Soltir será la primera subasta eco en Murcia

La compañía se inicia en el cultivo ecológico con el propósito de convertirse en la primera subasta murciana con producción bio

A finales de año la compañía inició un plan de transición hacia el ecológico en unas 20 hectáreas de pimiento california que entrarán en producción en 2021.

“El planteamiento pasa por abrir una línea de venta diaria en subasta con un producto ecológico que ofrece todas las garantías de nuestros socios agricultores y del que se puede beneficiar cualquier operador exportador que lo necesite”, explica Angel García, director gerente de la compañía.

En estos días, los agricultores de Soltir están recibiendo diferentes charlas informativas sobre lo que puede suponer el paso del convencional al ecológico. “La realidad es que se han mostrado muy receptivos porque saben que existe un incremento importante de la demanda, pero sobre todo porque esta transición resulta muy fácil en algunos productos como el california ya que llevamos muchos años con la utilización de métodos de lucha integrada y sólo supondrá sumar unos pasos más para llegar al ecológico.”

En el aspecto productivo, la campaña actual contará con las mismas hectáreas de pimiento que el año pasado, unas 450. Por lo que respecta tanto al brócoli como a la alcachofa se ha producido una reducción importante. El primero baja un 15% y la segunda disminuye hasta un 20% su volumen de producción. Sin embargo, hay que destacar que la campaña de esta última transcurre por muy buenos derroteros, con unas liquidaciones interesantes para los agricultores situadas entre los 80 céntimos y los 2 euros.

“Realmente, la meteorología nos ha acompañado durante este año ya que las lluvias de noviembre fueron muy beneficiosas para la alcachofa y, al contrario de lo que ha sucedido en las zonas productoras de la Vega Baja o el Campo de Lorca, no hemos sufrido las heladas”.

Sin embargo, el producto estrella del año ha resultado ser el calabacín, con un incremento de superficie del un 16%. “Las condiciones de suministro a los clientes están siendo excelentes y todo indica que reforzaremos este producto que mantiene una demanda creciente”.

El principal obstáculo de su cultivo, el virus Nueva Delhi, es controlado por los productores de Soltir con un nivel de aislamiento muy perfeccionado, que arranca desde el momento de la plantación hasta la recolección y que consiste en un invernadero interno dentro del propio invernadero. Este recubrimiento aísla la planta según va creciendo hasta que llega la hora de su corte.

A finales de marzo, se pondrá en marcha la última inversión tecnológica, será de unos 500.000 euros y supondrá la robotización del almacén, e incluirá un brazo robótico para el movimiento de mercancías.

Aunque el ADN de Soltir y sus agricultores es claramente la subasta como método de venta, la firma hace ya varias campañas que optó por la comercialización directa, una forma de diversificar riesgos. “Creo que debemos evolucionar con el tiempo o, por lo menos, tener más de una opción y eso es también lo que buscamos cuando tengamos subasta diaria con producto eco. Será una nueva alternativa.”

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola