El granizo causa daños de hasta el 100% en fincas de fruta de Lleida y Aragón

daños nectarina granizo lleida

El granizo que cayó entre las dos y las ocho de la tarde del pasado martes ha causado daños de entre el 30 y el 100% en las cosechas de fruta de varias fincas del Segrià, en Lleida, y Huesca.

El presidente del sindicato agrario Asaja en Lleida, Pere Roqué, ha explicado a ACN que ha habido afectaciones en varios municipios del sur de la comarca como Aitona, Soses, Torres de Segre, Alcarràs o Ximenells. Según las primeras estimaciones del Departamento de Agricultura de Cataluña, ha afectado a unas 9.418 hectáreas de cultivos agrarios, 5.982 de las cuales corresponden a fruta dulce, mayoritariamente en melocotones y nectarinas, pero también ha provocado afectaciones en 3.436 hectáreas de cereal, tanto de verano como de invierno.

En la zona más oriental de la provincia de Huesca, alrededor de 1.500 hectáreas han resultado dañadas por la tormenta. Los frutales del Bajo Cinca y el Cinca Medio están entre los más afectados, con daños que van del 30 al 100% en variedades como melocotón, la nectarina o el paraguayo. Dentro de la superficie afectada, también hay cereal y viña.

La tormenta fue muy virulenta y dejó caer granizo de forma intensa en algunas zonas, con piedras de tamaño variable, pero que en algunos casos llegaron a los 3 centímetros de diámetro, haciendo caer frutos y hojas en el suelo y dañando, en algunos casos ramas, un hecho que también repercutirá en la cosecha del año próximo.

La consellera de Agricultura, Teresa Jordà, ha señalado que los daños son «importantes» y se trasladará a la zona para apoyar al sector.

El temporal se ha producido cuando aún queda mucha fruta para recoger y tendrá repercusiones negativas en la contratación, ya que hará falta menos mano de obra de la prevista. Los agricultores reclaman a Agroseguro que agilice las peritaciones para poder valorar qué hacen con la fruta que queda en los árboles.

Mal año para el sector

Además de los campos de fruta de hueso, que están en el momento álgido de recolección, la piedra también ha afectado campos de cereales. El representante de Asaja en Lleida explicó que la granizada ha tenido diferentes fases en cuanto a la intensidad y que el tamaño de la piedra que ha caído va desde la que no hacía más que un garbanzo hasta la que llegaba a las dimensiones de una moneda de euro.

Roqué explicó que entre la fruta afectada hay nectarina, paraguayas o melocotón y ha augurado que los daños provocarán «pérdidas de puestos de trabajo». El presidente de Asaja en Lleida lamentó que la granizada ha llegado en un año que debía ser «el de la recuperación del sector», después de que en la campaña del 2019 hubiera pérdidas de 65 millones de euros, según los cálculos del sindicato.

También ha recordado que este año ha habido que hacer frente a gastos extraordinarios de adaptar la campaña a las exigencias derivadas de la pandemia del coronavirus, por lo que ha dado por hecho que las compensaciones de los seguros no cubrirán el que se ha invertido.

Fuentes: Asaja Lleida / elperiodico.com / lamanyana.cat

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola