empezó a escuchar el nombre Afourer y en 1997, AVASA (Agrupación de Viveristas de Agrios S.A.) dio a conocer la relación de plantones vendidos en la Comunidad Valenciana por los viveros autorizados, concluyendo que eran 1.200 plantas de Afourer, nombre que se le continuó dando a los plantones hasta el año 2002, en el que aparecen en la lista 30.316 plantones de Afourer y 17.990 de Nadorcott.  Esta doble denominación se siguió usando hasta 2007, año en el que se interrumpen las ventas de con estas dos denominaciones y no vuelven a aparecer hasta el año 2010.

En el momento de este parón, ya se habían plantado 774.820 árboles de Aforurer&Nadorcott, además de una serie de hectáreas injertadas a partir del material plantado.

Mientras tanto se había creado la Asociación de Obtentores Vegetales (ANOVE), con posterioridad el Club de Variedades Protegidas (CVVP), así como diversos procesos de legalización que pasaron por conflictos con los sindicatos y con los agricultores históricos, la mayoría de ellos pequeños y medianos. Fue una etapa de choque de mentalidades, así como el inicio de procesos judiciales con sus correspondientes sentencias posteriores, que en la mayoría de los casos se resolvieron a favor de los propietarios de las variedades.

En esos momentos, las primeras plantaciones de Nadorcott, o Afourer&Nadorcott, como queramos denominarlas, ya estaban en producción. Por otro lado, también entraban en producción los 30 millones de plantas de clementinas que se plantaron entre 1996 y 2005 y que alcanzó un máximo histórico de 1.600.000 Tm, con un problema colateral: el pie tolerante adelantaba la maduración y mientras que antes, los huertos de clemenules sobre pie amargo se recolectaban en febrero sin problemas, ahora había que limpiar los árboles antes de mitad de enero.

Un pormenorizado análisis de este cuadro indica que los mejores resultados para los productores provienen de las mandarinas con royalties. Claramente, el ‘Modelo Royalty’ y los clubs con sus ‘numerus clausus’, bien por árboles o por hectáreas, así como los sistemas colaterales de financiación, se han afianzado.

El momento actual

La gestión de las tres variedades más implantadas hasta la fecha es independiente ya que Nadorcott está gestionada por el CVVP, Tango por Eurosemillas, como licenciatario de las patentes de la Universidad de Riverside (California), y Orri por Orri Running Committee (ORC) por cuenta del Plants Production and Marketing Board(PPMB) de Israel.

Las plantaciones realizadas por esta última ya han superado la cifra de 400.000 Tm, tal y como figura en el cuadro

GRAFICO PACO 2

El gráfico demuestra que, considerando el número de hectáreas plantadas entre los tres clubs, la cifra pronto alcanzará las 15.000 y su rendimiento para 2025, según todos los análisis, se calcula en unas 550.000 Tm de cosecha en España, solo con las licencias distribuidas hasta la actualidad. Un panorama en el que no debe olvidarse a la variedad Leanri y otras menos destacadas que también se sitúan en la segunda temporada.

En la campaña actual 2021/22, la suma de estas tres variedades se estima en unas las 460.000 Tm y en una primera aproximación, con todos los riesgos que suponen las profecías, la merma de Clemenules parece que dejará un panorama despejado a partir de enero.

¿Dónde y quién ha plantado las mandarinas de royalties?

Dónde, lo sabemos con bastante exactitud y quién, lo podemos imaginar. Según los datos aportados directa o indirectamente por los diferentes gestores, las hectáreas de las tres variedades por provincias son:

La imagen muestra cómo estas nuevas mandarinas han sido plantadas en las zonas donde anteriormente no había casi mandarinas.  Concretamente, en Castellón, de sus 28.382 ha de mandarinas, solo un 3,52% son de estas variedades, aunque con una buena aportación de resultados. En Valencia no es tan exagerado, pero su porcentaje también está por debajo de la media de España.

Si atendemos a la estructura de la propiedad en estas dos provincias, cabe asegurar que son en su mayoría, pequeños y medianos propietarios, con parcelas ubicadas en las zonas históricas del minifundismo valenciano.

Esta fue el área que provocó la primera reacción frontal contra las legalizaciones de las nuevas variedades, en parte, porque suponía un cambio significativo de mentalidad para el citricultor. Hasta finales del siglo pasado se habían transmitido las nuevas variedades de unos agricultores a otros sin que el concepto de propiedad de la variedad existiera. El desarrollo de estos clubs significó un cambio absoluto de paradigma y la forma de trabajo costó ser entendida. También habría que resaltar que, en algunos casos, se alentó plantar las novedades sin explicar bien lo que podría suceder después, aunque del mismo modo, y no de forma generalizada, hubo abuso de picaresca para no cumplir las normas.

Producción en Marruecos y Egipto

Para tener una perspectiva más global hay que señalar que hace años que ya se están plantando Nadorcott en Marruecos y Egipto. Tango ha iniciado su andadura también en Egipto y, por tanto, España tendrá que compartir mercados con fruta de estos orígenes.

Por otro lado, también es cierto que desde los meses de febrero a mayo, el mercado demandaba mandarinas mejores que las Ortaniques y, hasta hoy, está dispuesto a pagar por un producto ‘fácil de pelar’.

Por todo ello, es posible imaginar que Europa sea capaz de asumir ordenadamente y sin caer en los precios de diciembre y enero provocados por las clementinas, cuyas cifras de oferta son entrono al 1.200.000 Tm entre todas las procedencias.

Todo esto, siempre que no aparezca una verdadera ‘clementina’ válida para esos meses, porque entonces la reacción del consumidor podría cambiar de orientación.

Dudas éticas

La cadena de valor histórica basada en el pequeño y mediano productor, el pequeño y mediano exportador y los viveristas autorizados, que llevó las cifras de la producción citrícola española de 2.500.000 a 5.500.000 Tm en la segunda mitad del siglo pasado, funcionó en términos generales, trasladando los resultados de la comercialización a las familias y pueblos que cultivaban el producto. El entorno de dichos pueblos se mantuvo ‘sostenible’ y muchas familias humildes pudieron mandar a sus hijos a la Universidad gracias a los cítricos. No había royalties y las variedades se compartían. La cuestión es: estas nuevas empresas ‘propietarias’ de variedades, ¿devolverán alguna parte de sus beneficios a las tierras y las familias que se los generan?

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola