Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Elecciones europeas: demandas de FEPEX en el ámbito hortofrutícola

Implementar medidas de salvaguardia en casos de incremento descontrolado de importaciones de países terceros que perjudiquen a la producción comunitaria, potenciar la capacidad de inversión de las explotaciones hortofrutícolas y aprobar medidas eficaces de gestión de crisis son tres de las principales medidas que FEPEX demanda a los futuros europarlamentarios, tras las elecciones al Parlamento Europeo, que tendrán lugar en todos los Estados miembros hasta el domingo
elecciones europeas

En el ámbito de la política comercial, la globalización del mercado comunitario ha sido sólo en una dirección, facilitando la entrada de las producciones procedentes de países terceros en la UE, pero no al contrario, como lo reflejan las cifras. La exportación de la UE de frutas y hortalizas a países terceros se sitúa en 5,1 millones de toneladas y la importación es más que el doble, en 11,9 millones de toneladas, según datos de Eurostat hasta septiembre de 2023. En valor, las ventas totalizaron 7.277 millones de euros, frente a 13.907 millones de euros de importación.

Por tanto, desde FEPEX se considera necesario, por un lado, retomar la defensa de la preferencia comunitaria, basada en la aplicación de medidas de salvaguardia cuando las importaciones alcancen unos volúmenes que provoquen perturbaciones graves de los mercados o daños graves a la producción comunitaria. Y, por otro lado, en los acuerdos comerciales con países terceros son precisas medidas de reciprocidad en los ámbitos más sensibles, destacando el fitosanitario y el medioambiental.

Para FEPEX, es necesario también que la política agraria comunitaria potencie la capacidad de inversión del sector con el fin de mejorar las explotaciones frente al cambio climático y para mejorar también la competitividad. En este sentido se propone que la ayuda financiera de la UE para la ejecución de programas operativos de las organizaciones de productores reconocidas en virtud del Reglamento (UE) 1308/2013 se incremente al 10% del valor de la producción comercializada.

Y en tercer lugar se considera indispensable, mejorar las herramientas para la gestión de crisis de mercados. El sector productor y exportador de frutas y hortalizas frescas obtiene la mayor parte de las rentas de los mercados, principalmente el comunitario, donde se destinó el 83% de la exportación de 2023, y donde se producen frecuentes crisis. Éstas son ocasionadas, en algunos casos, por desequilibrios entre la oferta y la demanda interna, y en otros, por desequilibrios provocados por el crecimiento de las importaciones y no hay medidas eficaces de gestión de mercado por lo que se considera necesario mejorar las existentes.

En el ámbito productivo, entre otras medidas, se considera imprescindible disponer de herramientas fitosanitarias suficientes y no eliminar las existentes sin que haya alternativas eficaces. La propuesta de Reglamento de la Comisión Europea sobre el uso sostenible de productos fitosanitarios, presentada en junio de 2022 en el marco de la Estrategia de la Granja a la Mesa, tenía implicaciones muy negativas para la producción, porque agravaba la actual insuficiencia de productos fitosanitarios. Su retirada ha sido bienvenida esperando que, en la nueva legislatura, el próximo proyecto de Reglamento tenga en cuenta la realidad productiva del sector hortofrutícola, que necesita instrumentos útiles para hacer frente a plagas y enfermedades de las plantas y así garantizar alimentos saludables a precios asequibles.

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola