Fresa Flavia: El testimonio de dos productores de Basilicata (Italia)

fresa

Muchas empresas están probando con gran interés las variedades patentadas por CIV, en particular la variedad llamada «Flavia*», que se caracteriza por su maduración temprana, vigor medio, frutos externos al follaje y, por lo tanto, fáciles de cosechar, alta resistencia al oidio y a enfermedades de hojas y raíces en general, excelente sabor, muy dulce, con baja acidez y alto porcentaje de fruta de calidad extra.

Al ser adecuado para las prácticas de replantación en suelos agotados por el cultivo intenso y repetido de fresas, ha demostrado una buena adaptabilidad a la agricultura orgánica y a las técnicas agronómicas de bajo impacto medioambiental.

El CIV solicitó a dos productores de Policoro un testimonio de primera mano. Los dos productores se ubican en la región de Basilicata, particularmente en el área de Policoro, un área altamente especializada que cuenta con 1000 hectáreas de plantaciones de fresas.

El primer productor, Salvatore Santorsola, decidió este año cultivar por primera vez en su negocio familiar la variedad de fresa Flavia* que ya había observado en los últimos años durante su actividad paralela como consultor técnico agrónomo en varias granjas locales. En la actualidad, Santorsola tiene 34 000 plantas en producción. “La variedad Flavia* demuestra ser una variedad vigorosa que alcanza rápidamente un crecimiento equilibrado tanto en términos vegetativos como productivos, garantizando una fructificación temprana y constante. La variedad muestra una buena adaptabilidad a diferentes, y no siempre óptimas, condiciones de suelo y clima, lo que confirma que es una opción válida, si consideramos la heterogeneidad de nuestros suelos y la tendencia climática anómala de los últimos años», dice Santorsola. Respecto a la fisiología de la planta, añade: «La arquitectura de la planta se caracteriza por una disposición espacial óptima de los órganos epigeos, lo que permite una interceptación óptima de la luz, una buena aireación, operaciones de cosecha fáciles y, por último, pero no menos importante, la eficacia de los tratamientos de las hojas. Estos factores, combinados con un hábito de crecimiento rústico silvestre, reducen la incidencia de los fenómenos de pudrición de las frutas y, en general, de las principales enfermedades causadas por hongos», dice con respecto a la susceptibilidad a las enfermedades.

Luego continúa contando su experiencia con la calidad de la fruta: “la fruta, de color rojo escarlata, es particularmente brillante debido a los aquenios hundidos. Las cualidades estéticas de la fruta persisten durante varios días después de la cosecha. Además, se debe mencionar la capacidad de esta variedad para conseguir una coloración uniforme de la fruta incluso al principio de la temporada de cosecha, cuando las bajas temperaturas dificultan la maduración”.

Luego, el ingeniero agrónomo se centra en la forma del fruto y en la firmeza de la pulpa: «La forma es de cono truncado, el tamaño medio grande. La forma y el tamaño son casi uniformes durante toda la temporada. La pulpa extremadamente firme facilita el manejo de la fruta durante las operaciones de cosecha». El potencial comercial es muy prometedor: «La uniformidad de tamaño y la regularidad morfológica de las frutas facilitan la comercialización de Flavia* en diferentes tipos de envases. Este es un aspecto importante dadas las diferentes solicitudes de los clientes italianos en cuanto a sus preferencias de embalaje. La textura de la pulpa ayuda a determinar una excelente vida útil que tiene capacidad para satisfacer destinos comerciales particularmente exigentes. Las primeras frutas cosechadas ya muestran una alta calidad organoléptica, lo que garantiza precios competitivos desde el inicio de la temporada comercial que normalmente es un período en el que el suministro es por lo general bajo en términos cualitativos y cuantitativos. Estos factores, sumados a una, en general, constante calidad medio alta de la fruta, que es apreciada por la gran mayoría de los clientes en términos de sabor, colocan a la fresa Flavia* en el segmento de rango medio alto. ¡Su única limitación hasta la fecha es que aún no es bien conocida por los operadores del sector! «.

El otro testimonio viene del productor Agostino Oliveto, quien ya ha cultivado la variedad de fresa Flavia* durante tres años consecutivos explotando la técnica de replantación, sin tener ningún efecto negativo en la productividad ni en la calidad de la fruta. De hecho, la variedad Flavia*, como muchas variedades CIV, es resistente a las enfermedades fúngicas radicales y necesita poco nitrógeno para crecer. Oliveto nos confirma la información sobre la rusticidad de la planta, la arquitectura que facilita la cosecha al reducir sus costos por unidad de peso del fruto, la disposición del follaje que, aunque vigorosa, no causa demasiada sombra y garantiza una producción constante e ininterrumpida si se gestiona bien. Agostino afirma que en cuanto al rendimiento: «La productividad total es buena, alrededor de 800 gramos. Normalmente, la primera cosecha se produce en un período temprano, en las primeras dos semanas de enero, con entre 10 y 15 gramos por planta». En cuanto a la calidad de la fruta, Agostino confirma su tamaño medio grande, su uniformidad, su color rojo brillante y su pulpa firme y crujiente». Finalmente, destaca otro aspecto muy interesante: «Incluso a altas temperaturas, como a principios de mayo, donde en la mayoría de los casos la calidad de la fruta de la mayoría de las variedades comienza a deteriorarse, la variedad Flavia* mantiene la máxima calidad».

  • Tarjeta/Programa de reproducción de la fresa de CIV

Activo desde 1984, se ha desarrollado a lo largo de cuatro líneas de investigación: variedades de fresas de refloración, variedades de fresa para regiones templadas y mediterráneas, así como para regiones continentales y variedades adecuadas para la transformación industrial. El uso de técnicas clásicas y el desarrollo de nuevas variedades que garanticen una alta producción y una excelente calidad de la fruta, junto con la rusticidad natural y el vigor de las plantas, constituyen los objetivos principales del CIV para ofrecer al mercado nacional e internacional no solo la calidad sino también la mejor sostenibilidad ecológica.

  • Tarjeta/CIV – Consorzio Italiano Vivaisti CIV

El CIV – Consorzio Italiano Vivaisti es líder en innovación varietal y en la producción de materiales de propagación certificados en Italia. Activo desde 1983, con sede en San Giuseppe di Comacchio, en la provincia de Ferrara, el CIV se compone por los tres principales viveros italianos del sector: Vivai Mazzoni, Salvi Vivai, Tagliani Vivai. A través de la sinergia, la experiencia y las importantes inversiones en investigación, el CIV puede ofrecer productos de vanguardia que responden mejor a las necesidades del mercado. El CIV, demostrando una gran visión de futuro, se ha comprometido durante años a seleccionar variedades que puedan proporcionar una producción de alta calidad con requisitos de energía reducidos y bajo impacto ambiental. En general, los tres viveros producen alrededor de cinco millones de portainjertos cada año, 3,5 millones de plantas de manzanas, peras y frutas de hueso y 150 millones de plantas de fresa. El CIV es miembro fundador de la Red Internacional de Nuevas Variedades (INN), una asociación mundial de viveros que promueve el intercambio, la evaluación y la comercialización de nuevas variedades en las principales áreas de producción del mundo.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola