BASF: un polinizador para cada necesidad

La firma completa su gama de calibres aportando mayor versatilidad con variedades que cumplen a la perfección con su función agronómica y contribuyen a aumentar el rendimiento de las explotaciones gracias a su calidad interna.
BASF Kalanda

Porque sin una adecuada polinización no disfrutaríamos de la mejor sandía, en BASF continúan ampliando su gama de polinizadores con microsemilla con un doble objetivo: por un lado, mejorar la polinización y, por ende, la producción de la variedad principal, y por otro, ofrecer un fruto de calidad que se pueda comercializar, contribuyendo de este modo a aumentar el rendimiento de la explotación.

Y prueba de todo eso son Premium F1, el polinizador líder del mercado; Kalanda F1, más temprano y de mayor calibre que Premium F1; Frilly F1, un polinizador mini perfecto para el consumo individual y muy valorado en el mercado ecológico; y, finalmente, Kalimba F1, la incorporación esta campaña y que es ideal para mercados que buscan calibres más pequeños.

En este sentido, Pere Montón, Account Manager de sandía de BASF, explica que Kalimba F1 “cubre todas las necesidades agronómicas asegurando una alta capacidad polinizadora”. Más pequeña que Premium F1 (2-3 kilos), “esta variedad responde perfectamente a las exigencias del mercado de exportación, que demanda calibres 6 y 7”, y lo que es más importante, “con la calidad de Premium F1”.

Completa gama de calibres

Kalanda F1 es el polinizador de mayor calibre de BASF (3 – 4 kg). Recomendado para ciclo temprano, destaca por su adaptación a condiciones climatológicas adversas (bajas temperaturas), ofreciendo siempre un fruto de calidad superior al resto de referencias de su segmento y sin problemas de ahuecado.

Premium F1 es, por su parte, la variedad líder del mercado gracias a su fácil manejo y óptima rentabilidad tanto como polinizador como para monocultivo. Es compatible con todos los tipos de sandía que existen en el mercado y resulta especialmente interesante para exportación, ya que ofrece frutos de 2,5 a 4 kilos. Está recomendado para trasplantes medio-tardíos tanto de invernadero como al aire libre.

Por último, Frilly F1 es una mini con microsemillas tipo Crimson fácilmente distinguible de cualquier otra variedad gracias a sus frutos de forma redonda, ligeramente ovalada, con rayado verde oscuro muy llamativo y gran uniformidad de calibres. Destaca por su capacidad de cuaje y elevado número de frutos por planta.

Con todas ellas, BASF ofrece una solución a cada demanda del mercado sin perder de vista su sello de identidad, la calidad interna, que le ha permitido elevar el estándar y, con él, el consumo de sandía en España y Europa.

* APC concedido y en proceso de solicitud para la inclusión en el EC Common Catalogue of Vegetable Varieties.

 

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola