Impuesto a las ganancias de los super portugueses

Antonio Costa, primer ministro portugués, no se anda por las ramas y ha sido contundente: la distribución debe pagar un nuevo impuesto como consecuencia de las ganancias que obtiene por el periodo inflacionario que vive el país.
portugal

El mismo melón se abrió y se cerró en pocos días en España, en el momento en que la vicepresidenta del gobierno Yolanda Díaz abogó por una cesta de productos básicos a 30 euros. Las patronales españolas de la distribución estallaron en ira y todo quedó en debate mediático, a estas horas ya olvidado. En España, “los gobiernos- desgobiernos” (en plural, of course) se piensan las cosas un poco más porque estamos en periodo pre-electoral. Justo lo contario a lo que sucede en nuestro país vecino, que cerró urnas el pasado mes de enero y con mayoría absoluta.

En Portugal la presión fiscal no solo se elevará para las empresas de los sectores energéticos, que han logrado grandes beneficios por el impacto de la crisis causada por la guerra de Ucrania en sus negocios, sino también para el sector de la distribución, que tributarán por los beneficios que “están teniendo injustificadamente debido a esta crisis de inflación” ha señalado contundentemente Costa a los periodistas.

Costa no ha detallado si el impuesto a las cadenas de supermercados será similar al que se aplicará a refinerías y empresas de petróleo, gas y carbón, que pagarán al menos un 33% sobre los beneficios extraordinarios de 2022.

Sin embargo, dejó claro, sin embargo, su carácter temporal y, de momento, limitado a este ejercicio. Esto obligará a que la tramitación de la medida se realice en un proyecto de ley al margen de los Presupuestos Generales y que pueda aprobarse antes de que acabe el año.

Recordar que España y Portugal han ido de la mano en asuntos de tanta envergadura como la excepcionalidad ibérica con el tope al gas.

La tasa de inflación en Portugal en septiembre alcanzó el 9,28%, la más elevada de los últimos 30 años, debido al empuje de los precios en el sector energético y en la alimentación, según datos del Instituto Nacional de Estadística. En el conjunto de la zona euro, la subida fue de un 10%. El Banco Central de Portugal prevé para 2022 una inflación del 7,8%.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola