Cajamar: entidad de referencia para el sector agroalimentario

cajamar Casa_de_las_Mariposas

La banca cooperativa Cajamar mantiene su posición de entidad de referencia para el sector agroalimentario, y eleva hasta el 15,3 % su cuota de mercado nacional en el sector primario (agricultura, pesca y ganadería), para el que dispone de una amplia y especializada oferta de productos y servicios, así como de programas de asesoramiento técnico especializado y transferencia de conocimiento a empresas, cooperativas y productores.

En 2021 siguió ampliando sus actuaciones dirigidas a mejorar la  competitividad, financiación y gestión de la información del sector agrario, pesquero y agroalimentario español; además de proveer líneas financieras para proyectos sufragados con fondos europeos, fomentar una mayor contratación de seguros agrarios y apoyar a las organizaciones asociativas y profesionales del sector. En esta línea ha suscrito un nuevo convenio de colaboración con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y ha puesto en marcha Plataforma Tierra, junto a IBM, para facilitar y acelerar la generación de nuevas soluciones para sus socios y clientes, desarrollando modelos de inteligencia artificial destinados a mejorar la eficiencia y la sostenibilidad de las explotaciones agrarias. Así ha puesto a disposición de los usuarios la primera herramienta web para la gestión digital del riego y la fertilización.

Asimismo, Cajamar continúa promoviendo actuaciones dirigidas a la innovación y sostenibilidad del sector agroalimentario mediante investigaciones, estudios y ensayos en sus centros experimentales de Almería y Valencia, que han desarrollado 110 acciones de transferencia de conocimiento, presenciales y telemáticas, a las que han asistido más de 8.700 personas.

También está presente en ferias y participa en la organización de foros y encuentros empresariales para dar a conocer los retos a los que se enfrentan las empresas españolas y las oportunidades que los fondos europeos Next Generation les brindan para la modernización e innovación de sus negocios. Y acompaña a las empresas exportadoras, para colaborar en su promoción exterior y dar respuesta a las necesidades de financiación destinadas a su expansión nacional e internacional.

A su vez, sigue compartiendo conocimiento con el sector empresarial y la sociedad en general a través de nuevas publicaciones, entre las que destacan ‘Enoturismo sostenible e innovador. Modelos de éxito alrededor del mundo’, premiada por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV); ‘Observatorio sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo. Informe 2020’; ‘Observatorio sobre el sector agroalimentario de las regiones españolas. Informe 2020’, y ‘Análisis de las exportaciones agroalimentarias. Año 2020’, además de informes de conyuntura sobre distintos mercados y subsectores.

De otra parte, también ha presentado dos nuevos monográficos de la colección de estudios Mediterráneo Económico: La biodiversidad marina. Riesgos, amenazas y oportunidades’, coordinado del divulgador científico Manuel Toharia; y ‘El futuro de las pensiones en España’, coordinado por el catedrático de la Universidad Complutense y subdirector de Fedea, José Ignacio Conde-Ruiz.

Finanzas sostenibles

El modelo de banca cooperativa de Cajamar, y  su vocación de apoyo a las personas, las empresas y los sistemas productivos locales, se sustenta en una política de sostenibilidad basada en su compromiso social, ambiental y de gobierno corporativo.

En este sentido, en 2021 ha elaborado y puesto en marcha su Plan Director de Finanzas Sostenibles, al objeto de consolidar y reforzar su cultura sostenible, dar respuesta a las demandas de los órganos reguladores internacionales, contribuir a establecer la hoja de ruta de descarbonización para reducir las emisiones de  CO2, alcanzando las cero emisiones  netas antes de 2050, y acompañar a sus socios y clientes en todo el proceso de transición justa hacia una economía baja en carbono.

Como un paso más en su estrategia de movilización y asignación de recursos financieros en el ámbito de la economía sostenible, así como de contribución a los objetivos medioambientales y sociales de la Unión Europea, ha establecido en 2021 un Marco de Bonos Sostenibles, bajo el cual tiene previsto emitir bonos sociales, verdes y/o sostenibles, como un instrumento eficaz para canalizar las inversiones para luchar contra la exclusión social y promover el desarrollo sostenible. A su vez tiene establecidos criterios de exclusión, estrategias valorativas y vinculaciones no deseadas, teniendo fijadas una serie de exclusiones para la transición ecológica así como exclusiones de carácter ético.

Asimismo, forma  parte  de  diferentes organizaciones orientadas al fomento de las finanzas sostenibles y a la lucha contra el cambio climático. Está adherido a los Principios del Pacto Mundial de Naciones Unidas; es  miembro de  la  UNEP  FI,  signatario fundador  de  los  Principios  de  Banca Responsable; reporta su  huella de  carbono  a Carbon Disclosure Project (CDP), con una valoración A- que  le  posiciona  entre las empresas líderes y más avanzadas por su desempeño y la transparencia de su  gestión  medioambiental; así como apoya y sigue las recomendaciones del Task Force Climate Financial Disclosure (TCFD) en materia de Finanzas Sostenibles. Además, se ha adherido a la iniciativa Science Based Targets comprometiéndose a establecer los objetivos de reducción de emisiones Net Zero.

En relación con la transparencia y gestión, calcula cada año su huella de carbono y compensa el 100 % de sus emisiones, mediante la compra de créditos para le proyecto “Conservación de la Amazonía en Madre de Dios Perú”, contribuyendo de este modo a reducir la reforestación de la zona y en consecuencia a una gestión forestal sostenible generadora de beneficios a las comunidades locales.

Como consecuencia de todo ello, Grupo Cooperativo Cajamar ha recibido en 2021 la maxima distinción de la agencia Sustainalytics, Top Rated, que le acredita entre las 50 empresas con mejor calificación mundial por su gestión de los riesgos medioambientales, sociales y gobierno corporativo (ASG). A su vez, este reconocimiento le ha permitido obtener tres sellos diferenciadores que le sitúan como entidad referente a nivel Global (ESG Global 50), a nivel regional (ESG Regional) -europeo- y a nivel industrial (ESG Industry) -industria bancaria-, conforme al informe Rating de riesgo ASG Sustainalytics.

Documento de Presentación de Resultados Consolidados del cuarto trimestre de 2021

Resultados

La banca cooperativa Cajamar muestra la positiva evolución de su negocio y cuenta de resultados al cierre de 2021, un año marcado, en lo económico y social, por la evolución de la covid, en el que la importante generación de ingresos y la notable reducción del activo irregular le permiten continuar con el saneamiento del balance, incrementar coberturas y provisiones, y elevar la solvencia.

En este escenario continua mejorando la calidad de sus activos, destinando la mayor parte de los ingresos del negocio y de los resultados de operaciones financieras (ROF) a aumentar las coberturas y provisiones del activo irregular. Tras lo cual, el resultado consolidado antes de impuestos se eleva a 77,8 millones de euros y, después de la deducción de impuestos, el resultado consolidado neto asciende a 62,6 millones, un 163,6 % más que el obtenido en 2020.

La gestión del activos improductivos contabiliza una disminución de 350 millones en los riesgos dudosos totales, que anotan un descenso del 21 % respecto al año anterior,  lo que minora  la tasa de morosidad en 1,2 puntos hasta situarla en el 3,6 %, por debajo del 4,3 % de la media sectorial. A su vez, tras destinar  474 millones de euros a la cobertura de activos financieros y no financieros, un 28,1 % más que en el ejercicio anterior,  la tasa de cobertura de la morosidad se sitúa en el 71,3 % y anota una mejora significativa de 12,4 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, la reactivación de venta de activos adjudicados a particulares y la venta a Cerberus de una cartera inmobiliaria por valor neto contable de 217 millones de euros contribuyen a una disminución de 503 millones de los activos adjudicados netos, que descienden un 38,7 % respecto a 2020. Al tiempo que eleva la tasa de cobertura de activos adjudicados hasta el 61,7% y la tasa de cobertura del activo irregular hasta el 65,4 %, incluyendo en ambos casos las quitas producidas en el proceso de adjudicación.

La buena evolución del negocio posibilita que el margen bruto crezca un 30,3 %, hasta los 1.371 millones de euros, a lo que contribuyen el crecimiento del margen de intereses en un 10,1 % interanual, con los ingresos generados por la reactivación de la actividad financiera de empresas y familias; el ahorro de los gastos por intereses, y las ganancias por activos y pasivos financieros, con un incremento del 116,5 % respecto al año anterior. Como resultado de todo ello, la ratio de eficiencia se sitúa en el 43,4 %, tras registrar una mejora de 11,2 puntos porcentuales.

Actividad comercial

El desarrollo de la actividad comercial repercute en el incremento interanual del 9,1 % de los activos totales, hasta los 58.513 millones de euros, y en el crecimiento del volumen total de negocio gestionado, que alcanza los 95.221 millones de euros.

Los recursos gestionados minoristas crecen un 12 %, respecto al año anterior, hasta los 45.145 millones de euros, destacando el aumento en un 16,6 % de los depósitos a la vista y en un 41,2 % de los fondos de inversión.

El crédito a la clientela sano minorista crece en 1.710 millones de euros, un 5,3 % más respecto al año anterior, y alcanza los 33.782 millones de euros, siendo de resaltar el incremento de la nueva financiación en un 7,8 %, concedida especialmente a empresas, sector agroalimentario y familias.

En relación a las soluciones financieras y flexibilidad de pago dirigidas a aquellos clientes que han tenido dificultades transitorias como consecuencia de la pandemia, del total de moratorias concedidas por importe de 1.011 millones de euros tienen su carencia finalizada  un total de 1.006 millones, siendo dudosas solo un  3,8 % de las mismas. Mientras que el saldo vivo de los préstamos con garantía ICO disminuye a 1.761 millones de euros, de los que un 70,9 % se ha destinado a pequeñas y medianas empresas y un 8,7 % a familias. Con lo cual, los créditos con garantía pública reducen su peso y suponen tan sólo el 4,9 % del total de la inversión crediticia bruta.

Fruto de esta actividad comercial, Grupo Cooperativo Cajamar incrementa su cuota de mercado nacional en inversión hasta el 2,9 % y en depósitos, hasta el 2,5 %; y mantiene la novena posición del ranking por volumen de negocio y la octava por margen bruto entre las 10 entidades significativas del sistema financiero español.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola